Connect with us

Béisbol

Urías lidera a los Dodgers, igualan la serie con Gigantes

Publicado

Con los batazos potentes, el contundente pitcheo y las gemas defensivas que han definido el éxito de los Dodgers en la última década, los actuales campeones de la Serie Mundial se dirigían a casa como líderes de la postemporada y tras frenar el impulso de los Gigantes en su serie divisional.

La lucha entre los dos rivales de la Liga Nacional se ha convertido en una pelea apropiadamente igualada.

Julio Urías contuvo a San Francisco y contribuyó con un sencillo remolcador, Cody Bellinger y AJ Pollock sumaron dobles de dos carreras para ampliar la ventaja en el sexto y los Dodgers aplastaron 9-2 el sábado a los Gigantes para igualar 1-1 su serie de división.

El mánager de los Dodgers, Dave Roberts, había dicho antes del juego que lo tomarían como un duelo decisivo, y eso hicieron los actuales campeones de la Serie Mundial. Will Smith jonroneó en el octavo para redondear el resultado.

Ahora, Los Ángeles -segundo del oeste de la Liga Nacional pese a sus 106 victorias- está de vuelta en la lucha y tratará de ganar impulso cuando la serie viaje a Chavez Ravine. Su próximo abridor será el as Max Scherzer.

“Es una buena sensación”, dijo Roberts. “Es interesante cómo cambia el mensaje de un juego a otro. Ahora mismo es una serie de tres juegos, tenemos la ventaja de cancha y tenemos a Max en la lomita. Me gusta dónde estamos».

El tercer encuentro de la serie al mejor de 5 se disputa el lunes en el Dodger Stadium. El empate es poco sorprendente dado cómo han jugado los dos clubes durante meses. Los Gigantes, con 107 victorias, adelantaron a los Dodgers en la clasificación el último día de la temporada regular y se hicieron con la serie de temporada 10-9, aunque quedaron por detrás en anotaciones 80-78.

“Es genial ganar uno fuera de casa», comentó el astro de los Dodgers Mookie Betts. “Julio hizo un juego fantástico. Con un ambiente como este, va a llegar listo para lanzar».

El izquierdo ponchó a cinco, dio un boleto en cinco innings y admitió una carrera de tres hits. Kevin Gausman cargó con la derrota.

Por los Dodgers, el mexicano Julio Urías de 2-1 con una impulsada.

Por los Gigantes, el venezolano Wilmer Flores de 3-0 con una anotada. El colombiano Donovan Solano de 1-0 con una remolcada. AP (HN)

Béisbol

Ken Griffey Jr. se une al grupo de propietarios de Marineros de Seattle

Publicado

Por

(GG)

El miembro del Salón de la Fama Ken Griffey Jr. está invirtiendo en los Marineros de Seattle como nunca antes lo había hecho.

Formará parte del grupo de propietarios en el futuro.

Los Marineros anunciaron que su jugador más famoso se ha convertido en el primero en comprar acciones del equipo. La compra se ha estado gestando durante años.

“Fue sólo una conversación y se convirtió en una bola de nieve, y finalmente pude hacer lo que tenía que hacer”, comentó Griffey. «Así que no fue como si me despertara y dijera: ‘Sabes qué, creo que quiero hacer esto ahora’. Una conversación normal. Qué es lo que sigue y pude apretar el gatillo este año. Tuve que esperar mi turno como todos los demás”.

El presidente de los Marineros, John Stanton, dijo que Griffey compró algunas acciones a otro propietario minoritario que sigue teniendo una participación en el club.

Aunque Griffey tuvo que esperar, la idea de formar parte de un grupo de propietarios se le quedó grabada una vez que su carrera como jugador terminó en 2010. Griffey y su familia pasaron a formar parte del grupo de propietarios de los Sounders de Seattle hace un año y dijo que había mantenido conversaciones con amigos como Michael Jordan y Derek Jeter acerca de una mayor inversión. (AP)

Ver Más

Béisbol

Vilipendiados por todos, Astros arrancan otra Serie Mundial

Publicado

Por

(GG)

Carlos Correa, Jose Altuve y Alex Bregman estuvieron lanzando la pelota durante una práctica, luego se reunieron para un abrazo grupal cerca de la segunda base después de terminar el entrenamiento del lunes.

