Connect with us

De Todo Un Poco

Salah marca con Egipto 639 días después

Fuera de las convocatorias de Egipto en las últimas ventanas internacionales, Mohamed Salah, después de no marcar ante Kenia en su regreso a la selección, volvió a celebrar goles frente a las Islas Comoras después de exactamente 639 días sin hacerlo con “Los Faraones”.

Su última víctima fue Uganda, que no pudo evitar que Salah hiciera uno de los dos tantos de su equipo (0-2) en el último partido de la fase de grupos de la Copa de África que disputó el 30 de junio de 2019. Después, en octavos de final frente a Sudáfrica, el delantero del Liverpool no marcó y hasta la serie de partidos internacionales de marzo de 2021 no volvió a jugar con su selección.

Tuvo tres oportunidades para hacerlo y por diferentes razones no acudió a las llamadas de su país. Primero, en octubre y noviembre de 2019 para un par de amistosos ante Botsuana y Liberia. Entonces, acordó con la federación egipcia de fútbol no participar en esos partidos para descansar.

Justo un año después, una lesión en su tobillo izquierdo le impidió acudir a la llamada de Egipto para jugar las dos primeras jornadas de la fase de clasificación de la próxima Copa de África. Salah no pudo enfrentarse a Kenia e Islas Comoras y Egipto lamentó su ausencia con sendos empates.

Todo estaba listo para el regreso de Salah de cara a los duelos ante Togo el 14 y el 17 de noviembre de 2020. Sin embargo, la estrella egipcia dio positivo por coronavirus y tampoco pudo acudir a los partidos que su selección, esta vez sí, ganó por partida doble a Togo (1-0 y 1-3)

Después de seis partidos, cuatro oficiales y dos amistosos, Salah volvió a ponerse la camiseta de Egipto hace cuatro días para enfrentarse a Kenia. No fue un regreso muy plácido para el jugador del Liverpool, que no marcó y no pudo evitar el empate (1-1) en su visita al estadio Moi International Sports Centre de Nairobi.

Sin embargo, este lunes Salah no se fue de vacío en su segunda reaparición con Egipto. En un duelo clave por el liderato del Grupo G, fue la luz que guió a su equipo hacia la victoria frente a las Islas Comoras (4-0). Empatados a puntos en la clasificación antes del pitido inicial, el doblete de Salah cerró una racha sin goles en su selección e impulsó a Egipto hacia un liderato solido.

Con ambas selecciones ya con un billete para la próxima Copa de África que se disputará en Camerún en 2022, Salah sentenció el choque para doblegar a uno de los equipos de moda que representa a un país de tan solo 850.000 habitantes.

Salah marcó el tercero y el cuarto tanto de su selección y cerró una sequía de casi dos años sin celebrar un gol con la camiseta de Egipto. EFE (HN).