Connect with us

Baloncesto

Adebayo, Randle y Young hacen sentir su condición de nuevos líderes

La presencia de los nuevos jugadores líderes que hay dentro de la liga se hizo sentir en la jornada de la NBA con las actuaciones del pívot Bam Adebayo, el ala-pivote Julius Randle y el base Trae Young, que fueron claves a la hora que sus respectivos equipos consiguiesen importantes victorias de cara a la recta final de la temporada regular.

Adebayo firmó un contrato firmado de 160 millones de dólares con el Miami Heat al concluir la pasada temporada, tras llegar a las Finales de la NBA, que lo catapultó a la condición de jugador líder y franquicia. Su juego permitió al Heat completar una remontada y ganar 109-107 a los Brooklyn Nets y romper una racha de cuatro derrotas consecutivas.

Adebayo surgió en el momento que más lo necesitó su equipo y con un doble-doble de 21 puntos, incluida la canasta ganadora antes que sonase la bocina, y 15 rebotes, se erigió en la gran figura, que además mostró carácter y liderazgo al tomar toda la responsabilidad con la jugada decisiva.

El triunfo no solo le dio la victoria a los Heat (29-28), que jugaron sin el alero estrella Jimy Butler, lesionado con un esguince de tobillo derecho, sino que le quitaron a Adebayo la frustración de no haber rendido bien en los últimos partidos.

El liderazgo que el Heat tuvo en Adebayo le faltó a los Nets, que sufrieron de nuevo la baja del alero estrella Kevin Durant, siguió sin estar el escolta James Harden y el base Kyrie Irving tuvo la jornada menos inspiradora.

Nada de eso sucedió con Randle, que en el Madison Square Garden, mantuvo el liderazgo con Knicks a los que aportó un doble-doble de 33 puntos, cinco rebotes y cinco robos, que le permitieron ganar en la prórroga por 122-112 a los New Orleans Pelicans.

El base Derrick Rose se encargó de aportar otros 23 puntos y protagonizar las jugadas decisivas que dejaron a los Knicks (31-27) con el sexto triunfo consecutivo, su mejor racha de la temporada.

Además establecieron la mejor racha ganadora del equipo desde la temporada del 2013-14 cuanto tuvieron ocho victorias seguidas.

El equipo neoyorquino, que ocupa el sexto puesto de la Conferencia Este, buscará llegar a los playoffs por primera vez desde que en el 2013 ganó el título de la División Atlántico.

Randle tuvo su cuarto partido consecutivo de 30 puntos, el primer jugador de los Knicks en lograrlo desde que lo consiguió el ala-pívot Carmelo Anthony en febrero del 2014.

Otra joven promesa convertida ya en líder es el alero Zion Williamson, aunque los Pelicans perdieron. Su juego en el Madison Square Garden, con una aportación de 34 puntos y nueve rebotes, fue sobresaliente.

El que tuvo el Young al frente del ataque de los Hawks de Atlanta al conseguir un doble-doble de 34 puntos (9-21, 3-9, 13-14) y 11 asistencias que les ayudó a ganar 129-117 ante los Indiana Pacers y consolidarse como líderes de la División Sudoeste (.

Young ha conseguido al menos 30 puntos en 17 partidos desde que comenzó la temporada y ha convertido al pívot suizo Clint Capella, en el que mejor define en el juego interior actualmente en la NBA, como lo demostró su doble-doble de 25 puntos, 24 rebotes y tres tapones.

Mientras que la victoria permitió a los Hawks ponerse con marca de 31-26 que los consolida líderes de la División Sudeste y comparten el cuarto puesto de la Conferencia Este con los Boston Celtics, que descansaron.

El mismo de varios días que les vino bien a Los Angeles Clippers tras una gira por el Este y volvieron al Staples Center para entrenarse con los desahuciados Minnesota Timberwolves, a los que ganaron por 124-105 y lograron el octavo triunfo en los últimos nueve partidos que les dio marca de 40-19, a solo tres triunfos del Utah Jazz (42-15), líderes de la Conferencia Oeste y de la liga.

Los aleros All-Star, Paul George, que anotó 23 puntos -líder del equipo- y Kawhi Leonard (doble-doble de 15 tantos, 11 rebotes y ocho asistencias), que se había perdido los cuatro partidos anteriores por lesión, fueron los encargados de darle forma al triunfo de los Clippers, que anotaron 21 triples ante la presencia por primera vez en más de un año de sus seguidores en las gradas de campo.

Los Timberwolves (15-37), que perdieron el séptimo partido en los últimos 10 disputados, volvieron a tener la peor marca de la Conferencia Oeste y de la liga después que los Houston Rockets (15-41) ganaron a domicilio 110-114 a Orlando Magic.

Mientras que el escolta Terry Rozier se acercó al triple-doble tras aportar 34 puntos, 10 asistencias con ocho rebotes, y los Charlotte Hornets vencieron 109-101 a los devaluados Portland Trail Blazers, en lo que fue su primer triunfo en los últimos cinco partidos.

El ala-pivote canadiense Chris Boucher logró doble-doble de 31 puntos y 12 rebotes, y los Toronto Raptors extendieron la peor racha de derrotas de la temporada de Oklahoma City a 10 partidos, después de vencerlos 112-106 y conseguir el tercer triunfo consecutivo, que los mantiene en la lucha por los playoffs en la Conferencia Este. EFE (HN)