Connect with us

Otros Deportes

Tras 405 días de inactividad, volvió Roger Federer

Roger Federer jugó su primer partido en más de un año y ganó por 7-6, 3-6 y 7-5 ante el británico Dan Evans, 28 del ranking, en el Abierto de Qatar. El suizo, quien se sometió a dos cirugías de rodilla en 2020, no jugaba un partido desde la derrota en semifinales ante Novak Djokovic en el Abierto de Australia en enero de 2020, hace 405 días.

El ganador de 20 Grand Slams eligió sacar primero en Doha después de bromear con el árbitro sobre las reglas del deporte durante la pandemia del covid-19 y pudo festejar en l primer set después de un apretado tie-break 7-6 (10/8). El jugador de 39 años tuvo que luchar, salvando un set point contra un jugador que fue compañero de entrenamiento reciente.

En el segundo le tocó caer por 3-6 luego de mostrarse errático, sobre todo con la derecha, y algo lento en algunas reacciones, producto de su larga inactividad. En el tercero, necesitó de un segundo match point para quedarse con la victoria, que llegó junto a su único quiebre del duelo gracias a un revés paralelo.

“Ganando o perdiendo, estar en la cancha era lo mejor, pero por supuesto que ganar el partido hace que sea más entretenido aún”, declaró tras el final del partido y admitió: “Me sentía casado, estaba más preocupado por eso y eso lo llevó también a él a ser más agresivo. Pero estoy muy feliz”.

Fue la victoria 1.243 para El Maestro, que tan solo es superado por el estadounidense Jimmy Connors, quien ostenta 1.274 victorias en el circuito ATP.

Además, aprovechó para saludar a quienes estuvieron junto a él en este tiempo de recuperación: “Ha sido un largo y duro camino. Este es un desafío muy grande y agradezco a todos los que me apoyaron”. A si mismo, aplaudió al público por su presencia y recordó lo importante que es la presencia de aficionados en cualquier deporte.

El ex número 1 del mundo recibió una entusiasta bienvenida de la multitud con capacidad al 20 % en el Complejo de Tenis Khalifa de Doha, sonriendo a la multitud, algunos de los cuales blandían retratos de la estrella suiza mientras que otros sostenían sus colores nacionales en alto.

“Sé que es raro que un hombre de 40 años regrese después de un año fuera”, había declarado en una conferencia de prensa en la capital de Qatar, Doha, el domingo. “Siento que todavía hay algo, la jubilación nunca estuvo realmente en las cartas”.

Mientras estaba fuera de acción, vio a Rafael Nadal igualar su récord de títulos de Grand Slam con un 13º triunfo de Roland Garros, mientras que Djokovic celebró un noveno Abierto de Australia el mes pasado para llevar la cuenta de Slams de su carrera a 18.

Federer ha insistido en que su recuperación de la cirugía de rodilla estaba “completamente bajo control” antes de su regreso al tenis competitivo y dijo que esperaba volver al “100 por ciento” para Wimbledon en junio, pero no había tomado decisiones sobre torneos antes de esa fecha ni sobre los Juegos de Tokio. En la previa, el suizo ganador de 103 títulos había señalado en la previa: “Estoy feliz de estar jugando de nuevo y emocionado de experimentar cómo se sentirá”, dijo. Con semejantes palmarés está a tan solo seis del récord de Jimmy Connors.

De esa manera, el actual número 6 del ranking ATP, que en agosto cumplirá 40 años, no dio muestras de debilidad física en una batalla épica de dos horas y media frente al número 28 de la clasificación mundial y en la siguiente ronda se medirá al georgiano Nikoloz Basilashvili (N.42). (GG)(Infobae)