En lo alto del diamante del Minute Maid Park, el sol brillaba en un gran banderín sujeto a una torre de luz.

“Campeones de la Serie Mundial”, decía, junto con el número “17” y el logotipo de los Astros. Y era de oro macizo.

No, no hay ninguna mancha o asterisco en ese tributo. Al menos no aquí en Houston.

Porque si la mancha de su escándalo de robo de señales en el camino a su campeonato de 2017 se cierne sobre ellos, los Astros no la están mostrando. Dejemos que el resto del mundo del deporte los condene para siempre como los tramposos más grandes del béisbol; ellos están enfocados, según dicen, en poner otro banderín brillante en esa torre.

“No estoy preocupado por las narrativas. No estoy preocupado por nada de eso”, señaló Bregman.

De regreso en la Serie Mundial por tercera ocasión en cinco años, tienen esa oportunidad a partir del martes por la noche en el primer juego contra los Bravos de Atlanta.

Los Astros son los favoritos para ganar en Las Vegas y son apoyados en casa, pero sólo allí.

Insultados, maldecidos y molestados con botes de basura falsos en todos los estadios de las Grandes Ligas durante toda la temporada, los Astros saben que no pueden hacer nada para cambiar la mentalidad de los aficionados. El odio dirigido a ellos en las redes sociales, eso no se irá a ninguna parte pronto.

Tampoco los rumores. Durante la postemporada de la Liga Americana, hubo insinuaciones y especulaciones sobre malas acciones.

Hay que tomar nota de esto: Durante los entrenamientos del lunes, la única cámara en el jardín central era para la transmisión de Fox. El reporte oficial de las Grandes Ligas que emitió las sanciones en enero de 2020 señaló que los Astros utilizaron una cámara en el central para que les ayudara a robar ilegalmente las señales emitidas por los cátcheres contrarios.

“Sólo queremos mostrarle al mundo que somos el mejor equipo. Para que podamos hacer eso, tenemos que conseguir cuatro victorias más. No pienso que el ruido exterior nos motive en lo absoluto”, señaló Correa.

Sin embargo, es difícil ignorarlo.

“No estaba aquí con el equipo en 2017, pero me han abucheado igual que a cualquier otro”, comentó Yordan Álvarez, quien fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

El jardinero Michael Brantley jugó contra Houston esa campaña mientras estaba con Cleveland. Ahora porta la camiseta de los Astros, plenamente consciente de que muchos aficionados creen que debería decir “Villanos” en el frente.

El pasado tramposo del equipo, lo sabe, forma parte del uniforme tanto como el logotipo de los Astros con la estrella. Y los persigue hasta el día de hoy.

“Seguro que sí. Lo percibimos en todos los sitios a los que vamos”, señaló.

Los más criticados son los cuatro peloteros que formaron parte de ese equipo de 2017 y que siguen en la alineación: Altuve, Correa, Bregman y Yuli Gurriel.

Bregman es el que más se molesta por el tema. Altuve a menudo lo deja pasar de largo, mientras que Correa se apresura a reconocer lo sucedido.

Para el mánager Dusty Baker, es cosa del pasado. Contratado luego de que el mánager A.J. Hinch y el gerente general Jeff Luhnow fueron despedidos por el equipo y suspendidos por las Grandes Ligas, el mandamás de 72 años dijo que sus jugadores no son estimulados por los que los odian.

“Eso es lo que creo que la gente está tratando de hacer, como su principal fuente de motivación, pero eso no te motiva tanto como ir a ganar y hacia la excelencia”, comentó. “Sólo puedes dejarte llevar por el ‘te lo voy a demostrar’, o sólo puedes dejarte llevar por la motivación negativa hasta cierto punto”.

“Creo que este equipo ya superó eso porque sabe que puede jugar. Así que en esto es en lo que tienes que pensar, ¿yo contra el mundo?”, dijo. “Después de un tiempo, ¿Cuánto más puedes tener ese mantra? Así que creo que eso se ha acabado desde hace tiempo”.

Altuve, el segunda base estelar y el motor del equipo, ha estado con los Astros desde el 2011, desde tener temporadas de 100 derrotas hasta años de más de 100 triunfos. Ayudó a Houston a superar a los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Mundial de 2017 que se fue a siete juegos y perdió una serie de siete duelos contra Washington en 2019.

