Connect with us

Otros Deportes

Luchador de UFC sufrió escalofriante fractura en uno de los nocauts más rápidos del año

Dentro de la fiesta que se celebró en el VYSTAR Veterans Memorial Arena de Jacksonville (Florida, Estados Unidos), con el regreso del público a las gradas en el UFC 261, se vivieron momentos de nerviosismo y tensión durante uno de los combates estelares de la velada.

El protagonista desafortunado de la noche fue el estadounidense Chris Weidman quien sufrió una escalofriante fractura de tibia y peroné durante los primeros segundos del combate frente a Uriah Hall y debió ser retirado en camilla.

El nocaut técnico que se produjo por esa terrible lesión terminó siendo uno de los más rápidos del año, por delante de la marca que había establecido Conor McGregor en enero, al vencer a Cowboy Donald Cerrone en 40 segundos.

El norteamericano de 36 años llegaba a la jaula decidido a imponer su estilo, frente a su compatriota que venía con una racha de tres victorias consecutivas, una de ellas frente al brasileño Anderson Silva. Sin embargo, su presentación terminó en tan solo 17 segundos del primer round.

Después de que el árbitro Herb Dean dio inicio al combate, The All American se aproximó a su oponente y quiso comenzar a golpear las piernas de su rival como parte de su estrategia, pero su plan iba a quedar truncado después de lanzar una low kick a la rodilla de Hall.

Tras hacerlo, y al momento de volver a apoyar su pierna derecha sobre la lona, el luchador no pudo continuar. En las imágenes se pudo ver el escalofriante momento en el que su tibia y peroné se parten prácticamente en dos, perdiendo estabilidad y cayendo entre evidentes gestos de dolor.

Al instante, el juez frenó la acción y Primetime, lejos de festejar el triunfo, se llevó las manos a la cabeza y evitó seguir viendo la lesión de su rival. El silencio se apoderó del recinto mientras el personal médico ingresaba para atenderlo.

Lentamente el norteamericano fue subido a la camilla y abandonó el octágono. Antes de hacerlo quiso calmar al público presente en el VYSTAR Veterans Memorial Arena y mientras era retirado levantó su mano para llevar tranquilidad. Los espectadores le respondieron con una gran ovación.

Si bien no es común, no es la primera vez que se producen éste tipo de lesiones en las piernas. Sin ir más lejos, muchos seguidores de las MMA recordaron el episodio similar que sufrió la Araña Silva en diciembre del 2013, precisamente ante Weidman. En aquella velada de UFC 168, el brasileño pateó la pierna de Chris y acabó de la misma forma.

“Mis sentimientos más profundos y sinceros. Ten fe, te deseo una pronta recuperación. En este momento les deseo a ti y a tu familia luz, amor y conocimiento. A los fanáticos del deporte, respeten este momento de este increíble guerrero y deseamos que se recupere al 100% pronto. Que Dios te bendiga a ti y a tu familia”, escribió Anderson Silva en su cuenta de Instagram. (GG) (Infobae)