Connect with us

Fútbol Nacional

“Coco” González me puso “Candú” Palma

Por: Geovanni Gómez
@geovannygo

Nadie le conoce por su verdadero nombre, sino por su apodo, el que fue originado en un partido de Liga Nacional por su compañero en la Universidad, Santos “Cocodrilo” González, quien no recordaba que aquel joven lleno de ilusiones se llamaba Pablo Palma, pero si no olvidó que pasaba cantando una melodía folklórica de Honduras llamada Candú. Desde ese día nadie lo llama por otro nombre, ni sus padres, esposa e hijas. La carrera de “Candú” Palma fue exitosa jugando 12 temporadas con los Pumas de la Universidad y una con Platense, además de su paso por el Comunicaciones de Guatemala, pero quizás su mejor recuerdo es su participación en los tres partidos del Mundial de Túnez, con sus recordados maestros Rodolfo “Popo” Godoy y Carlos Cruz Carranza. Hoy jubilado de la ENEE nos recuerda sus grandes vivencias en el fútbol hondureño.

¿De dónde sale el mote?

Un histórico Universidad de donde fue parte importante “Candú” Palma, de pie segundo de izquierdo a derecha.

Un histórico Universidad de donde fue parte importante “Candú” Palma, de pie segundo de izquierdo a derecha.

Me lo puso el “Coco” González en 1976, estando en la cancha se le olvidó mi nombre, pero recordó que yo tarareaba la famosa canción Candú. Normalmente empezaba a cantar negrita para amarte nació mi corazón… Entonces me gritó pásame la bola Candú, yo se la di y la prensa que estaba cerca de la cancha escuchó y desde entonces me llamó así.

¿No le molestó ese hecho?

Para nada, lo agarré con simpatía, mis padres también me dicen así, igualmente mi esposa e hijas, por lo que ya es parte de mi nombre. Aquí en la colonia donde vivo preguntan por Pablo Palma, los vigilantes le dicen que nadie vive allí con ese nombre, pero cuando preguntan por Candú, allí si hay respuesta afirmativa.

¿De dónde salió “Candú” Palma?

Yo nací una aldea llamada Chandela, Cantarranas, pero mi papá me asentó en Talanga, de donde vine de unos cuatro años a Tegucigalpa, especialmente a la colonia La Fraternidad, donde comencé mi historia en el fútbol.

Específicamente, ¿cómo se vuelve futbolista?

A través de los torneos de barrios y colonias de Tegucigalpa, llamados mundialitos, yo jugaba para La Fraternidad, pero en realidad usábamos el nombre de Brasil, jugando la final con la Kennedy, cuyo nombre usado fue Alemania.

¿Ese proyecto sacó muchos jugadores?

En realidad eso fue clave para que en esos años Tegucigalpa tuviera a los mejores jugadores, muy técnicos porque los profesores eran muy dedicados, ahora hay muchas falencias, no es lo mismo, el nivel lo veo muy bajo.

¿Cómo se da el pase a Liga Nacional?

“Candú” Palma nos recuerda con nostalgia su aporte en el fútbol hondureño.

“Candú” Palma nos recuerda con nostalgia su aporte en el fútbol hondureño.

Inicialmente los clubes de la Liga, ya que no existía la Fenafuth, iban a buscar talentos, allí me vio el Motagua, pero fue la Universidad que pagó por mi ficha a través del doctor Raúl Leitzelar.

¿Cómo fue su llegada a los Pumas?

Muy buena, me recibió el entrenador brasileño Luis Comintante, pero estuvo poco, a los dos meses se regresó a Brasil. Mi debut fue frente a Platense, haciendo dupla con Bertín Zelaya, apenas tenía 17 años, pero creo que lo hice muy bien.

¿A quien marcó en su debut?

Al colombiano Óscar Mariano Piedrahita, era complicado marcarlo, pero me acostumbré a marcar a los mejores de la época como Allard Plummer, el papá de Carlos Plummer Pavón.

¿Siempre fue defensor central?

No, cuando llegó el profesor Ricardo Taylor me utilizó de lateral derecho y en los clubes juveniles donde actué lo hice de delantero, hacía muchos goles. En una ocasión el profesor “Calistrín” Suazo no encontraba al sustituto del licenciado Orellana, quien había sido fracturado, yo le dije que podría ayudarle, me quedó viendo y me dijo que sí, que iba a ser dupla con Salvador Pacheco Molina, y lo hice francamente bien.

¿A qué jugadores pumas recuerda?

Con los Pumas de la U en una concentración, de pie aparecen “Chomo” Aguilar, salvadoreño Fredy Orellana, “Candú” Palma, Martínez, el directivo José Luis Gaido. Agachados: el argentino Néstor Juan Doroni, Rubén Guardado, “Zurdo” Aguilar, Olvin Elvir.

Con los Pumas de la U en una concentración, de pie aparecen “Chomo” Aguilar, salvadoreño Fredy Orellana, “Candú” Palma, Martínez, el directivo José Luis Gaido. Agachados: el argentino Néstor Juan Doroni, Rubén Guardado, “Zurdo” Aguilar, Olvin Elvir.

Del inicio del equipo en Liga Nacional recuerdo algunos amigos como Mario Zerón, Salomón Nazar, Bertín Zelaya, Pacheco Molina, Azulejo Bulnes, Armando Corea, Roberto Santos, “Mon” Medina, “Zurdo” Aguilar , “Toncontín” Ferrera, Chumualdo Flores, “Cocodrilo” González, Nildo Núñez, entre otros.

