Connect with us

Fútbol Internacional

Atlético y el Metropolitano exponen su ambición

El Atlético de Madrid y el Wanda Metropolitano prueban su ambición en la Liga de Campeones, el deseo irrefrenable del conjunto rojiblanco y de su afición durante tantos y tantos años, cuya final será en su estadio y cuyo éxito depende de partidos como el de este contra el Club Brujas y los despistes.

No hay margen para los descuidos en una competición como ésta. Lo sabe perfectamente el conjunto rojiblanco, eliminado el pasado curso por dos resultados decepcionantes, dos empates, contra el rival más débil del grupo entonces, el Qarabag, incluido un 1-1 en su casa, y necesita demostrarlo con hechos en la visita ahora del club belga.

En otra época, hace décadas, el duelo no tendría favorito, porque el Brujas era un conjunto potente en Europa, capaz incluso de eliminar al Atlético en sus dos únicos precedentes, los dos en los cuartos de final; el primero en la Copa de Europa de 1977-78, el segundo, el más reciente, hace más de 25 años, en 1992, en la Copa de la UEFA.

Hoy por hoy, en cambio, no hay duda de que el equipo rojiblanco, doble finalista, semifinalista y cuarto finalista de la Liga de Campeones en cuatro de sus últimas cinco participaciones en el torneo, es mucho más equipo y con muchos más recursos que su contrincante, de vuelta a la ‘Champions’ doce años después.

El Atlético aspira a lo máximo. No hay matices. Menos aún en una edición en la que su estadio, el Wanda Metropolitano, señala desde este miércoles el camino hasta la final, porque ahí se definirá el título el sábado 1 de junio de 2019 y porque ahí debe construir el trayecto por el que tanto, tanto y tanto suspiran sus seguidores.

Hay mucho recorrido hasta ahí. El primer paso, posiblemente una zancada porque remontó, ganó y resurgió con un 1-2 al Mónaco en el estreno en esta edición del torneo, lo dio en el estadio Luis II, el segundo se lo propone este miércoles en su campo, con todo lo que supondrían ya seis puntos en una fase de grupos a seis encuentros.

No hay otro objetivo que la victoria contra el Brujas, al que recibe dentro de una reacción consolidada en el derbi contra el Real Madrid, sobre todo por un primer tiempo que reforzó a un equipo que flirteó con la recesión hace un par de semanas, con su derrota en Vigo y su empate con el Eibar, pero que se ha levantado con fuerza, con tres triunfos y el 0-0 del Bernabéu de forma consecutiva.

El Atlético ya es más que reconocible. Apenas concede en su defensa -cinco oportunidades y sólo un gol en sus últimos cuatro encuentros- y es concreto arriba, como demostró en Mónaco (1-2), en Getafe (0-2) o con el Huesca (3-0), con la excepción del derbi, cuando Antoine Griezmann y Diego Costa fallaron sus dos ocasiones.

No ha recibido, a la vez, ningún gol en contra en sus tres últimos duelos, mientras aguarda al Brujas, al que el argentino Diego Simeone, entrenador del conjunto rojiblanco, opondrá un once con algún retoque respecto al derbi, como las entradas de Thomas Partey y Lucas Hernández o el traslado de Koke al medio centro

Esas son las novedades que se prevén en el choque de este miércoles, con la duda de si Lucas jugará de lateral izquierdo o de central para dar descanso o bien a Filipe Luis, en el primer caso, o bien a Godín, en el segundo. José María Giménez, espectacular en el derbi, y Juanfran Torres completan la probable defensa titular.

Por detrás de ellos, Jan Oblak, indiscutible en la portería; y por delante, un centro del campo con Thomas Lemar, Thomas Partey -en lugar de Rodri Hernández-, Koke y Saúl Ñíguez, de derecha a izquierda, y con Antoine Griezmann y Diego Costa en la delantera del Atlético, con dos bajas para el choque: Stefan Savic y Vitolo.

Enfrente, el FC Brujas llega a su duelo como líder de la liga belga y tras derrotar este fin de semana, por 4-0, al Círculo Brujas, con goles de Wesley, Hans Vanaken y doblete de Siebe Schrijvers.

La gran sorpresa del club que entrena el croata Ivan Leko es la convocatoria de un portero de solo 16 años, Senne Lammens, internacional juvenil de la cantera que viajará como tercer guardameta.

El técnico, en cambio, ha dejado en Bélgica a los jugadores de campo Dion Cools, Sofyan Amrabat y Luan Peres, que ya se perdieron el derbi del sábado tras haber caído en desgracia por su actuación en la eliminación del Brujas en Copa contra el modesto Deinze por 2-0 hace escasamente una semana.

El centrocampista belgo-angoleño Clinton Mata y el joven extremo Thibault Vlietinck, que dejó muy buenas sensaciones en su estreno europeo del Brujas contra el Borussia Dortmund hasta que se quedó sin gasolina, pueden ser los beneficiados en un equipo que, previsiblemente, formará con un 3-5-2 con Vossen y Wesley en el ataque.

Para el partido en el Metropolitano, donde se esperan unos 3.000 aficionados belgas en las gradas, Leko espera que sus jugadores muestren el mismo nivel que en la primera jornada de la Liga de Campeones, cuando recibieron al Borussia Dortmund en el estadio Jan-Breydel.

Esa es la conjura que también repite el capitán, Ruud Vormer, que cuenta con ver a los suyos al nivel desplegado en un primer partido en el que los belgas fueron mejores, si bien los alemanes lograron llevarse la victoria con un gol fortuito al filo del final del partido con un tanto de Christian Pulisic.

– Alineaciones probables

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín o Lucas, Lucas o Filipe; Lemar, Thomas, Koke, Saúl; Griezmann, Diego Costa.

Brujas: Letica; Poulain, Mitrovic, Denswil, Rits; Vlietinck, Danjuma, Vormer, Vanaken; Vossen, Wesley.

Árbitro: Ivan Kruzliak (Eslovaquia).

Estadio: Wanda Metropolitano.

Horario: 1:00 EFE

Deja tu comentario

Recomendamos - Fútbol Internacional