Connect with us

Automovilismo

Susto en la Fórmula 1 con el incendio del coche de Kimi Raikkonen

En vísperas del último Gran Premio de la temporada 2020 de la Fórmula 1, un accidente obligó a interrumpir la segunda sesión de entrenamientos libres y generó un gran susto para todos los presentes en el circuito de Yas Marina, en Abu Dhabi: el coche de Kimi Raikkonen se incendió y el piloto finlandés tuvo que abandonarlo rápidamente.

Ocurrió en el tramo final de la FP2, que tuvo que interrumpirse durante unos minutos con bandera roja. El motor del Alfa Romeo de Raikkonen sufrió un desperfecto y comenzó a incendiarse. El fuego era cada vez más intento y obligó al ex campeón a usar un extintor para apagarlo.

Las llamas comenzaron en la parte trasera del C39 y avanzaron a la zona de los escapes. Los comisarios tardaron unos minutos en llegar pero el incidente no fue a mayores, sobre todo gracias a que el propio Iceman hizo honor a su apodo y se encargó de controlar el incendio.

Este episodio de Raikkonen ocurrido a 20 minutos para el final de la segunda tanda de entrenamientos libres hizo aflorar los peores recuerdos del accidente de Grosjean con su Haas, que lógicamente fue mucho más grave. En el caso de Raikkonen, pese a los problemas que tuvo para salir del monoplaza porque quedó enganchado en un cable, se trató solo de un susto.

Hace dos semanas, Grosjean protagonizó un choque que le dejó graves quemaduras y algunas lesiones, además de un oscuro recuerdo que difícilmente pueda olvidar. “Pensé en Niki Lauda. Vi la muerte y pensé que eso era todo, que iba a morir. Mi cuerpo se relajó en ese momento, aceptó su destino, me preguntaba por qué lado me empezaría a quemar, si sería doloroso”, confesó el piloto galo al Canal+ de la TV francesa hace unos días. Por fortuna, vivió para contarlo. (GG) (INFOBAE)