Connect with us

Fútbol Internacional

Inter se lleva la Supercopa de Italia al vencer al Milan

Publicado

Ya avisó Simone Inzaghi de que los últimos derbis que había perdido contra el Milan le habían dejado con hambre de revancha. Dicho y hecho. El mensaje caló en el vestuario de un Inter que,  con una superioridad pasmosa en todo un derbi milanés, atropelló al Milan (0-3) sin titubear y tiñó de azul y negro la Supercopa de Italia, el primer título del año, que se disputó en Arabia Saudí.

Fue un repaso mayúsculo en general, pero el de la primera mitad tardarán en olvidarlo los ‘rossoneri’. El Inter dominó a su antojo a su vecino milanés, desorientado, desordenado, roto, y errático. Y el problema del Milan no fue tanto que se viera superado por su rival en la presión, sino la dramática puesta en escena defensiva que exhibió y por la que encajó los tres goles.

No tardó nada el conjunto de Inzaghi en aprovecharse de su débil rival. Dzeko, en un estado de forma brillante, leyó a la perfección el desmarque de Barella a la espalda de Theo y sirvió un pase en profundidad medido para que su compañero cruzara el balón al segundo palo, donde apareció libre de marca Dimarco para empujar el balón, en lo que fue una triangulación perfecta que empezó a inclinar la balanza en el minuto 10 de partido.

Pareció que el gol despertó al adormilado Milan, que con una jugada entre Giroud, Brahim y Leao, sus hombres más peligrosos, se plantó en el área rival con la estrella lusa en un mano a mano con Onana que salvó con un paradón. La intervención providencial del meta camerunés pareció ser la confirmación de que el Milan lo iba a tener complicado en Riad.

Y es que, con el paso de los minutos, lejos de mejorar, los ‘rossoneri’ se vieron contra las cuerdas en todo momento ante un Inter que ejecutó a la perfección su plan. Evitó la salida limpia de Kjaer y Tomori, neutralizó a Tonali y Bennacer en el centro del campo y aisló lo máximo a Leao y Brahim en la zona de tres cuartos para evitar que se encontraran.

Todo ello, sumado al buen hacer de Calhanoglu con balón y las precisas subidas de Darmian y Dimarco, derivaron en el segundo tanto de la noche, que puso el broche de oro a una primera parte para enmarcar del ariete bosnio. Recibió Dzeko de Bastoni en profundidad, que con espacio tras una mala basculación del Milan, recortó con clase a Tonali dentro del área y la puso al palo largo, rasa, imposible para Tatarusanu, en el minuto 21.

En el supuesto intercambio de golpes que prometía ser el partido, solo hubo un púgil en el cuadrilátero del Rey Fahd en Riad. Vestido de negro y azul, esquinó y golpeó a su contrario de principio a fin.

Cambió el guion en el segundo acto, pero estaba escrito por el mismo autor. El Inter, cómodo, con un resultado muy favorable, dejó de presionar tan alto y cedió el balón al Milan, que intentó sin éxito penetrar la poblada defensa ‘nerazzurra’, liderada por un sólido Skriniar, acompañado de Acerbi y Bastoni, que anularon a Leao, dejando al Milan sin su foco principal de ataque.

Algo que no consiguió Tomori con Lautaro. El duelo de estrellas de la noche era el Leao-Lautaro. El primero lo intentó sin éxito, mientras que el segundo apenas apareció en todo el partido. Pero en cuanto tuvo su oportunidad, no falló el campeón del mundo.

Haciendo honor a su apodo, el ‘Toro’ ganó el cuerpeo contra Tomori y se plantó en el área contra Tatarusanu, al que superó con una preciosa y sutil definición el exterior de su bota derecha que sentenció el partido a pocos minutos del final. Los jugadores del Inter sonreían mientras los del Milan no sabían donde meterse. Encajar tres goles ante uno de tus máximos rivales, sintiéndote tan inferior en una final es un trago difícil.

No hubo dudas en Riad de quién era el Supercampeón. Desde el pitido inicial, el Inter tuvo el partido bajo control, marcó los tiempos a su antojo y desesperó a un Milan que no estuvo a la altura de su rival. La Suppercopa vuela a Italia, a Milán, pero teñida de azul y negro tras un exhibición interista que puede suponer el punto de inflexión en Serie A.

