Connect with us

Fútbol Nacional

Apertura 2010, ¿parejo o mediocre?

El torneo Apertura 2010 puede diseccionarse y analizarse desde varios puntos de vista, sobre todo por la inconsistencia que han mostrado la mayoría de los equipos, que ha hecho que la punta del mismo alterne en las últimas fechas.

Para algunos es parejo, porque cualquiera puede ganarle a cualquier rival: Necaxa, recién ascendido,  ha derrotado a Motagua y a Real España; Vida venció a Necaxa y a Platense y Victoria dio cuenta de Rea España y Motagua.

El primer líder fue Necaxa, luego le perteneció a Platense; tras eso, la recuperó Necaxa en compañía de Victoria. Y en la novena fecha, Real España con su cipotada se acabó como puntero, con 15 puntos de 27 posibles, pero podría perder el primer lugar a manos de Olimpia y/o Marathón, en caso que ganen sus compromisos pendientes.

Desde ese punto de vista sí podría decirse que es parejo, porque ninguno ha podido sacarle ventaja al resto. Ni siquiera los Cuatro Grandes han tenido la capacidad de imponer la calidad de sus planteles por encima de la de los de menor convocatoria.

Si se da vuelta a la hoja, el argumento de que es mediocre también merece ser escuchado y analizado, ya que los porcentajes de rendimiento son realmente paupérrimos y ninguno supera la línea del 60 por ciento.

Real España ha obtenido el 55 por ciento de los puntos en disputa, Necaxa el 51, Victoria el 51 y Platense el 48. Lo traigo a colación porque éstos serían los cuatro equipos clasificados a semifinales si el campeonato regular concluyese hoy.

Particularmente pienso que tiene un poco de ambos: Mediocre por la pobre organización y disciplina para planificar y hacer cumplir los calendarios, algo que por momentos es motivo de risa, y en otros, de indignación.

Parejo porque no es como en otros torneos, en los que ya se sabía de antemano cuáles eran los clasificados y sólo faltaba saber el descendido; ahora los chicos también sueñan con un cupo en la “fiesta grande”.

La media de goles ha sido buena, y los ha habido de muy buena factura, pero no es suficiente para que los aficionados vuelvan al estadio, lo cual en síntoma inequívoco que falta “socar algunas tuercas”.

Hay evidencias de avance, pero no al nivel óptimo o al menos satisfactorio, porque la inconsistencia jamás puede ser tomada como un símbolo de éxito, sino, como prueba irrefutable que las cosas no están del todo bien. Que cada quien saque sus propias conclusiones.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional