Connect with us

Fútbol Nacional

El “león” se refugió en el Nacional

TEGUCIGALPA.- Buscando la privacidad necesaria, y como tratando de encontrar el sitio ideal para esconder las “armas” a utilizar en el primer juego de la gran final, Olimpia se trasladó ayer al estadio Nacional, escenario donde se ejercitaron a puerta cerrada de cara al primer compromiso liguero que sostendrán este domingo ante el Real España.

Olimpia entrenó ayer a puerta cerrada en el estadio capitalino.

Luego de intensos trabajos preparativos en una cancha capitalina, el grupo de futbolistas se entrenó ayer por la mañana en el estadio, escenario que también albergará la primera final entre estos dos equipos que ganaron su boleto para pelear el título del Torneo 2010-11 de la Liga Nacional.

Y es que tras de deshacerse del Victoria en las semifinales del campeonato, el “león”, que dirige el colombiano Carlos Restrepo emigró y tomó como su “histórico aliado”, el complejo capitalino, donde se entrenó durante dos horas a puerta cerrada.

En esa instancia, el timonel albo, asegura que en este primer choque, mantendrá el sistema de juego acostumbrado, pero subrayó que su equipo “se resiente” con algunos futbolistas que resultaron “tocados” ante el Victoria, tal es el caso de Frank Arévalo y Ramiro Bruschi, aunque no descartó que estos puedan ser de la partida.

“El sistema será el mismo. Ahora, si está por sobre los nombres, eso no, todavía no se reponen definitivamente Arévalo, Bruschi y el mismo Danilo Turcios, el equipo en algo se resiente y no deja de ser preocupante” comentó una vez finalizados los trabajos tácticos.

“La lesión de Arévalo no es de preocuparse, sufría una tendinitis en la rodilla, sólo necesita un poco de hielo y que lo trate el doctor. No es problema para que este en el primer partido de la final”.

El capitán Danilo Turcios aún no supera definitivamente su lesión.

En el mismo tenor fueron las declaraciones de Bruschi al final de la práctica al señalar que: “No es grave, sólo tengo una sobre carga muscular, hoy pude trabajar después de un corto reposo, creo que estaré y llegare en un buen nivel para el domingo”.

Sin embargo hay que mencionar que para el choque de este domingo, Restrepo resentirá la ausencia del zaguero Wilfredo Barahona, quien fue castigado por dos juegos, tras una riña en el primer juego de semifinales ante el Victoria.

A la baja de Barahona, se suma la de los dos juveniles Anthony Lozano y Alexander López, quienes se perderán el primer pulso, ya que se encuentran concentrados con la selección Sub-20, que en este momento disputa las eliminatorios rumbo al pre mundial de Guatemala.

Es por eso que bajo la mirada atenta y las correcciones de Restrepo y el preparador físico Jair Janten, Olimpia intensificó su trabajo buscando cubrir todos los detalles para los encuentros de este fin de semana y del próximo domingo , fecha en la que se definirá al nuevo campeón del futbol hondureño.

Ayer jueves, las jugadas planificadas hacia la ofensiva fueron la tónica, por lo que el colombiano ya va cubriendo todos los detalles, los que buscará afinar en el entrenamiento de hoy en el Estadio Nacional.

“Fue un trabajo poco enfocado a la parte defensiva, se trabajó la ofensiva y ya mañana (hoy) trabajaremos las dos juntas, haremos un colectivo”, afirmó el entrenador, quien vio bien las dos fases de trabajo, dejando en claro que ambas faenas lo dejaron satisfecho, pero que siempre busca mejorar.

Frank Arévalo y Ramiro Bruschi, no tendrían inconveniente para enfrentar a los aurinegros.

En ese contexto, y por lo poco que se pudo apreciar, en la zona baja merengue aparecería, Fabio de Souza, Johny Palacios, Frank Arévalo y Bany Lozano, más adelante lo haría Walter Hernández, Bonieck García, Reinaldo Tilguath y José Carlos Días, siendo Roger Rojas y Mauricio Copete, las cabezas ofensivas de los locales para llevarse el triunfo, junto a un Noel Valladares, “salvador” en la meta blanca en este tipo de situaciones.

MAXIMA SEGURIDAD

Según lo expresado por los directivos del club capitalino, la afición podrá hacer acto de presencia sin temor alguno, ya que además de pretender habilitar la mayor parte de los sectores del complejo capitalino, también contarán con unos 400 miembros de la Policía Nacional, que serán los encargados de resguardar en cinco anillos de seguridad la gran final del Apertura.

Los preparativos que van desde la cancha, hasta los alrededores del mismo, se realizarán con el propósito de evitar incidentes entre barras, con operativos que iniciarán en la posta de El Durazno, salida al Norte, destinados para dar seguridad a los seguidores del conjunto sampedrano, que posteriormente serán escoltados hasta el escenario deportivo donde serán ubicados en un sitio estratégico.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional