Connect with us

Boxeo

Manny Pacquiao perdió contra Yordenis Ugás y se quedó sin el regreso soñado

Publicado

El cubano Yordenis Ugás sorprendió al filipino Manny Pacquiao para retener su corona de peso welter de la AMB el sábado, ganando por decisión unánime después de una reñida pelea de 12 asaltos en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Ugás, reclutado a última hora después de que el oponente original de Pacquiao, Errol Spence Jr., se retirara por lesión, dominó al ícono filipino con su jab y golpes más limpios para ganar en las tres tarjetas por 115-113, 116-112 y 116-112.

«Mis respetos para él (Pacquiao) que es una leyenda y me dio esta oportunidad», señaló en el ring el cubano.

El filipino reconoció que le costó «hacer ajustes dentro del ring. Pero él (Ugás) hizo un buen trabajo. Le doy gracias a los aficionados y a todos por hacerme posible esta pelea.Mis respeto para Ugás que hizo una buena pelea». (AFP)

Boxeo

Puertorriqueño González le arrebata título mosca júnior al mexicano Soto

Publicado

Por

(HN)

El púgil boricua Jonathan González se convirtió en el nuevo campeón de los pesos mosca júnior de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al derrotar por decisión dividida al mexicano Elwin Soto.

González, de 30 años, nativo de Caguas (Puerto Rico), levantó el título tras una victoria con puntuaciones de 116-112, 116-112 por 116-112 para su adversario.

El púgil zurdo puertorriqueño superó al duro Soto haciendo una pelea, pactada a 12 asaltos, guardando la distancia, sin que el poder de los golpes de su rival le hiciesen daño o puntuasen con facilidad.

Soto (19-2, con 13 nocáuts) había hecho tres defensas exitosas del título que le ganó al también puertorriqueño Ángel Acosta en 2019.

González (25-3-1, 14 fueras de combate) sufrió una derrota por nocaut técnico en el séptimo asalto ante el japonés Kosei Tanaka en 2019 en su otra pelea por el título. EFE (HN)

Ver Más

Boxeo

Muere Miguel de Oliveira, el segundo campeón mundial brasileño de boxeo

Publicado

Por

(HN)
Foto: @zonacero

El excampeón mundial de boxeo Miguel de Oliveira, el segundo brasileño que conquistó un título orbital, murió el viernes en Sao Paulo a los 74 años como consecuencia de un cáncer de páncreas del que venía tratándose en los últimos años, según informó su familia.

De Oliveira fue campeón mundial de la categoría superwélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) tras vencer en Mónaco el 7 de mayo de 1975 al español José Durán por el título vacante que había dejado el japonés Kaishi Wajima, quien ya había derrotado al brasileño por polémicas decisiones en dos combates anteriores.

El pugilista se había inspirado en la carrera de Éder Jofre, el primer campeón mundial brasileño y quien reinó hasta 1976 en la categoría de los supergallos, de la que se retiró como monarca invicto.

En su primera defensa, el 13 de noviembre de 1975 en París, De Oliveira cayó por nocaut ante Eliseu Obede, de Bahamas, y después de la derrota nunca consiguió más disputar un título mundial, hasta su retiro de los tinglados en 1980.

Como entrenador, De Oliveira llevó a sus compatriotas Francisco Tomás da Cruz, José Arimateia da Silva y Ezequiel Paixao a la disputa del título mundial, pero ninguno consiguió la hazaña. EFE (HN)

Ver Más

Boxeo

El combate contra la delincuencia de un antiguo boxeador en Níger

Publicado

Por

(HN)
Foto: @expdeveracruz

A pies del ring, chándal con los colores de Níger, Abdoul Aziz Ousseini, alias ‘Aziz’, antiguo campeón de boxeo de los pesos pesados, da consignas a sus jóvenes pupilos arrancados de la calle, en el club de boxeo de la capital Niamey.

Una decena de jóvenes se ponen los guantes y comienzan a calentar. Cerca de ellos, otros púgiles amateurs asestan puñetazos a un enorme neumático suspendido en el aire sujetado por cuerdas.

