Connect with us

Otros Deportes

El TAS, árbitro supremo del deporte

El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) de Lausana, “Corte Suprema” del deporte mundial, es una instancia de arbitraje más rápida y flexible que la justicia clásica, con competencias en materia de dopaje, de litigios contractuales o sanciones disciplinarias.

Sus decisiones se imponen, salvo si por razones de procedimiento la justicia suiza decide no validarlas, lo que sucedió este jueves con la resolución de anular la suspensión por ocho años del nadador chino Sun Yang por violación del reglamento antidopaje. Después de esta decisión, el TAS deberá volver a pronunciarse sobre este caso.

. ¿Qué es el TAS?

Es una instancia de arbitraje compuesta por unos 400 jueces designados para cuatro años renovables. Sus sentencias se imponen a los actores del deporte y examina casos de dopaje, pero también sanciones deportivas o conflictos por ejecuciones de contratos, como ocurre con el caso de traspasos.

Se creó en 1984, en el momento en el que se disparaban los contenciosos relacionados con el deporte, con impulso del presidente de entonces del Comité Olímpico Internacional (COI), el español Juan Antonio Samaranch. Su papel se acentuó en los años 1990, cuando el TAS se emancipó del COI.

. El caso ruso

Este asunto es el más complejo que se ha sometido a los jueces de Lausana ya que mezcla multitud de procesos individuales contra atletas concretos con sanciones colectivas dirigidas a castigar el dopaje institucionalizado de una gran potencia, Rusia.

El TAS decidió primero, sobre una decisión de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, actual World Athletics), suspender a Rusia para los Juegos Olímpicos de Rio-206. Desestimó los recursos de los atletas rusos, con la excepción de la saltadora de longitud Darya Klishina, ya que no se entrenaba dentro de las estructuras rusas. Fue por ello autorizada a competir en Brasil bajo bandera neutral.

En 2018, tras la decisión del COI de excluir al conjunto de los deportistas rusos, el TAS es de nuevo requerido para pronunciarse antes de los Juegos de Invierno e Pyeongchang. Esa vez, la instancia considera “insuficientes” las pruebas que condujeron a la exclusión de 28 de esos deportistas, de los 43 inicialmente señalados. “Una decisión extremadamente decepcionante y sorprendente”, dice entonces el presidente del COI, Thomas Bach.

En diciembre de 2020, el TAS excluyó a Rusia por dos años de grandes competiciones, lo que incluye los Juegos de Tokio en 2021 y los de invierno de Pekín en 2022. Castiga así la entrega a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de ficheros manipulados para disimular el papel que tuvo el laboratorio antidopaje de Moscú en el sistema de trampas.

. El recurso de Caster Semenya

En 2019, el TAS validó el reglamento de la Federación Internacional de Atletismo que impone una tasa máxima de testosterona para competir en las pruebas internacionales de medio fondo femenino.

Ese umbral obligaría de hecho a la sudafricana Caster Semenya, una atleta hiperandrógina, a someterse a un tratamiento hormonal para poder competir en su distancia favorita, los 800 metros, algo que ella considera “una discriminación”.

Esa decisión del TAS fue confirmada a mediados de 2020 por la justicia suiza. Semenya, de 29 años y dos veces campeona olímpica, manifestó su voluntad de recurrir a la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH).

. Sun Yang y la muestra destruida

Anunciada el 28 de febrero, la suspensión de ocho años contra el nadador chino Sun Yang es una de las decisiones más espectaculares del TAS, por la severidad y la fama del deportista, tres veces campeón olímpico y una superestrella en su país. Su apelación ante la justicia civil suiza ha sido un éxito: la Corte Federal helvética ha anulado la sanción al considerar que un juez el TAS se mostró parcial. El litigio no fue juzgado sobre el fondo, ahora debe ser resuelta nuevamente por el TAS.

Sun Yang, que ya había dado positivo por un estimulante en 2014, fue castigado por la destrucción a martillazos de una muestra durante un control antidopaje por sorpresa en septiembre de 2018. La singularidad de este caso es que la audiencia había sido pública.

. Sharapova y el meldonium

En enero de 2016, durante el Abierto de Australia, Maria Sharapova da positivo por meldonium, un producto añadido el primer día del mismo mes a la lista de sustancias prohibidas.

Se vio privada de competiciones en un primer momento por dos años por decisión de la Federación Internacional de Tenis (ITF), contando desde el 26 de enero de 2016, pero Sharapova vio reducida su sanción a 15 meses por el TAS, que estimó que la tenista no había tenido voluntad de doparse.

. Ciclismo-dopaje-TAS, un trío de larga fecha

El español Alberto Contador, vencedor del Tour de Francia de 2010 y del Giro de Italia de 2011, es suspendido y en 2012 desposeído de esos títulos por el TAS, que contradice una primera decisión de la justicia española. En el origen del caso, un control positivo en el Tour de 2010 por clembuterol, un anabolizante reservado a uso veterinario. El ciclista había invocado el consumo de carne contaminada.

En 2010 es Floyd Landis el que fue desposeído de su victoria en el Tour de Francia de 2006 después de un control positivo por testosterona en la etapa de Morzine.

Su compatriota y exlíder Lance Armstrong nunca recurrió al TAS contra la decisión de la Federación Interacional de Ciclismo (UCI) de retirarle su palmarés, especialmente sus siete Tour de Francia.

. Blatter y Platini contra la FIFA

El TAS ha tenido que pronunciarse recientemente sobre las suspensiones (de ocho años y luego reducidas a seis) contra Joseph Blatter (expresidente de la FIFA) y Michel Platini (expresidente de la UEFA) por un controvertido pago del primero al segundo.

El tribunal mantuvo la duración el castigo del suizo, pero rebajó a cuatro años el del francés.

En su sentencia, la instancia reconoce la “validez” del contrato oral entre la FIFA y Platini relacionado con ese pago, pero explica no haber quedado “convencida por la legitimidad” del pago. En mayo, la CEDH estima “justificada” la suspensión del francés, que había acudido también a ese tribunal. AFP/MARTOX.