¿Esta postemporada podría alterar la percepción del pasado?

“No he pensado sobre eso”, comentó Altuve. “Pero creo que tenemos la misma mentalidad de siempre, vamos a salir y tratar de ganar”.

“No hay un sólo muchacho que esté pensando en otra cosa que no sea ganar», puntualizó el venezolano. (AP)

Ver Más

Béisbol

¿Es una broma? Trevor Bauer asegura que volverá a los Dodgers para ganar un título

Publicado

Por

(GG)

El lanzador Trevor Bauer publicó un tweet de despedida a los Ángeles Dodgers y de paso, aseguró que volverá al equipo y a conseguir una Serie Mundial en la MLB.

Múltiples jugadores de los Dodgers votaron porque prefieren que Bauer no regrese al equipo, pero con la cantidad de jugadores que van a la agencia libe las cosas pueden cambiar mientras que Trevor todavía está bajo contrato.

Todavía existen pocas posibilidades de que Bauer vuelva a lanzar con los Dodgers, ya que al final del camino él fue uno de los culpables de que las cosas le salieran mal al equipo, quienes en ningún momento se prepararon para tener fuera por el resto de la temporada a su Cy Young por problemas fuera del terreno.

Sin embargo, Trevor Bauer suena muy convencido al decir “Que temporada Dodgers, apesta que tuviera que terminar de esta manera, pero volveré el año que viene para traer un título a Los Ángeles”

Mientras el tiempo que pudo lanzar con los Dodgers Trevor Bauer fue una joya desde el montículo, tuvo récord de 8-5 con 2.59 de efectividad en 107.2 entradas y lideraba la MLB en ponches para aquel entonces con un total de 137. (El Fildeo)

Ver Más

Béisbol

Motivado por su extinto padre, Baker busca un esquivo título

Publicado

Por

(HN)

Dusty Baker, entonces mánager de los Gigantes de San Francisco, acaba de retirarse del estadio tras una demoledora derrota ante los Angelinos de Los Ángeles en el séptimo partido de la Serie Mundial de 2002 cuando se encontró con su padre.

Johnnie B. Baker padre no se anduvo con rodeos.

“Salió a decirme: ‘Hombre, de la manera que acabas de perder este no veo cómo puedas ganar otro’», recordó Baker el domingo.

Diecinueve años después desde esa charla y más de una década desde el deceso de su padre, Baker finalmente tiene la oportunidad de mostrar que el padre que tanta amaba estaba equivocado.

La oportunidad se presenta a partir de la noche del martes al mando de los Astros de Houston contra los Bravos de Atlanta en la Serie Mundial.

Baker, de 72 años, siempre tiene presente esa conversación. Y desde que los Astros despacharon a los Medias Rojas para alcanzar su tercer Clásico de Otoño en cinco años el viernes pasado, las palabras de su padre retumban más.

“Esa ha sido mi motivación», dijo Baker.

Será la segunda participación de Baker en una Serie Mundial como piloto. Lo hizo tres veces como jugador de los Dodgers, ganando una en 1981 como un jardinero izquierdo con un productivo bate.

En una ilustre trayectoria como pelotero y mánager que abarca más de 50 años, conquistar la Serie Mundial como piloto es la única asignatura pendiente para Baker.

“Lo sé», dijo. “Tengo que llenarla”.

Lo mismo piensa Reggie Jackson, el original Señor Octubre y miembro del Salón de la Fama que ahora trabaja como asesor del dueño de los Astros Jim Crane. “Sería una adición maravillosa a sus credenciales”.

El torpedero de Houston Carlos Correa, quien será agente libre al final de la temporada, tiene como misión darle esa satisfacción a Baker.

“Lleva tanto tiempo en tiempo y sigue siendo algo pendiente”, dijo el astro puertorriqueño. “Saldremos a hacerlo por él”.

Han sido dos años de muchos vericuetos para Baker. Tras ser despedido por los Nacionales, al cabo de una campaña de 97 victorias en 2017, se preguntó si volvería a recibir una oportunidad para dirigir, mucho menos pensar en el esquivo título.