— Ficha técnica:

0 – Milan: Tătăruşanu; Calabria (Dest, m.79), Kjaer (Kalulu, m.64), Tomori, Theo; Tonali, Bennacer; Messias (Origi, m.65), Brahim Díaz (De Ketelaere, m.65), Leão; Giroud (Rebic, m.79).

3 – Inter: Onana; Škriniar, Acerbi, Bastoni (De Vrij, m.84); Darmian, Barella (Gagliardini, m.71), Çalhanoğlu (Asllani, m.84), Mkhitaryan, Dimarco (Gosens, m.63); Džeko (Correa, m.71), Lautaro.

Goles: 0-1, m.10: Dimarco; 0-2, m.21: Dzeko; 0-3, m.77: Lautaro.

Árbitro: Fabio Maresca (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Theo (m.77), Tonali (m.85) por parte del Milan; y a Barella (m.33), Calhanoglu (m.73), Lautaro (m.79) por parte del Inter.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la final de la Supercoppa de Italia, disputada en el Estadio Rey Fahd de Riad (Arabia Saudí). EFE

Fútbol Internacional

Luis Suárez anota un doblete en otra victoria del Gremio

Publicado

Por

(HN)

El uruguayo Luis Suárez marcó dos goles con Gremio, que se impuso por 3-0 al Aimoré, en un partido correspondiente al Campeonato Gaúcho, que disputan equipos del estado brasileño de Río Grande Sul.

Suárez anotó de cabeza el segundo gol del Gremio, que se había puesto en ventaja a través de Bruno Uvini, y fue también autor del tercero, con lo que ya suma siete tantos en solamente cinco partidos.

Los tres primeros los anotó en su debut, cuando se metió en el bolsillo a los fanáticos hinchas del Gremio, uno de los equipos más populares del sur de Brasil junto con el Internacional.

Hasta ahora, el uruguayo sólo no estuvo presente en el marcador en el último partido del Gremio, aunque colaboró con una asistencia en la victoria por 2-0 frente al Esportivo Bento Gonçalves.

Suárez, de 35 años, ha militado en grandes equipos de Europa como Ajax, Liverpool, Barcelona y Atlético de Madrid, su último club en España, antes de regresar en 2021 al Nacional de Montevideo, con en el que debutó como profesional en 2005.

Con la selección uruguaya, disputó cuatro mundiales, el último de ellos el pasado diciembre, en Catar, y se coronó campeón de la Copa América de 2011 en Argentina. EFE

Ver Más

Fútbol Internacional

Manchester United disfruta y sufre tras la primera roja a Casemiro

Publicado

Por

(HN)

El United, sintiéndose superior hasta una expulsión de Casemiro, la primera de su carrera por roja directa por agarrar a un rival por el cuello en una tangana, y sabiendo sufrir en inferioridad en el ‘Teatro de los Sueños’ ante la reacción del Crystal Palace, fue el primer equipo de Mánchester que aprovechó el pinchazo del Arsenal.

Está lejos, a ocho puntos, pero en una liga tan igualada como la Premier, en la que un equipo en zona de descenso está capacitado para sorprender al líder, no hay imposibles. Al menos eso piensa el Manchester United mientras prolonga su mejoría. Con mayores síntomas de fuerza desde la salida de Cristiano Ronaldo. Exhibiendo autoridad en Old Trafford hasta que una acción modificó el rumbo de una tarde tranquila.

Vencía 2-0 el equipo de Erik ten Hag un partido muy de cara desde el inicio. Una mano despegada del cuerpo de Hughes dentro de su área, a un centro lateral de Rashford, provocó un claro penalti cuando no se cumplían los cuatro minutos. El VAR ayudó al colegiado, que no lo apreció a primera instancia. Un especialista, Bruno Fernandes, no perdonó en su lanzamiento pausado, al trote, con salto final y engaño al portero rival.

No había encontrado rival el United en un Crystal Palace en mala dinámica que sufría por su costado izquierdo. Las subidas de Wan-Bissaka y el peligro a pierna cambiada de Rashford. Se sostuvo en el partido gracias al portero español Vicente Guaita, que voló a un testarazo de Weghorst y evitó el tanto de Rashford.