Después vino otra generación puma

Si allí habían jugadores como Ricardo Nuila, Daniel “Diablo” Sambulá, Trujillo, Efraín Gutiérrez, Carl Bennet, Juan Murillo, Ardón, Edgardo Sosa, Arístides Panchamé, David Mcalla, “Pirata” Fernández, entre otros.

¿En que otros equipos jugó?

Estuve un año con Platense, la U me prestó para que jugara con ellos, en el equipo que dirigió el profesor Néstor Matamala.

¿Y en el extranjero?

Muy pocos recuerdan que estuve en el Comunicaciones de Guatemala, dirigido por el maestro Rubén Amorín, el equipo quedó subcampeón al perder la final con el Aurora, club que quiso llevarme después. Hice dupla en la zaga con el capitán de la selección chapina, Allan Wellman, además allí jugaban McDonald, Bayron Pérez, Óscar “Conejo” Sánchez, entre otros.

¿Por qué se regresó?

“Candú” fue legionario hondureño con los “cremas” del Comunicaciones de Guatemala.

“Candú” fue legionario hondureño con los “cremas” del Comunicaciones de Guatemala.

Quería seguir en mi país, especialmente en la U que me había dado la carta de libertad para jugar con cualquier equipo, venía cotizado de ganar 3 mil 500 dólares en el Comunicaciones, además me daban 350 por partido ganado, eso me mejoró mi salario al regresar a Honduras.

Dos subcampeonatos con los Pumas

Un gran recuerdo, perdimos la final con Marathón por falta de experiencia de los jugadores, ya que tuvimos un gran entrenador Alfonso Uclés, quien nos aconsejó y preparó muy bien. En 1983 fue con el profesor “Chelato”, un gran trabajo, lástima que no fuimos campeones. Algo que tuvieron los Uclés es que siempre se interesaron en saber cómo vivíamos nuestra vida privada, con el objeto de concientizar al directivo que a veces el rendimiento bajo se debía a los problemas que traíamos de la casa.

Además de esos subcampeonatos, dejaron fuera a los grandes

En una ocasión el ingeniero Gustavo Zavala le dio dinero al Federal para que le ganara al Olimpia y con ello entrar nosotros a la cuadrangular en 1976, eso no es soborno, es permitido incentivar para ganar. Otra vez el propio ingeniero nos aumentó los premios para dejar fuera al Motagua, ganamos, nos dieron nuestro sueldo y un premio extra, ese año fuimos subcampeones.

Y el subcampeonato de Concacaf

Inolvidable equipo de “Foncho” Uclés, llegamos a la final con los Pumas de Hugo Sánchez, yo no lo marqué sino más bien a Ricardo “Tuca” Ferreti, hoy entrenador de Tigres, tenían un gran equipo, pero hicimos un gran trabajo, nos reforzó Belarmino Rivera y Luis “Chito” Reyes.

A propósito de refuerzos, usted también reforzó a los clubes grandes

Lo hice con Motagua varias veces, recuerdo que don Pedro Atala (QDDG) y don Marco Tulio Gutiérrez siempre me pagaban 500 lempiras por juego. También lo hice con Olimpia y Real España, en la realeza hice dupla con Luis Cruz, eso molestó a Jaime Villegas, pero somos buenos amigos, eran celos normales, yo los entendí.

¿Qué jugadores eran complicados marcar?

Como lateral derecho me tocaba marcar a los mejores punteros zurdos, entre ellos Jorge Bran, el chileno Juvini Carreño y no digamos a Julián Trujillo.

¿Y el recuerdo del Mundial de Túnez?

Lo mejor, yo no fui seleccionado para el premundial de Puerto Rico, pero les faltaban jugadores polifuncionales y los maestros “Popo” Godoy y Carrancita me vieron, me convocaron, jugué los amistosos y con tan buena fortuna que jugué los tres partidos del mundial, lástima la derrota ante Uruguay nos deja fuera de la segunda fase, pero es un recuerdo imborrable.

¿No tuvo opción de ir al Mundial de España 1982?

Desgraciadamente una lesión de ligamentos y meniscos de mi rodilla me apartó del proceso, en mi lugar fue convocado mi compañero Fernando “Azulejo” Bulnes. Me recuperé cerca del mundial, pero había perdido todo el proceso de fogueo.

¿Compartió el trabajo con el fútbol?

Afortunadamente tuvimos esa visión, además de jugar con la U, simultáneamente trabajaba en la ENEE, lo hice durante 28 años, ya estoy jubilado.No fue fácil, ya que habían giras, me iba con permiso sin sueldo, nunca me gustó la sinvergüenzada, lo que no trabajé nunca lo cobré. Allí fui polifuncional, ya que trabajaba en la parte mecánica, eléctrica, departamento de logística, en algunas ocasiones me subí a los postes de luz a cambiar transformadores, me siento orgulloso de lo que hice.

La Ficha

Nombre: Pablo Antonio Palma Sauceda
Lugar de nacimiento: Chandela, Cantarranas, asentado en Talanga
Fecha de nacimiento: 2 junio de 1954
Apodo. Candú
Padres: Pablo Salgado Palma y Sofía Cabrera
Esposa: María Cruz Álvarez
Hijos: Alejandra María (QDDG), David Antonio y Carlos Alberto
Equipos: Universidad, Platense, Comunicaciones (Guatemala)
Selecciones: Juvenil de Túnez 1977

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional