Connect with us

Más de Honduras

Óscar Benítez: “Las oraciones me salvaron de morir”

En la vida son muy pocas las personas que han estado a punto de morir y Dios le da la posibilidad de una segunda oportunidad,. máxime de esta pandemia de la Covid-19 que se ha llevado a grandes y chicos a nivel mundial, ya que hasta el momento no hay una vacuna que la elimine por completo.

Uno de esos privilegiados es el doctor Óscar Benítez, quien ha laborado en clubes y selecciones nacionales y que ya milagrosamente se recuperó de este terrible mal y ha contado su vivencia de vida al colega José Delio Boquín, quien ha publicado en sus redes sociales lo difícil que fue para el galeno estar al borde de la muerte.

““Primero quiero dar gracias a Dios por estar aquí de regreso en mis labores,. Este tiempo me ha servido mucho en mi vida para conocer cuáles son los propósitos de ese gran Dios, y conocer cuáles son las prioridades,  Lamento mucho la muerte del doctor, Luis Enamorado, que fue quien me asistió primeramente, ingresándome en la clínica Cemesa, no sabes cuánto lo lamento y me hace sentir muy triste. Me contagié del virus operando a uno de mis pacientes, pero Dios sabe porque me dejo con vida, creo que Él tiene propósitos en mi vida, por eso ahora mi mentalidad es otra”, apuntó.

El galeno ya está en sus labores, tuvo que adelantar su recuperación porque algunos jugadores que están lesionados y que confían ciegamente en él como Juan Pablo Montes, Wilmer Crisanto, Michael Chirinos, Ever Alvarado lo esperaban con ansias para ser tratados de sus lesiones: “éstos jugadores me ven a mi como una persona de mucha confianza. No desean ver a otros colegas e incluso mi primer operación en esta etapa fue a Montes, de ligamento cruzado anterior. Igual sucede con los militares, ya que  soy un oficial del ejercito. Gracias también a todas las personas que estuvieron pendientes y que me tuvieron en oración”, expreso.

El galeno que es muy creyente en Dios aseguró que cuando le dieron de alta en la clínica en los Estados Unidos, fue a despedirse del médico y le dijo que no le diera las gracias, porque había tenido mucha suerte de haber superado el virus,  allí supo que se salvó por las oraciones de mucha gente:  “estuve hospitalizado tres días en Cemesa, pero ya venía desde hace una semana con un problema renal y un problema auto respiratorio, lo mío es un milagro de Dios, no hay duda, vi la muerte, incluso mi familia comenzó a regalar algunas cosas mías porque pensaron que yo no regresaría más, pero el ultimo que tiene la palabra es Dios. A los Estados Unidos llegué muy grave y me tuvieron con mucho oxígeno, y de no mejorar me pasarían a cuidados intensivos, pero gracias a Dios mi hija se movilizó y pudimos conseguir oxígeno, me valió mucho ser médico porque se enteraron como me había contagiado, sino no sé qué hubiera pasado conmigo”, comentó.

Benítez que también trabaja con la Selección nacional da un sabio consejo a la gente que no cree en esta pandemia: “le digo a la gente que se cuide de esta enfermedad, no es un juego, por eso debemos protegernos con las medidas de seguridad de no contagiarnos del virus, a nadie le deseo que pase lo que yo viví, fue duro para mí, primero con ese problema renal y respiratorio e iba directo a cuidados intensivos”, explico.

El doctor Benítez no paró de dar gracias a Dios, sabe que muchas personas no han tenido esa segunda oportunidad: “en todo este proceso perdí 50 libras y con la bendición de Dios estoy haciendo mucho ejercicio y establecer ahora un horario en mi consultorio para atender a todos mis pacientes. Quiero una vez mas agradecer a Dios, se que El me saco de este grave problema de salud, y a todas aquellas personas que fueron unos verdaderos intercesores que oraron por mi, para que el padre escuchara sus ruegos”, finalizó, (GG)