Se divertía el Manchester United con Casemiro liberado, apareciendo en zonas de peligro con criterio, ante un Crystal Palace impreciso que parecía inofensivo. Aunque acabó exigiendo la mejor versión de David de Gea, con el guante firme abajo para evitar el empate a tres minutos del descanso. El primer disparo a puerta no pudo tener mayor peligro con zurdazo lejano de Schlupp, con bote envenenado, ajustado al poste.

Salvo esa acción, nada hacía presagiar el final que tenía reservado el partido. Con calidad parecía sentenciarlo el United en una acción coral, brillante, al primer toque hasta que la calidad del joven Garnacho apareció frente a una defensa poblada para abrir a la banda izquierda, donde Shaw puso un regalo de centro al gol de Rashford.

Pero a los 70 minutos, una entrada dura pegado a una banda sobre Antony, al que habían cogido la matrícula por algún regate malinterpretado, acabó en una tangana con muchos jugadores implicados. El VAR captó a Casemiro sacando del cuello a un rival, Hughes, del grupo de la discusión y fue castigado con roja directa.

De golpe todo cambió. El Crystal Palace se levantó de la lona, se lanzó al ataque con cambios ofensivos y discutió el triunfo del United hasta el final. Se lució De Gea a un testarazo potente de Guehi tras un córner pero nada pudo hacer a los 76 minutos, cuando tras un disparo de Doucoure, en boca de gol, con calidad, picando el balón arriba de primeras, Schlupp apretó el marcador.

Fue cuando se impuso el carácter competitivo de Lisandro Martínez, que despejó cada centro al área del rival. Con la defensa poblada del United defendiendo su triunfo, Mateta perdonó a tres del final la ocasión del empate, apareciendo al segundo palo pero sin precisar su remate.

— Ficha técnica:

2 – Manchester United: De Gea; Wan-Bissaka (Lindelof, m.87), Varane, Lisandro Martínez, Shaw; Casemiro, Fred, Bruno, Antony, Rashford; y Weghorst (Garnacho, m.60 (Maguire, m.87)).

1 – Crystal Palace: Guaita; Clyne, Guehi, Richards, Mitchell; Doucoure (Ahamada, m.82), Hughes (Sambi Lokonga, m.73); Ayew (Eze, m.73), Olise, Schlupp (Mateta, m.83); y Edouard.

Goles: 1-0, m.7: Bruno Fernandes. 2-0, m.62: Rashford. 2-1, m.76: Schlupp.

Árbitro: Andre Marriner. Amonestó a Antony (67) por el Manchester United; y a Mitchell (45) y Schlupp (67) por el Crystal Palace. Expulsó con roja directa a Casemiro a los 70 minutos por agarrar del cuello a un rival en una tangana.

Incidencias: encuentro de la vigésima primera jornada de la Premier disputado en Old Trafford, donde se realizó un emotivo homenaje por el 65 aniversario de la tragedia de Múnich, el accidente aéreo que acabó con la vida de ocho jugadores del Manchester United. EFE

Ver Más

Fútbol Internacional

Al Ahly vence al Seattle Sounders y chocará con el Real Madrid

Publicado

Por

(HN)

El Al Ahly, subcampeón africano, venció 1-0 al Seattle Sounders, en Tánger en la segunda ronda del Mundial de Clubes, y jugará en semifinales el miércoles ante el Real Madrid.

Un gol en el 88 de Mohamed Afsha decantó la balanza para el equipo egipcio, que participa en el Mundialito como segundo continental debido a que el Wydad Casablanca fue campeón africano y marroquí, lo que liberó una plaza.

Y el histórico equipo egipcio no ha podido aprovechar mejor la oportunidad. El miércoles batió al Auckland City en primera ronda (3-0) y ahora ha despedido al Seattle, primer equipo de la MLS en participar en el torneo.

El premio, chocar con el campeón europeo Real Madrid en semifinales, el miércoles en Rabat.

Un día antes en Tánger jugarán el Flamengo y el Al Hilal, que este sábado derrotó en penales (5-3 tras 1-1) al Wydad Casablanca.

Ver Más

Fútbol Internacional

Unión Berlín toma el mando de la Bundesliga

Publicado

Por

(HN)

El Unión Berlín sigue sorprendiendo y es el nuevo líder de la Bundesliga, a falta de saber el resultado del Bayern Múnich, después de vencer 2-1 al Maguncia en una 19ª jornada en la que el marfileño Sébastian Haller marcó su primer gol después de recuperarse de un cáncer de testículos.

