Connect with us

De Todo Un Poco

Koeman: “9 de cada 10 personas de Madrid dirían que lo de Ramos es penalti”

El entrenador del Barcelona, Ronald Koeman, considera que el árbitro del Eibar-Real Madrid (1-3) del domingo debió pitar penalti por unas manos cometidas por el central blanco Sergio Ramos en los últimos minutos del encuentro y que si preguntas “nueve de cada diez personas de Madrid dirían que es penalti”.

“Yo he visto la jugada y, para mí, es penalti”, aseveró el entrenador azulgrana, en la rueda de prensa previa al encuentro de este martes en Valladolid.

El técnico azulgrana se mostró desconcertado ante el criterio arbitral del VAR cuando se producen unas manos en el área. “La mayoría de la gente no entiende porque unas veces son penalti y, en otras ocasiones, no lo son”, recalcó.

También se refirió Koeman a unas declaraciones realizadas por Leo Messi a La Sexta en el sentido de que estaba recuperado de todo lo vivido el pasado verano y que tenía ganas de luchar por los objetivos del equipo.

“No me sorprenden las ganas manifestadas por Messi porque las veo cada día en los entrenamientos, en los partidos. Le cuesta ver que no ganamos en muchos partidos. Es muy ganador, pero todos los jugadores están descontentos por los resultados”, insistió.

Con vistas al partido frente al Valladolid, Koeman rebajó las expectativas de ver al atacante Ousmane Dembélé en la lista de convocados, pese al acelerón que ha dado en la recuperación de su lesión en los isquiotibiales de la pierna derecha, que el jugador se hizo el pasado 6 de diciembre en Cádiz.

“Aún es justo para que entre en la convocatoria. Necesita más entrenos para poder ser convocado”, afirmó Koeman. El técnico azulgrana informó de que, si todo va bien, Dembélé “va a estar convocado para el partido contra el Eibar del 29 de diciembre”.

Más allá de esto, el entrenador holandés reconoció la necesidad de “hacer un juego más regular” y “sin tantos altibajos” como los que sufrió el equipo durante el último encuentro liguero frente al Valencia (2-2), donde los azulgranas volvieron a recibir otro gol en un saque de esquina.

Koeman admitió que sus jugadores deben tener “más concentración en los marcajes” a balón parado, aunque reconoció que se trata de “un trabajo difícil porque al equipo le falta gente alta para defender bien a los troncos contrarios”.

Por lo que respecta al sistema de juego empleado, Koeman defendió la posibilidad de alternar su 4-4-2 con el tradicional 4-3-3 que había caracterizado al Barcelona en los últimos años.

“Con los jugadores que tenemos, se puede jugar en diferentes sistemas. Cuando estas con tres centrocampistas, hay muchos movimientos que te permiten jugar con uno o dos pivotes”, afirmó Koeman.

En términos generales, el técnico quiso poner en valor su trabajo al frente de la nave azulgrana en una situación “complicada”, según comentó, debido a la dificultad de conciliar el relevo generacional de la plantilla con la necesidad de seguir ganando títulos a la vez.

“Por un lado, estamos cambiando cosas con más gente joven en el equipo y, por eso, necesitamos tiempo; pero por otro lado, somos el Barça y sabemos que necesitamos ganar partidos”, apostilló Koeman.

El técnico azulgrana también indicó que “falta gente en algunas posiciones” y, en este sentido, afirmó que el secretario técnico, Ramon Planes, es el único dirigente del Barcelona con el que tiene contacto “para hablar sobre el tema deportivo”. Para el resto de cosas, Koeman dijo que “hay que esperar al nuevo presidente”. EFE (HN)