Cerca de cumplir 50 años, Aziz, con una envergadura imponente, diez veces campeón de Níger de más de 100 kilos, se ha reconvertido en entrenador de futuros talentos y además realiza una acción social con esos jóvenes desfavorecidos.

El hombre que salió del boxeo embrionario en Níger, en 1998 y cuyo ídolo se llama Mike Tyson, enseña a boxear de forma altruista a jóvenes de la calle.

«Son pequeños abandonados y que consumían droga por todos lados, así que los sábados y los domingos sacrifico mi tiempo por ellos», relata.

«El entrenador nos enseña boxeo (…) más vale aprender a boxear que practicar bandolerismo en la calle. Más adelante nosotros enseñaremos a otros», sonríe Moussa Issa, un asiduo a los entrenamientos.

«De entre ellos saldrá un campeón», afirma convencido Aziz.

En 2012 ya había pilotado un programa gubernamental apoyado por Estados Unidos y España, del que se beneficiaron una cuarentena de esos jóvenes en dos barrios populares de Niamey.

En la actualidad, aunque el antiguo campeón puede contar con algunos patrocinadores locales, ofrece asimismo clases particulares de boxeo a expatriados occidentales para financiar sus actividades.

«En lugar de darme dinero me ocurre que les pido que me traigan de sus vacaciones en Europa material de boxeo de calidad», cuenta Aziz, que trabaja en una agencia de la ONU en Niamey.

– Sueño olímpico –
Primer boxeador profesional de Níger, donde la lucha tradicional es el principal deporte de combate, Aziz ha disfrutado de un pequeño éxito internacional.

Bajo la batuta de Jean-Marc Perono, antiguo entrenador de dos campeones del mundo -los franceses Hacine Cherifi y Fabrice Tiozzo-, presume de un palmarés de cinco victorias en cinco peleas.

«Como mi ídolo Tyson, ¡yo domino sobre el ring!», fanfarronea desde sus 188 centímetros de altura, mientras muestra sus numerosas medallas de oro.

«Los éxitos de Aziz dieron un viento nuevo al boxeo cuando apenas brillaba», comenta un buen conocedor del boxeo del país africano.

Retirado de los cuadriláteros desde 2019 «debido al peso y a la edad», y «por falta de dirección» después de la muerte de su mentor, centra el resto de su energía en la emergencia de los «jóvenes talentos».

Porque más allá de su inversión en los chicos de las calles, también se dedica a seis aspirantes a profesionales que sueñan con ganarse la vida con el boxeo.

«A veces son ellos mismos quienes vienen a buscarme a casa» para los entrenamientos, asegura, feliz por ese entusiasmo.

Y el trabajo ya da sus frutos: Moussa Sahabi, de 22 años, ha ganado tres títulos de campeón de África Occidental de 52-54 y 56 kilos de la Organización HBE International Training.

«Antes de conocer a Abdoul Aziz, yo estaba muy desanimado con el boxeo, pero él me despertó! Por mi primer cinturón él empeñó su coche para que yo pudiese participar en la competición», afirma Sahabi.

Sahabi sueña con seguir los pasos de Issaka Daboré, primer medallista olímpico de la historia del deporte nigerino con el bronce en Múnich en 1972.

El joven campeón quería estar en los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, pero no pudo disputar los combates clasificatorios debido a las restricciones de desplazamiento impuestas debido al Covid-19.

«Sahabi puede llegar más allá de donde se detuvieron mis sueños», predice Aziz. AFP (HN)

Ver Más

Boxeo

Fury tumba por segunda vez a Wilder y retiene título de peso pesado del CMB

Publicado

Por

(HN)

El británico Tyson Fury noqueó al estadounidense Deontay Wilder en el undécimo asalto y conservó el título de campeón de peso pesado del CMB, en un dramático cierre de trilogía llamado a convertirse en un clásico del boxeo.

La pelea más esperada del año cumplió con las expectativas, con caídas a la lona por parte de ambos púgiles hasta que el ‘Gypsy King’, invicto en su carrera, derribó definitivamente a Wilder.

Los 15.820 espectadores del T-Mobile Arena de Las Vegas (Nevada) vibraron con una épica segunda victoria seguida de Fury sobre Wilder, con quien empató en el primer episodio de esta feroz rivalidad en 2018.