Kevin Behrens (32) y Theoson Siebatcheu (84) fueron los autores de los goles del equipo de la capital, mientras que el danés Markus Ingvartsen logró de penal el que era el 1-1 provisional (78).

Es la cuarta victoria consecutiva en Bundesliga para el equipo que entrena Urs Fischer, la quinta en 2023 si se tiene en cuenta la clasificación para cuartos de final de la copa lograda el martes pasado tras vencer 2-1 al Wolfsburgo.

Con este resultado, el Unión Berlín suma 39 puntos, dos más que el Bayern, que el domingo visitará precisamente al Wolfsburgo (7º).

También con 37 unidades, tercero, se coloca al Borussia Dortmund, que goleó 5-1 al Friburgo, un rival directo por las plazas de Champions (6º con 34 unidades).

En este partido, Sébastien Haller marcó su primer gol en Bundesliga para el Dortmund apenas tres semanas después de regresar a los terrenos de juego tras superar un cáncer de testículos que le fue diagnosticado en julio, pocos días después de firmar con el Borussia para cubrir la marcha de Erling Haaland al Manchester City.

Haller comenzó en el once inicial, su segundo partido como titular, y anotó en el minuto 51 el que era el 3-1 en el marcador.

Nico Schlotterbeck (26), Karim Adeyemi (48), Julian Brandt (69) y Giovanni Reyna (82) anotaron los otros goles del equipo aurinegro y Lukas Höler (45) marcó el único tanto de un Friburgo que jugó en inferioridad desde el minuto 17 por la expulsión de Kiliann Sildillia (17).

El Dortmund supera en la clasificación al RB Leipzig (4º, 36 puntos), que no pasó del empate sin goles en Colonia (11º) y que ahora se ve amenazado por el Eintracht Fráncfort (5º, 35 unidades), que goleó 3-0 en casa al Hertha Berlín (17º).

El delantero francés Randal Kolo Muani puso en ventaja a los locales con dos goles en la primera parte, el primero de penal (21 y 28) y el angoleño Aurelio Buta cerró la goleada en el descuento (90+4).

En duelo de la zona baja de la clasificación, el Bochum goleó 5-2 al Hoffenheim y ambos suman 19 puntos, tres más que el Stuttgart, antepenúltimo y en plaza de disputar una eliminatoria por la permanencia.

El Stuttgart, no obstante, recibirá al Werder Bremen (10º) en el otro partido dominical.

La jornada del sábado se cerró con el empate sin goles entre el Borussia Mönchengladbach (8º) y el colista Schalke. AFP

Ver Más

Fútbol Internacional

Otro frenazo del Atlético

Publicado

Por

(HN)

Ya estaba sentado Ángel Correa en el banquillo del Atlético de Madrid, reemplazado a la hora de partido por Yannick Carrasco, aún lamentando el gol anulado por fuera de juego unos instantes antes, cuando el VAR le concedió el tanto al atacante argentino, que celebró fuera del campo lo que se le había negado antes dentro; un gol que, sin embargo, no fue suficiente, nivelado de penalti por Enes Unal para el Getafe en el tramo final (1-1) para sostener en el cargo a Quique Sánchez Flores.

En tiempos de VAR suceden situaciones tan inauditas como esa, impropias del fútbol de siempre, pero tan posibles ahora, cuando las revisiones tecnológicas, en este caso por unos milímetros, otorgan la validez del gol a un futbolista que ya no está sobre el terreno de juego. Todos sus compañeros fueron a buscarlo al banquillo. Correa salió de ahí para celebrar como merecía el gol, sin intuir que no iba a valer más que para un punto.

Es la imagen de partido. Una instantánea novedosa. No es nada nuevo, en cambio, tan propio del fútbol, el ir y venir de los entrenadores cuando los resultados no van por el camino esperado. Le ocurre al Getafe y a Quique Sánchez Flores, cuyas horas parecían contadas en el banquillo azulón hasta el 1-1 de Enes Unal. El penalti fue su único tiro entre los tres palos. De todo el equipo. La mano extendida de Saúl, de espaldas al balón, en un remate de Borja Mayoral estableció la pena máxima. El empate.

