Connect with us

Fútbol Nacional

Tres hermanos en inédita situación

SUDAFRICA.- Wilson, Johnny y Jerry Palacios son los hermanos que defenderán a Honduras en el Mundial Sudáfrica-2010, en una inédita situación de tres personas de mismo padre y madre al servicio de una selección, provocada por la baja del volante del Torino italiano, Julio César de León.

Los hondureños, Wilson, Jerry y Johny Palacios rompen récord en mundiales al estar al servicio de una selección.

Jerry Palacios, delantero del Hangzhou Greentown chino, fue llamado de urgencia por el cuerpo técnico ”catracho” para reemplazar a ”Rambo” De León, que tuvo que dejar el Mundial por un desgarre muscular en la pierna derecha.

Nacidos todos en la ciudad de La Ceiba, Jerry, el mayor, con 29 años de edad, se unirá en un día a Johnny, el menor (24), y Wilson (26), el más famoso de los tres hermanos, volante del Tottenham Hotspur, de Inglaterra.

El propio Wilson había luchado con denuedo para permanecer en el equipo y debutar en el cuadro “catracho” este día frente a Chile, por el Grupo H, al salir airoso frente a una pertinaz lesión en un glúteo.

“Desde el punto de vista físico ya está en el 100% de su condición, su lesión pasó ya el trance más difícil y en este momento se encuentra apto para la competencia”, anunció el  preparador físico Carlos Velasco, retomando las palabras del médico del jugador.

Pero De León se cayó y la federación hondureña pudo inscribir a Jerry Palacios en su lugar, al utilizar el reglamento de la FIFA, que permite hacer un cambio 24 horas antes del debut en el Mundial.

Con la llegada de Jerry, sería la primera vez en la historia que tres hermanos forman parte de una selección en un Mundial.

Pero, además, a los tres mundialistas se suma otro hermano, también fútbolista, Milton, el mayor de todos, quien juega como defensa en el Olimpia en su país, mientras que Edwin, el menor, fue secuestrado cuando era aún juvenil de 14 años y asesinado por sus captores.

“Todo lo que hago en el fútbol lo hago por Edwin, que me está viendo en el cielo”, afirma Wilson Palacios. Además de Chile y Honduras, las selecciones de Suiza y España completan el Grupo H. Hasta ahora se habían dado muchos casos de dos hermanos en el Mundial, pero nunca tres.

Los marfileños Yaya y Kolo Touré, los paraguayos Edgar y Diego Barreto, los japoneses Kengo y Shunsuke Nakamura, y Kevin Prince Boateng (Ghana) y Jerome Boateng (Alemania), son los otros hermanos presentes en este Mundial.

Antes de ellos, hubo muchas parejas de hermanos en el Mundial siendo las más famosas los alemanes Ottmar y Fritz Walter, campeones mundiales en Suiza-1954, los ingleses Bobby y Jack Charlton, ganadores del Mundial de 1966.

Otros hermanitos germanos, Hoeness, también dejaron su huella, aunque en ediciones diferentes. Uli se proclamó campeón en 1974, mientras que Dieter fue subcampeón en México-1986.

Los Forster son otro ejemplo, con Bernd y Karl-Heinz subcampeones en España-1982, mientras que los Allofs ayudaron en diferentes ediciones a la Mannschaft: Thomas fue finalista en 1982 y Klaus hizo lo propio en 1986. La selección holandesa también ha sido tierra fértil para la convocatoria del mismo apellido.

Erwin y Ronald Koeman compartieron vestuario en Italia-1990, mientras que los De Boer –Frank y Ronald– lo hicieron en Estados Unidos-1994 y Francia-1998.

Sin embargo, si por calidad se trata, los gemelos más recordados son los holandeses van de Kerkhof, René y Willy, que formaron parte de la ”Naranja Mecánica” vicecampeona en 1974 y 1978.

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Nacional