Connect with us

De Todo Un Poco

Los ecos del silencio

Publicado

Una desbandada obligatoria impuesta por la alerta sanitaria desnudó los estadios, de pronto vacíos, sin murmullo y sin ruido, sin aliento y sin ánimo, y dejó al fútbol con el paso cambiado, sometido a una fría sensación de soledad rota solo por los ecos de su silencio.

El mundo paró. El deporte también. Y el fútbol. La nueva puesta en marcha, cuidadosa por los riesgos, pero apresurada por el tiempo perdido y por recuperar, permitió una vuelta a los escenarios, pero sin testigos. A un espectáculo sin espectador.

Una dimensión nueva plagada de incertidumbre y sin un claro final invadió a los clubes, a los dirigentes, a los técnicos, a los jugadores. También a la afición, obligada a disfrazarse de seguidor confinado, abocado a disfrutar de los éxitos en soledad y a paliar aislado el efecto de la derrota.

Todo ha cambiado. Aún inmerso en los efectos de la vorágine de la infección, sin el panorama despejado y pendientes de la llegada de la prometida normalidad real, el fútbol se prepara para los nuevos tiempos. A los que ya está resignado.

La incidencia ha sido brutal. Mientras el balón rueda y también en los despachos donde cada día los cálculos varían, los saldos negativos crecen y los recursos escasean.

Una crisis en cadena. Desde el césped a las oficinas donde se mide las consecuencias del vacío, del juego sin público.

La liturgia sobre el verde ya no es la misma. El miedo escénico ha desaparecido y la influencia del factor local es mínima. No hay presión. Ni por la exigencia del aficionado local, ni por la intimidación ejercida sobre el forastero.

Ni las lonas, ni los maniquíes, ni el cartón piedra, ni cualquier otro recurso producto de la imaginación para minimizar el impacto del vacío han causado efecto alguno sobre el jugador. Tampoco el exceso de decibelios de la megafonía ni el empeño de los suplentes acomodados en las gradas que estimulan a voces a los compañeros del terreno de juego. Nada.

La puerta cerrada ha dado un giro en la competición. De hecho, en la pasada temporada, antes de la invasión de la pandemia, los equipos locales lograron casi el sesenta por ciento de todos los puntos que se pusieron en juego. Sin embargo, tras el parón y el confinamiento, el botín de los anfitriones no llegó al cincuenta por ciento.

El Real Madrid fue la excepción. El conjunto de Zinedine Zidane, que abandonó el Santiago Bernabeu para jugar como local en el Alfredo Di Stefano, ganó diez de los once partidos que le faltaban para concluir la Liga y por lo tanto apenas le influyó el juego sin público. Sumó los tres puntos en todos los encuentros que disputó en su campo. Empató el último, en Leganés.

El cuadro blanco, que fue campeón, obtuvo el cien por cien de los puntos en juego como local. Antes del parón no llegaba al ochenta. Fue el gran beneficiado. También el Atlético Madrid, el Sevilla y el Villarreal. Pero el Barcelona, líder hasta el parón, fue uno de los más afectados. Intratable en el Camp Nou antes del encierro, cuando había logrado el 95 por ciento de los puntos, decayó hasta el 66 después del aislamiento.

Pero la onda expansiva del coronavirus va más allá de la competición, del terreno de juego. La ausencia de aficionados ha provocado un efecto devastador en todo el alrededor del fútbol. Más allá del balón, las secuelas son también dolorosas.

No ha quedado al margen este deporte de todo lo que la Covid se ha llevado por delante. Es un motor, un pilar social que ha dejado al margen a las masas.

Las entidades intentan adivinar los días que restan para la vuelta de gente al espectáculo. Aunque sea paulatina y progresivamente. Aunque sean unos pocos.

Los clubes se han quedado sin una fuente de ingresos fundamental. Especialmente las sociedades medianas y pequeñas han quedado desamparadas, con el devenir ennegrecido y la supervivencia en el aire.