De vuelta en su residencia en el norte de California, dedicado a su negocio vinícola y los sembradíos de vegetales en su jardín, meditaba perplejo cómo era pasado por alto al abrirse vacantes de mánager. Sus solicitudes no recibían respuesta.

Baker asumió que su edad y salario en esta etapa de su vida hacían rehuir a los ejecutivos de los equipos.

“¿Terminas resignándote?», llegó a decir una vez. “Te resignas, pero es que acabas perdiendo fe en la gente, entre lo que es bueno y malo. Y entiendes que en este mundo, especialmente en este nuevo mundo, siempre ha habido discriminación, discriminación racial, pero en este nuevo mundo, hay discriminación de edad y salario, las que van entrelazadas”.

Fue cuando las palabras de su padres hicieron eco.

“Lo tenía siempre presente cuando no sabía si podría volver a este deporte»; dijo.

Fue cuando a fines de 2019 se reveló que los Astros robaban ilícitamente las señales del rivales durante la temporada en la que se coronaron campeones en 2017. El destape del escándalo provocó que el mánager A.J. Hinch perdiera su trabajo, dejando al equipo con un inconmensurable problema de imagen y necesitado de un líder fuerte.

Crane encontró ese líder en Baker, el número 12 en la lista histórica de victorias como piloto y que ha dirigido a cinco equipos en la postemporada. En la abreviada temporada por el COVID-19 el año pasado, los Astros se colaron en los playoffs como comodines y se quedaron cortos por una victoria de acceder a la Serie Mundial.

“La primera vez que me le encontré, estuvimos hablando casi dos doras y de inmediato supera que era la persona correcta», dijo Crane. “Es alguien imperturbable porque ha tenido que pasar por muchísimas cosas”.

Y esta semana su carrera completa un círculo al enfrentar al equipo que le seleccionó en el draft de 1967 tras graduarse en la secundaria, y en el que militó durante las primeras ocho temporadas de una carrera de 19 años como pelotero.

Su primer hit fue con los Bravos, conectándole no muy lejos del Minute Maid Park, en el desaparecido Astrodome. Tenía 19 años, cuando aquel 17 de septiembre de 1968, bateó un “rodadito ante Mike Cuéllar”.

Más importante fue que en Atlanta inició una amistad de toda la vida con el legendario Hank Aaron, quien falleció en enero a los 86 años. Fue Aaron quien convenció a Baker para firmar con los Bravos en lugar de emprender una carrera en el baloncesto universitario.

“Me seleccionaron para estar junto a Hank”, dijo.

Baker estaba esperando turno y entre los Bravos que se congregaron en el plato para celebrar con Aaron el 8 de abril de 1974, cuando conectó su jonrón número 715 para dejar atrás a Babe Ruth en la cima de la lista de todos los tiempos.

Aaron fue mentor de Baker, reiterándole muchas de las lecciones que el padre de Baker le había compartido, como la honestidad y ser solidario con los demás. También le aconsejó sobre cómo vivir en el sur de Estados Unidos como un afroamericano en la década de los 60. Fue algo que Baker necesitó saber por haber crecido en California.

“Fue sobre la vida y de sentirse orgulloso como afroamericano, pero sin alardear porque es algo que llevas encima», dijo Baker.

A Baker le parece ideal que vuelva a Atlanta con todo el mundo del béisbol pendiente y se entusiasma por poder encontrarse con la esposa e hijos de Aaron.

“Es muy especial volver a Atlanta», dijo. “Será como el final de un libro de cuentos para todos nosotros”.

Los Astros son los villanos del béisbol, abucheados en cada estadio por haber hecho trampa y odiados por una mayoría fuera de Houston.

Pero Baker es tan admirado en el béisbol que algunos alentarán a regañadientes a los Astros esta semana por su veterano mánager.

“Hay mucha gente en contra, pero también mucha gente que nos apoya», dijo Baker. “Mucha gente que está remando a mi favor”. AP (HN)

Ver Más

Béisbol

Astros y Bravos culminan una temporada de ensueño tras el trágico coronavirus

Publicado

Por

(HN)

Tras un período trágico por la pandemia del coronavirus que golpeó al deporte a nivel mundial, el martes se iniciará la Serie Mundial de béisbol de 2021, uno de los eventos más seguido por el público estadounidense.

