Connect with us

Otros Deportes

La primera foto de Tiger Woods luego del accidente que casi le cuesta la vida

Tiger Woods se mostró por primera vez en las redes sociales luego del grave accidente que casi le cuesta vida hace menos de dos meses. El golfista compartió una imagen de cómo avanza la recuperación de las severas heridas que sufrió en sus piernas luego del despiste y vuelco de su auto en una calle de Los Ángeles.

Este viernes, Woods, de 45 años, subió una foto a su cuenta de Instagram en la que se lo ve sonriente, vestido con ropa deportiva, en un campo de golf. Lleva una bota ortopédica en su pierna derecha y usa dos muletas para desplazarse. A su lado se encuentra su perro.

“Mi progreso va más rápido que yo. Pero es bueno tener un compañero de rehabilitación tan leal, el mejor amigo del hombre”, escribió en relación al avance de su recuperación y a la compañía que ha tenido de parte de su can en este momento difícil. En pocos minutos, la publicación recibió miles de “Me gusta” y comentarios de amigos y fanáticos que se alegraron de ver al golfista de buen ánimo.

En los días previos Woods ya había hecho una publicación en su perfil, aunque se limitó a postear una foto de un campo de golf. Esta fue la primera vez en que se mostró luego del accidente ocurrido el pasado 23 de febrero, cuando su camioneta se despistó y volcó, causándole severas heridas en su pierna derecha.

Días después del siniestro, el golfista debió someterse a una extensa operación en el Hospital Harbor-UCLA, debido a múltiples fracturas abiertas en su pierna derecha que requirieron su inserción, una varilla de metal en la tibia y tornillos para fortalecer los huesos del pie y el tobillo. Luego de la intervención, abandonó el hospital a comienzos de marzo y se marchó a su casa de Florida donde continúa con la recuperación

A principios de abril, la oficina del Sheriff dio a conocer los resultados de la investigación que se inició para determinar los motivos del accidente. Las pesquisas realizadas sobre la caja negra del vehículo arrojaron que el golfista manejaba a 87 millas por horas en una zona cuyo límite máximo es 45.

Luego de conocerse oficialmente los resultados de la investigación, Woods rompió el silencio desde sus redes sociales y expresó: “Estoy muy agradecido a los dos buenos samaritanos que se acercaron a asistirme y llamaron al 911″.(GG) (Infobae)