Sin gente en las gradas no ha habido taquilla. Tampoco abonos. Han cerrado las tiendas oficiales de los estadios y también los despachos de comida y bebida del recinto. Las grandes entidades han echado el cierre a sus museos temáticos, a los tours, a las visitas guiadas.

El balance ha caído en picado. Las fuentes de ingresos, para el que los tenga, quedan limitados a la publicidad, a la venta de camisetas o a la televisión, que también querrán ajustar los acuerdos previos de acuerdo a la normalidad que se avecina y que en nada tendrá que ver con la anterior.

La dirección deportiva de los clubes ha hecho añicos sus planes de futuro. Las previsiones de operaciones de enjundia o fichajes de relumbrón han ido a la basura. El salto exponencial dado por el mercado en los últimos años se ha desvanecido de forma abrupta. La estrategia ha cambiado.

La crisis, las penurias económicas y la supervivencia ya han dejado de lado en la mayoría de los casos los fichajes a precios mareantes, a cual más caro. Nada de eso. Las entidades contemplan ahora contrataciones a coste cero, cesiones de futbolistas e incluso intercambio de jugadores.

Imposible grandes desembolsos. Solo sociedades como el París Saint Germain, Manchester City, Chelsea y alguno más, amparados por grandes fortunas, por jeques o magnates, menos afectados por la pandemia, podrían plantearse apuestas más altas.

Y no solo eso, los que están tendrán que ajustar su sueldo. De hecho, gran parte de las entidades ha podido alcanzar acuerdos con sus futbolistas para acondicionar los salarios a la baja. Para acomodarlos a los nuevos tiempos. Las reducciones están a la orden del día.

Mientras las taquillas mantienen las persianas hacia abajo los clubes intentan mimar al socio. El cobro de abonos se ha parado. No hay partido, no hay pago. Los ingresos por el año de fútbol se han perdido y las facturas aplazado.

El impacto ha dañado a las entidades y a los aledaños. El vacío y la falta de público ha invadido la periferia de los estadios. No hay gente en las gradas. Pero tampoco en los bares, en los puestos, en el transporte ni en los hoteles. Es la secuela del daño que ha dejado por los suelos a los pequeños comerciantes. No hay movimiento en los locales, con su existencia ya en entredicho, ni tránsito ni vida en los alojamientos a los que no llegan forasteros.

La pandemia lo ha condicionado todo. Ha parado el mundo, ha callado al fútbol y desnudado sus recintos. Nada será lo mismo. EFE. (JL).

Ver Más

De Todo Un Poco

Estadio Centenario de Uruguay albergará final de Libertadores femenina

Publicado

Por

(GG)

El mítico estadio Centenario de Uruguay albergará en noviembre la final única de la Copa Libertadores del fútbol femenino, además de los duelos decisivos de la Libertadores masculina y de la Copa Sudamericana, informó este jueves el presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez.

El titular del organismo rector del fútbol sudamericano realizó el anuncio en una conferencia de prensa este mediodía en Montevideo, a donde llegó para la firma del contrato entre Conmebol y la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) que oficializa al Centenario como sede de las finales únicas de los principales torneos continentales.

Domínguez sorprendió al confirmar que también se jugará la definición de la Libertadores femenina, que por primera vez será a un solo partido, y tendrá lugar el miércoles 24 de noviembre.

El martes Conmebol había informado las nuevas fechas de las finales de la Copa Sudamericana, el 20 de noviembre, y de la Libertadores masculina, el 27, que en principio estaban fijadas para el 6 y el 20 del mismo mes respectivamente.

Desde que fueron implementadas las finales únicas de ambas competiciones de clubes en 2019, será la primera vez que los partidos definitorios se jueguen en un mismo estadio.

El Centenario, que tiene 91 años, comenzará obras de remodelación de cara a estos encuentros, financiadas por Conmebol.

