Connect with us

Más de Honduras

Dos subcampeonatos de Centroamérica “lavan” fracaso de Diego Vázquez

El salir eliminado del repechaje de la Liga Concacaf a manos del Real Estelí de Nicaragua es un rotundo fracaso, sobre todo para un equipo que en los últimos siete años ha ganado cinco ligas locales y una supercopa a manos del técnico argentino Diego Martín Vázquez, quien a su llegada le dio otra cara al club, pero con la tarea pendiente de lo internacional.
En 2018 y 2019 intentó igualar la marca de Ramón “Primitivo” Maradiaga de ser campeón de Centroamérica, pero no puedo, lo evitaron Sport Herediano y el Deportivo Saprissa, ambos de Costa Rica y en este 2020 fue peor, no ganó un juego en 90 minutos y además fue eliminado de la Copa centroamericana por su vecino y acérrimo rival, Olimpia, quien lo desdibujó de la cancha sin excusas y le ganó 2-0.
Lo de Real Estelí de Nicaragua, al margen de las bajas raya en la incapacidad de un plantel que ya se vino abajo, que la fortaleza de la unidad de grupo y optimismo se nota que ha decaído y ahora son el mismo club que mantenía rachas buenas y malas antes de la llegada de Vázquez.
La era de Diego Vázquez a nivel internacional con el Motagua es de 28 partidos, donde ganó once partidos, empató ocho y sumó nueve derrotas, totalizando 41 puntos de 84 posibles, para un porcentaje de 48.80.

DEBUT AMARGO EN EL AZTECA Y CIERRE GRIS ANTE REAL ESTELÍ:
El camino de Vázquez en Concacaf inició amargamente con la goleada 4-0 recibida a manos del América de México en el estadio Azteca el 5 agosto del 2015, con goles de Ventura Alvarado, Pablo Aguilar, Oribe Peralta y Rubens Sambueza.
A pesar de ello se repuso venciendo al Walter Ferreti 2-0 en Tegucigalpa y 2-1 en Managua, para cerrar eliminado ante el América empatando 1-1 en casa.
Pasaron dos años para volver a la Concacaf, como campeón de Honduras clasificó directamente a la fase con los clubes de México y la MLS, teniendo doble juego ante el Xolos de México, perdiendo 1-0 en Edinburg, Texas, en condición de local y empatando históricamente 1-1 en Tijuana, pero quedando eliminado.
En 2018, el Motagua vivió quizás la mejor etapa en Liga Concacaf, ganó sus cuatro juegos de local, 2-0 al Bandits de Belice, 3-2 al Portmore de Jamaica, 2-0 al Tauro de Panamá y 2-1 al Sport Herediano de Costa Rica, pero no le ajustó para ser monarca centroamericano por el gol de visita de los florenses.
De visitante ganó los dos primeros partidos 1-0 al Bandits de Belice y 2-0 al Portmore de Jamaica (primer triunfo de un equipo hondureño en suelo jamaiquino), pero perdió los restantes, 2-1 con el Tauro en Panamá y 2-0 en la final ante el Sport Herediano en el estadio Eladio Rosabal Cordero.
En 2019, el Motagua llegó otra vez llegó a la final y en la siguiente fase fue eliminado por el Atlanta United de Estados Unidos.
En la ronda de Centroamérica y del Caribe, los “azules” en casa empataron 1-1 con el Managua FC, sin goles ante el Waterhouse de Jamaica y el Deportivo Saprissa en la final, pero vencieron al Alianza de El Salvador 3-0 jugando en el estadio Olímpico de San Pedro Sula.
Como visitante anduvieron bien porque doblegaron 2-1 al Managua FC de Nicaragua, 2-0 al Waterhouse de Jamaica, empataron 1-1 en el estadio Cuscatlán ante el Alianza, aunque perdieron 1-0 ante el Deportivo Saprissa.
En la siguiente ronda empataron 1-1 ante el Atlanta United en el estadio Olímpico de San Pedro Sula, pero perdieron 3-0 de visita en Atlanta.
En el actual certamen 2020, Motagua no ganó ningún partido en 90 minutos, empató 2-2 con los “cremas” del Comunicaciones a quienes eliminaron en penalties, luego igualaron 1-1 ante el Alianza de El Salvador, también eliminados por la vía once metros.
En cuartos de final perdieron 2-0 contra Olimpia en los noventa minutos y finalmente fueron eliminados en casa en penales, luego del 2-2 en tiempo normal, ante el Real Estelí de Nicaragua. (GG)