Los Astros de Houston y los Bravos de Atlanta serán los encargados de esta serie que pondrá fin a una temporada de ensueño con estadios llenos, que hicieron olvidar durante meses que todavía el covid-19 está presente en el país.

En este primer encuentro se verá en acción un duelo de pitcheo entre los abridores Charlie Morton (Bravos) y el dominicano Framber Valdez (Astros).

Los Astros disputarán su tercera Serie Mundial de los últimos cinco años, tras vencer 5×0 el viernes a los Medias Rojas de Boston para coronarse en la Serie de Campeonato de la Liga Americna por 4-2.

Por su parte, los Bravos, que derrotaron también por 4-2 a los hasta entonces campeones Dodgers de Los Angeles, avanzan a la Serie Mundial por primera vez desde 1999, cuando cayeron ante los Yankees de Nueva York.

No fue tanto la sorpresa la eliminación de los Medias Rojas por los Astros como la caída de los Dodgers ante los Bravos, ya que el equipo angelino posiblemente fuera el conjunto más temible en las discusiones de los titulos ligueros.

Muchos especialistas dan ventaja al equipo texano luego de la experiencia acumulada en los últimos tiempos en estos niveles.

Los Astros se impusieron en la Serie Mundial de 2017 a los Dodgers, una victoria que se vio empañada posteriormente por el escándalo de robo de señas, que conllevó una multa de cinco millones a la franquicia y el despido de su entonces entrenador, A.J. Hinch.

Houston volvió a la Serie Mundial en 2019 pero cayó 4-3 ante los Nacionales de Washington.

Los Astros ya habían visitado el Clásico de Otoño en 2005, cuando cayeron ante los Medias Blancas de Chicago. En esa época jugaban por la Liga Nacional.

«Pitcheo, defensa y bateo oportuno», dijo su mánager, Dusty Baker, sobre las fortalezas de Houston. «Y además, estos chicos siempre creyeron que íbamos a ganar. Nunca hubo una sola duda en sus mentes».

«Hay cuatro triunfos más por conseguir», recalcó Baker, quien disputará su segundo Clásico de Octubre como entrenador después del de 2002, en su etapa al frente de los Gigantes de San Francisco que cayeron ante los Angelinos de Anaheim.

– Latinos de moda –
Los jugadores latinoamericanos sin duda se encuentran de moda en las Grandes Ligas.

Que el MVP pueda volver a ser un jugador de esa región en la Serie Mundial no sería sorpresa pues los Jugadores Más Valisoso de las series de campeonato fueron precisamente un cubano y un boricua.

Por la Liga Nacional, el MVP fue el boricua Eddie Rosario, adquirido justo antes de la fecha límite de cambios del 30 de julio para reforzar los jardines de los Bravos por las ausencias del dominicano Marcell Ozuna y el venezolano Ronald Acuña.

Rosario, quien despachó tres jonrones en esta serie, estableció un récord de franquicia de Atlanta y se convirtió en el quinto jugador en la historia en registrar 14 hits en una serie de postemporada.

Por la Liga Americana, el MVP fue el cubano Yordan Alvarez, quien terminó la serie de campeonato con elevado promedio de .522, con 12 imparables, incluidos tres dobles, un triple y un jonrón, con seis impulsada, seis anotadas y un total de bases alcanzadas con sus batazos de 20.

Alvarez se convirtió en el cuarto cubano MVP de Series de Campeonato entre ambas Ligas, uniéndose a Randy Arozarena con los Rays en el 2020, Orlando ‘Duque’ Hernández con los Yankees en 1999 y Liván Hernández con los Marlins en 1997.

Los Bravos buscarán ahora su primer título de Serie Mundial desde 1995, cuando vencieron a los Indios de Cleveland con un equipo que incluía a los miembros del Salón de la Fama Greg Maddux, Tom Glavine, John Smoltz y Chipper Jones.

Esos Bravos de 1995 siguen siendo el único equipo de la ciudad de Atlanta de los cuatro deportes principales de Estados Unidos (béisbol, football americano, baloncesto y hockey) que ha ganado un título nacional. AFP (HN)

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad

Derechos Reservados © 2021 Diario Deportivo MÁS, Honduras Centro América.