«Estas mejoras son el punto de partida para convertir al Centenario en un estadio a la altura de los más exigentes estándares de calidad del siglo XXI, de cara a la candidatura sudamericana a la Copa del Mundo 2030», indicó la entidad en un comunicado.

Declarado monumento del fútbol mundial por la FIFA en 1983, el mítico estadio montevideano albergó la final del Mundial de 1930, que ganó Uruguay. (AFP)

 

Ver Más

De Todo Un Poco

Ramos de flores de medallistas tienen un gran significado para Japón

Publicado

Por

(GG)

Una presea olímpica, por supuesto, significa mucho. Pero el del ramo de flores que recibe cada medallista en los Juegos de Tokio tiene un significado más profundo. Mucho más profundo.

Los girasoles y las demás flores que los forman crecieron en tres prefecturas del noreste de Japón que quedaron arrasadas por el sismo, el tsunami y el posterior fallo en tres reactores nucleares en 2011.

Alrededor de 18.000 personas murieron en la catástrofe que afectó a las regiones de Iwate, Fukushima y Miyagi. La recuperación continúa desde aquel día, el 11 de marzo de 2011.

Los organizadores esperaban que Tokio 2020 ayudara a promocionar esa zona. Pero la pandemia cambió gran parte del plan y puso el foco en el aplazamiento y en la celebración de las justas de verano en medio de una crisis global de salud. De hecho, algunos residentes de la zona se quejaron de que la celebración de los Juegos quitaba tiempo y recursos a la recuperación.

En Fukushima se creó una organización sin fines de lucro para cultivar las flores con la esperanza de levantar el ánimo de la región. Muchas crecieron en terrenos agrícolas abandonados cuando el precio de las frutas y verduras se desplomó en la zona.

En Miyagi, los padres que perdieron a sus hijos en la tragedia plantaron girasoles en la colina de la montaña donde habían tratado de resguardarse del tsunami. Este homenaje también ha sido reflejado en un libro infantil.

Iwate es conocida por su producción de gencianas, una flor azul índigo del mismo tono que el color utilizado en el emblema de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Los 5.000 ramos que se repartirán tanto en los Olímpicos como en los Paralímpicos, que comienzan el 24 de agosto, fueron elaborados por el Nippon Flower Council. (AP)

Ver Más

De Todo Un Poco

Jugadores de Brasil se burlan de Argentina tras su eliminación

Publicado

Por

(HN)

La selección olímpica de Brasil aprovechó que acababan de terminar su partido frente a Arabia Saudí, con victoria 1-3, para ver el España-Argentina en el que su gran rival quedó fuera del torneo en la fase de grupos tras empatar a uno, lo que celebraron Douglas Luiz, Reinier Jesus, Richarlison y Matheus Cunha.

Douglas compartió una foto en su cuenta oficial de Instagram con el texto “Tchau hermanitos” y un emoticono de una mano diciendo adiós, mismo gesto que hacían los cuatro en una publicación en la que salían sonrientes y que el jugador del Aston Villa publicó después del 1-0 de España anotado por Mikel Merino en el m.66.

Dani Alves, capitán del equipo, respondió antes en zona mixta sobre si un posible cruce con Argentina en cuartos de final, que finalmente no se va a dar, se lo tomarían como revancha por la final de la Copa América: “La revancha la tuvieron ellos, nosotros ya les eliminamos en semifinales en la anterior”, contestó.

Sin embargo, cuatro de sus compañeros aprovecharon la circunstancia para mofarse de su eterno rival. EFE (HN)

Ver Más

De Todo Un Poco

Robots convertidos en jardineros para celebrar los Juegos Olímpicos

Publicado

Por

(HN)

Antiguos robots de la industria del automóvil como jardineros en un parque de Tokio: Esta es la insólita instalación de un artista británico durante todo el periodo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en la capital japonesa.

Cuatro imponentes brazos robóticos de unos dos metros alto elaboran formas a partir de los movimientos captados en vídeo en los precedentes Juegos.