No es el Atlético de hace unos meses. Pero tampoco se parece al que alcanzó las cotas más altas en tiempos no tan pasados. Están casi todos los mismos que antes del Mundial (se fueron Joao Félix, Cunha y Felipe y vinieron Memphis Depay y Matt Doherty), pero es otro equipo. Distinto y distante de lo que fue hasta el parón por Qatar 2022.

La estructura del 4-3-3 le sienta bien a Griezmann, Correa y Morata. A todo el conjunto, aún inconstante. Y a sus individualidades. Hay excepciones, como Lemar, titular indiscutible de rendimiento dudoso, demasiado reincidente en la irrelevancia, y hay matices, porque el equipo funcionó a ratos, sobre todo la primera media hora, aunque después decayó.

Sí es un Atlético más convencido que entonces, más atrevido o más ambicioso, que piensa más en el ataque que la prudencia que tantos desvelos le ha provocado en el pasado, en el crecimiento colectivo e individual de futbolistas llamados a mucho más de lo que han hecho hasta ahora. De Nahuel Molina, De Paul, Hermoso… También se han transformado en este presente que repone al Atlético dentro del objetivo vital de la Liga de Campeones.

No hace mucho no lo veía tan nítido, dentro de un declive que ha revertido desde el parón del Mundial, que aún exige una consolidación más exhaustiva en cuanto a una serie de marcadores (no ha ganado más de dos partidos consecutivos en toda esta Liga) y síntomas favorables. Los visibiliza por momentos, como en la puesta en escena de este sábado en Getafe, propia de tiempos y resultados más concluyentes.

Le faltó al Atlético gol y remate entonces, por más méritos que concentró en media hora. Un tiro alto de Griezmann, un fútbol rápido, una parada de David Soria al internacional francés cuyo remate fue demasiado centrado, un penalti reclamado por Morata, un gol por fuera de juego claro anulado al delantero rojiblanco, otro zurdazo alto de Griezmann, unas cuantas maniobras de Correa, varios centros de Nahuel Molina… Y nada. Sin gol. En el 0-0.

Pareció mucho más de lo que fue sobre la portería de David Soria, que apenas necesitó una parada en todo ese tramo para contener al Atlético, diluido de repente hasta el descanso, como si ya hubiera dado por terminado el primer acto, cuando aún quedaban quince minutos para alcanzar el descanso, cuando el Getafe reclamó su espacio en el encuentro.

Hasta entonces lo había atenazado el temor. Su situación límite lo agobia. En el Metropolitano deambuló media hora sobre el terreno, inexpresivo, expectante, expuesto a un daño que no recibió porque a su adversario, con más posesión que muchas otras ocasiones, con más control del que acostumbra, no conectó con lo más importante de todo.

Después de una persecución insostenible de sombras, siempre a destiempo, despertó en cuanto fue capaz de recuperar una pelota para lanzar un contragolpe que culminó fuera Enes Unal. Después remató Mayoral alto, tras una buena combinación entre Aleña y Portu. También ensayó su volea Enes Unal. Un grito de reivindicación. Un aviso para el Atlético.

Transcurridos 45 minutos, 0-0. Después, a la hora del duelo, Correa marcó el citado 1-0 que celebró ya sustituido, insuficiente para consolidar la reacción del Atlético, empatado a última hora, contra pronóstico, sin percibirlo, por un penalti transformado por Enes Unal. Quique Sánchez Flores sobrevive en el Getafe.

– Ficha técnica:

1 – Atlético de Madrid: Oblak; Molina, Savic, Hermoso, Reinildo; De Paul (Memphis, m. 85), Koke, Lemar (Llorente, m. 60); Correa (Carrasco, m. 60), Morata (Saúl, m. 73), Griezmann.

1 – Getafe: David Soria; Portu (Damián, m. 93+), Djene, Domingos Duarte, Alderete, Gastón; Milla (Algobia, m. 71), Arambarri (Munir, m. 76), Aleña (Villar, m. 71); Enes Unal y Mayoral.

Goles: 1-0, m. 60: Correa. 1-1, m. 82: Enes Unal, de penalti.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Koke (m. 57) y Saúl (m. 82), y a los visitantes Djene (m. 2), Portu (m. 35) y Aleña (m. 46+).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Cívitas Metropolitano ante 56.079 espectadores. EFE

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad