Connect with us

Más de Honduras

Cristian Ramírez llegó a 300 partidos como juez asistente en Liga Nacional

300 partidos se dicen fácil, pero es toda una vida dedicada en el arbitraje para un joven juez asistente internacional como Christian Ramírez, que llegó al arbitraje inspirado por su padre Edgardo Ramírez, quien laboró en todas las ligas burocráticas de la capital y que anoche vio como su hijo le tocó trabajar en un clásico más como el que Motagua le ganó 1-0 al Real España con gol de Cristopher Meléndez.

Realmente no fue un clásico más en donde acompañó a Said “Matemático” Martínez, Roney Salinas y Alex Morazán, ya que sin saberlo llegó a la bonita suma de 300 partidos, ubicándose segundo en activo detrás de Jack Rodríguez un experimentado asistente ya que ha cruzado el camino en 323 partidos de primer división.

La próxima metra de Ramírez es superar al legendario y ex internacional Carlos Enrique Pastrana quien sumó 308 partidos en 15 años de acción en primera división, a quien Rodríguez le superó la marca hace un año.

SU AMOR AL ARBITRAJE:

El joven juez asistente de niño Cristian acompañaba a su padre a cada cancha y le fue gustando el ambiente hasta llegar a inscribirse en la filial de árbitro de Tegucigalpa, en donde se quedó por méritos propios y no porque su progenitor lo impusiera, pero si inspirado en lo que había visto desde niño, forjando una carrera que inició en primera división con su debut el19 de agosto del 2007 en el estadio Carlos Miranda de Comayagua en donde el Hispano venció 2-1 al Motagua. En esa ocasión el juez central  fue el progreseño José Cálix, pero además estaban en la cuarteta, Óscar Velásquez y Marlon Muñoz.

Desde agosto del 2007 a la fecha han pasado 300 partidos, entre ellas sus ocho finales y varias semifinales y  liguilla de repechaje, pero además sumándose como internacional, siguiendo los pasos de los mejores de la historia del país  como  Raymundo Calix García, Carlos Enrique Pastrana, Reynaldo Elías Salinas, Walter Rivera, entre otros.

Ramírez poco a poco se fue abriendo campo en el campo internacional, estuvo a punto de ser parte de Rusia 2018 y está en la órbita de FIFA para Qatar 2022 aunque ya fue mundialista en India 2017 pero en el Sub-17. (GG)

300 partidos con la banderola a la par, su eterna compañera en este camino de viajes y satisfacciones por partidos nacionales e internacionales