Honduras se desquita con El Salvador y lo deja fuera de la Copa Oro

La selección de Honduras, ya eliminada, goleó este martes 4-0 a El Salvador en el Banc of California Stadium de Los Ángeles y lo dejó afuera de los cuartos de final de la Copa Oro.

En el primer encuentro de la tercera jornada del Grupo C, Jamaica y Curazao habían empatado 1-1 y los curazoleños avanzaron como segundos con cuatro puntos, igualados con los salvadoreños pero con una mejor diferencia de goles (0 por -3).

Jorge Álvarez abrió el marcador a los 59 minutos con un remate colocado al ángulo desde fuera del área, Rubilio Castillo amplió la renta en el 65 al aprovechar un error garrafal de la zaga rival, Bryan Acosta puso el 3-0 en el 75 con una gran definición y Emilio Izaguirre cerró la cuenta en el 90.

Miles de aficionados salvadoreños quisieron acompañar a su equipo y poblaron las calles aledañas al estadio desde horas antes del comienzo del choque.

Bebidas, música, banderas y mucha fiesta, que no daba lugar a recuerdos bélicos olvidados en el pasado, para celebrar la visita de sus compatriotas, que tenían una ocasión única de plantarse en cuartos.

“Verte nos hace olvidar que estamos lejos”, rezaba una pancarta gigante en una de las gradas. Con todo el campo en pie durante los más de 90 minutos, desgañitándose y haciendo olas como si fueran un mar picado, El Salvador se sentía en casa.

Ambas selecciones centroamericanas volvían a encontrarse dos días antes del 50 aniversario de aquel histórico partido de desempate -por la clasificación al Mundial de 1970- en México, señalado como detonante de una breve pero sangrienta confrontación que estalló el 14 de julio de 1969 y que el periodista y escritor polaco Ryszard Kapuściński bautizó como “La Guerra del Fútbol”.

Entonces ganó El Salvador 3-2 en la prórroga, clasificando para el primer Mundial de su historia en el país azteca unos meses después.

Este martes, sin embargo, Honduras se apoderó del balón desde el comienzo y, a pesar de no jugarse nada, llevó el mando del choque durante los primeros 45 minutos, con un claro remate de Michaell Chirinos a los 11 y otro de Félix Crisanto a los 31, que silenciaron a los cerca de 20.000 aficionados salvadoreños.

Estos, por su parte, aguardaban rezagados para volar a la contra y solo Nelson Bonilla en dos ocasiones (15, 52) logró inquietar la valla de Luis López.

Tras el descanso, La Selecta dominó los primeros compases pero Álvarez se inventó una genialidad, Castillo no desaprovechó poco después el regalo de la defensa y Acosta e Izaguirre se beneficiaron de unos oponentes volcados al ataque para que Honduras se “desquitara” las dolorosas derrotas ante Jamaica y Curazao, que lo dejan junto a los salvadoreños fuera de la Copa Oro 2019 en la primera ronda.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.