Fury suma en su carrera 31 victorias y un empate sin derrotas mientras Wilder se queda con 42 victorias, dos derrotas y un empate.

«No duden nunca de mí», demandó Fury tras el combate. «Cuando las cosas se pongan feas, siempre cumpliré».

«Fue una gran pelea esta noche, como cualquier trilogía de la historia», afirmó el vigente campeón del CMB (Consejo Mundial de Boxeo). «No voy a poner excusas, Deontay es un gran boxeador. Siempre digo que soy el mejor peleador del mundo y él es el segundo».

A sus 33 años Fury podría buscar ahora una pelea de unificación de coronas de peso pesado con el ucraniano Oleksandr Usyk, quien posee los cetros de la AMB, FIB y OMB.

Wilder, de 35 años, ofreció una exhibición de resistencia pero no fue suficiente para recuperar el cinturón que cedió en 2020 a Fury tras un lustro en su poder.

– Múltiples caídas a la lona –
Tras hacer esperar su salida al ring, Wilder arrancó fuerte el combate conectando los primeros golpes en cuerpo y cabeza de un Fury que presentaba el mayor peso de su carrera (277 libras, 125,6 kg).

El ‘Bombardero de Bronce’ se llevó el primer asalto pero Fury comenzaba a dar los golpes más certeros del combate.

El británico iba tomando ritmo hasta que en el tercer asalto mandó por primera vez a la lona a Wilder con un gancho de derecha.

El estadounidense resistió hasta la campana y le dio rápidamente la vuelta al combate gracias a su temible derecha, con la que envió dos veces a Fury al suelo en el cuarto asalto.

Con ambos púgiles tocados, Wilder y Fury trataron de asentarse de nuevo sobre el ring concediéndose una pequeña tregua en tres igualados asaltos.

En el séptimo, el británico estrelló una potente derecha contra Wilder que le dejó temblando pero el estadounidense seguía en pie y dispuesto a resistir.

Wilder, un especialista en nocauts, mantenía la esperanza de encontrar un golpe ganador pero fue Fury quien le hizo hincar de nuevo la rodilla en el décimo asalto.

El británico también resentía los golpes de Wilder pero, con un minuto y 10 diez segundos para el final del undécimo asalto, consiguió conectar un fulminante gancho de derecha del que Wilder ya no pudo recuperarse.

– Unificación de títulos –
La trilogía entre Fury y Wilder arrancó en 2018 con un primer combate en Los Ángeles (California) que se saldó con un trepidante empate, después de que el británico sobreviviera a dos caídas, una de ellas en el 12º asalto.

Fury noqueó a Wilder en el séptimo asalto del segundo combate, que tuvo lugar en febrero de 2020 en Las Vegas (Nevada), la última ocasión en que ambos púgiles se habían subido a un ring.

En lugar de enfrentar de nuevo al estadounidense, Fury tenía previsto este año un combate de unificación de cinturones de peso pesado contra su compatriota Anthony Joshua, pero un arbitraje independiente le ordenó conceder a Wilder un tercer combate de revancha.

La pelea del sábado estaba programada para julio, pero fue pospuesta después de que Fury y miembros de su equipo dieran positivo por coronavirus.

Tras su victoria ante Joshua del 25 de septiembre, el ucraniano Oleksandr Usyk es el actual dueño de los otros cetros de pesos pesados de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA), la Federación Internacional de Boxeo (IFB) y la Organización Mundial de Boxeo (WBO).

Según su promotor, Usyk está cerca de conceder la revancha a Joshua, que podría disputarse en febrero o marzo de 2022. AFP (HN)

Ver Más

Boxeo

Fury y Wilder completan su trilogía por título de peso pesado

Publicado

Por

(HN)

En la pelea más esperada del año, el británico Tyson Fury defenderá el sábado su corona de los pesos pesados del Consejo Mundial de boxeo (CMB) frente al estadounidense Deontay Wilder en la tercera, y probablemente última, entrega de una rivalidad de tres años.

La trilogía, que se completará el sábado en el T-Mobile Arena de Las Vegas (Nevada), vivió anteriormente un épico empate en Los Ángeles en 2018, cuando Fury sobrevivió a un derribo en el 12º asalto, y una clara victoria del británico en febrero de 2020.