«Es una especie de espejo, una especie de reflexión sobre lo que pasa en los Juegos», explicó a la AFP Jason Bruges, el artista británico autor de esta obra, inscrita en el festival cultural de Tokio organizado con motivo de la cita olímpica.

Bruges establece un paralelismo entre los robots y los deportistas, que repiten durante años los mismos movimientos para alcanzar la perfección en un dominio muy preciso.

«Sea un corredor, un skater o un ciclista, tendrán condicionado el cuerpo por algo único», dijo.

Bruges y los otros miembros de su estudio cruzaron el arte y las nuevas tecnologías para analizar y tratar secuencias de vídeo de deportistas que participaron en los Juegos de Rio-2016.

Los movimientos de sus cuerpos se convirtieron en datos que sirven como instrucciones para los robots, capaces de reproducir 150 formas y movimientos diferentes.

Bruges, que dice querer incitar a la gente a ver la tecnología desde otro ángulo, espera que su instalación permita a los visitantes «reflexionar, meditar y encontrar la calma».

Llamada ‘The Constant Gardeners’ (un guiño al libro y película ‘El jardinero fiel’), su instalación abrió el miércoles en el parque Ueno, en el corazón de Tokio, y permanecerá abierta hasta el final de los Juegos Paralímpicos el 5 de septiembre. AFP (HN)

Ver Más

De Todo Un Poco

Deportistas holandeses en cuarentena denuncian una «prisión olímpica»

Publicado

Por

(HN)

Aisladas en cuarentena en un hotel y sin poder competir, los deportistas holandeses, que dieron positivo en covid-19 en Tokio, expresaron su gran frustración, denunciando lo que han calificado de «prisión olímpica» y exigiendo más tiempo al aire libre.

Todos los deportistas participantes en los Juegos Olímpicos pasan pruebas diarias y si dan positivo, deben aislarse o ser hospitalizados.

El martes, la organización olímpica holandesa había criticado las condiciones de aislamiento «inaceptables» de seis miembros de su delegación en Tokio, encerrados en «habitaciones muy pequeñas» sin aireación y sin luz del día.

En un vídeo publicado este miércoles en Instagram, la skater holandesa Candy Jacobs, de 31 años, declaró que seguía dando positivo ocho días después del inicio de su cuarentena.

«Ayer (martes) hicimos una huelga porque necesitamos aire de fuera, de todo (…), porque nada se abre. Las ventanas están cerradas, las puertas no se abren nunca. Esto no va bien», criticó.

La skater y sus cinco compatriotas y compañeros de infortunio – entre ellos, la taekwondista Reshmie Oogink, un miembro del equipo técnico de canotaje, el skiffer Finn Florijn y el jugador de tenis Jean-Julien Rojer – han hecho «huelga» no moviéndose del hall de su hotel.

Al término de 7-8 horas de ‘sentada’, acabaron por lograr 15 minutos diarios de acceso a una ventana abierta, según Candy Jacobs.

Confinados cada uno en su habitación, los holandeses sólo pueden salir para ir a buscar su comida, que es «la misma todos los días», se quejó también Reshmie Oogink.

La taekwondista publicó en Instagram un vídeo que muestra lo que parece un espantapájaros sentado en su cama, hecho con sus cosas y equipamiento deportivo.

«Nuevo detenido en la prisión olímpica», ironizó en la leyenda que acompaña al vídeo, donde dice que «tengo un nuevo amigo llamado Bob. Está dispuesto a luchar».

Este miércoles, la prensa neerlandesa anunciaba la existencia de un séptimo caso positivo en la delegación neerlandesa, en el cuerpo técnico del equipo de remo. AFP (HN)

Ver Más
Publicidad

Boletín De Noticias

Recibe las mejores historias directamente a tu correo.



TABLA LIGA NACIONAL

Publicidad
Publicidad

Derechos Reservados © 2021 Diario Deportivo MÁS, Honduras Centro América.