Connect with us

De Todo Un Poco

Branco, campeón del mundo con Brasil, intubado por covid-19

El exdefensor brasileño Branco, campeón del mundo en 1994, fue intubado debido al empeoramiento de su salud, informó este viernes el hospital de Rio de Janeiro donde se halla internado con un cuadro “grave” de covid-19.

Claudio Ibraim Vaz Leal, más conocido como Branco, de 56 años, “está en una cama de cuidados intensivos, bajo monitoreo continuo, sedado y respirando con aparatos” de ventilación mecánica, indicó el hospital Copa Star en un comunicado.

El antiguo lateral izquierdo de la ‘Seleção’ fue internado el martes por un “cuadro grave de afectación pulmonar por covid-19”, en momentos en que Brasil enfrenta el peor momento de la pandemia que ya dejó más de 287.000 muertos en el país.

“El cuadro está evolucionando de manera estable en las últimas 24 horas y aún no hay previsión de cuándo pueda respirar por sus propios medios”, agregó el boletín.

Hombre destacado del Brasil tetracampeón en Estados Unidos-1994, Branco es el coordinador de las selecciones menores de la Confederación Brasileña de Fútbol y se habría contagiado en un viaje con la ‘Canarinha’ sub-18 a la ciudad de Recife (nordeste), según el portal Globo Esporte.

Con pasos en grandes equipos brasileños como Corinthians, Flamengo, Internacional o Fluminense, el exzaguero ganó fama involuntaria al protagonizar el episodio del “Agua bendita” durante el encuentro de octavos de final de la copa mundo de Italia-1990 en el que Brasil perdió 1-0 con la Argentina de Diego Maradona.

En el primer tiempo, Branco bebió agua de los bidones ofrecidos por el entonces utilero y masajista argentino Miguel Di Lorenzo y afirmó que luego empezó a sentirse mareado.

Tras el juego, denunció que el agua podría haber tenido alguna sustancia, lo que fue negado por Di Lorenzo.

Años después, en 2004, Maradona avivó la polémica al decir, en un programa televisivo y entre risas, que “alguien” le echó un somnífero al agua, lo que dejó “totalmente boleta (desorientado)” a Branco.

El entrenador de la albiceleste en el Mundial de 1990, Carlos Bilardo, negó lo dicho por el 10.

“Ningún ser humano que esté dentro de una cancha se hubiera imaginado una trampa de esas”, dijo Branco, quien también defendió los colores del Génova de Italia, en una entrevista en 2016.

El camisa 6, sin embargo, dijo no guardar rencor por aquella vivencia. AFP (HN)