Desde ese segundo episodio ambos púgiles han atravesado por una tortuosa preparación marcada por amargas disputas legales, un brote de covid-19 y acusaciones de engaño.

Si la tensa rueda de prensa del pasado miércoles sirve de guía, el escenario está preparado para otro combate explosivo entre Fury, el autodenominado «Gipsy King» (Rey Gitano), y Wilder, el «Bombardero de Bronce» de Alabama.

Ninguno de los dos boxeadores ha peleado desde su segundo combate de hace 20 meses, cuando el invicto Fury le arrebató a Wilder el cinturón del CMB que atesoraba desde hacía cinco años.

En lugar de enfrentar de nuevo al estadounidense, Fury tenía previsto este año un combate de unificación de cinturones de peso pesado contra su compatriota Anthony Joshua, pero un arbitraje independiente le ordenó conceder a Wilder un tercer combate de revancha.

Esta pelea debía celebrarse originalmente en julio, pero se pospuso hasta octubre después de que Fury (30-0-1, con 21 nocáuts) y miembros de su equipo dieran positivo por coronavirus en su campo de entrenamiento.

Wilder (42-1-1, 41 nocauts), por su parte, insiste en una serie de explicaciones no probadas sobre su última derrota ante Fury, que van desde la manipulación de los guantes a la de sus bidones de agua.

– «Sabe que miente» –
Fury, de 33 años, se refirió a esos señalamientos de Wilder, de 35, cuando ambos compartieron escenario en una conferencia de prensa el miércoles.

«Él sabe que lo que dice es mentira», dijo el británico. «Y en el fondo de su alma, sabe que perdió. Perdió la primera vez, perdió la segunda y va a perder la tercera».

Tras la derrota del año pasado Wilder reemplazó a su entrenador Mark Breland -al que había acusado de tirar la toalla demasiado pronto- por Malik Scott, un ex peso pesado de 40 años que sufrió un nocaut en el primer asalto ante Wilder durante su propia carrera.

Scott asegura que ha trabajado para ampliar el arsenal ofensivo de Wilder, añadiendo otras armas a su poderosa mano derecha, considerada la más temible de la categoría reina.

«Deontay tiene buenos fundamentos, es solo que muchas veces no los utilizó», dijo Scott.

Wilder, por su lado, dice que se ha «reinventado».

El estadounidense tendrá que demostrar que su nueva versión es lo suficientemente buena como para superar a Fury, cuya superioridad en tamaño, movimiento y capacidad de contragolpear sobrepasó al estadounidense en sus anteriores enfrentamientos.

– Combate decisivo –
Fury ha reconocido que Wilder es ahora un rival más peligroso dado lo que está en juego.

«Este es su combate decisivo», dijo el británico. «Todo el mundo espera que entre ahí y le dé una paliza, y lo haré, pero nunca se puede descartar a Deontay Wilder porque ahora es más peligroso que nunca».

En caso de triunfo, no está claro lo que le espera a Fury después del combate del sábado. La división de los pesos pesados todavía está digiriendo las consecuencias de la amplia derrota de Joshua ante el ucraniano Oleksandr Usyk el mes pasado.

Joshua se ha comprometido a buscar la revancha con Usyk en 2022, lo que significa que una pelea Joshua-Fury es poco probable a corto plazo. El hecho de que no haya un camino claro hacia un campeón unificado es una fuente de frustración para el promotor estadounidense de Fury, el legendario empresario Bob Arum.

Aunque Fury insiste en que no mira más allá de este fin de semana, Arum dijo que el panorama a largo plazo debería ser más claro.

«Si la gente fuera sensata, la solución sería obvia», dijo Arum a la BBC esta semana.

«Lo que debería ocurrir es que Tyson gane el sábado. Todo el mundo debería estar de acuerdo en que pelee con Usyk a continuación por el título unificado, con la condición de que el ganador pelee con Joshua. Si este fuera un deporte sensato, eso es lo que pasaría, pero no lo es», afirmó. AFP (HN)

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad

Derechos Reservados © 2021 Diario Deportivo MÁS, Honduras Centro América.