Connect with us

Más de Honduras

La única meta es el ascenso del Victoria: “Chato” Padilla

El Club Deportivo Victoria de la Liga de Ascenso tenía contratado o arreglado de palabra al ex guardameta Wilmer Enrique Cruz, pero han cambiado las situaciones y el presidente Javier Cruz anunció anoche la contratación del ex guardameta del club, Roberto Carlos Padilla, campeón  como jugador en Liga Nacional en la temporada 1994-1995.

Anoche mismo, el joven entrenador en plática exclusiva con Diario Más se mostró contento e ilusionado con el proyecto de llevar al equipo de sus amores a Liga Nacional: “Victoria no merece estar en la Liga de Ascenso, su sitial es en Liga Nacional, vamos con todo para llevar al equipo a primera”, apuntó.

Padilla fue honesto en afirmar que resta la firma nada más, pero que todo iba por buen camino: “el presidente lo anunció anoche en La Ceiba, eso significa que estamos de acuerdo en todo. Hoy me traslado a La Ceiba para arreglar todo y planificar el trabajo que debemos tener de inmediato con el análisis de los jugadores que se quedarían o los que faltan incorporar al club”, exclamó.

El joven estratega fue muy correcto al entrar en diálogo con al dirigencia del Victoria, se comunicó y visitó a los dirigentes del Villanueva FC para informarles que no seguía en el equipo por la oferta de volver a casa: “amigos como don Julio González y Manolo Keosseian me aconsejaron irme en paz , por al puerta de enfrente, decir la verdad y dejar amigos, así lo hice, hablé con algunos directivos  incluido el alcalde de Villanueva, quien entendió la situación, me desearon suerte y agradecieron el trabajo, ya que estuvimos en tres finales de la Liga de Ascenso”, aclaró.

En relación al tipo de jugador que debe estar en su Victoria, anunció que debe reunir algunos requisitos: “necesito jugadores que sean hombres de fe, porque son positivos, tienen sueños y aspiraciones , pero además inteligentes en las situaciones de juego, que sepa por si mismo hacer muchas cosas que el técnico desde afuera no puede y necesito jugadores que tengan carácter, pero que no sean temperamentales, que no pierdan la cabeza, sino más bien que sean líderes, que vaya al frente para beneficio del club”, agregó.

Padilla siente la fe de que es el elegido para devolver la grandeza al club: “pasaron tiempos muy difíciles de demandas y el club casi desaparece, pero al final se pagaron las deudas y los nuevos dirigentes están ilusionados en ascender al equipo. Son los tiempos de Dios, los perfectos, hace 25 años llevamos al equipo al título como jugadores y hoy quiero darle el ascenso como entrenador, algo que tanto se merece club por  todo lo que ha vivido, pero debemos poner este proyecto bajo la bendición y manos de Dios que es el que gobierna nuestras vidas”, aseguró.

El ex guardameta campeón con los ·jaibos” en julio de 1995 hace una promesa a la afición que es muy clara y emotiva: “así como llegué en 1990 como séptimo portero del club y luego asumí la titularidad supliendo a un “monstruo” como Dago Tejeda y luego fui campeón, así quiero llevar al Victoria a la Liga Nacional nuevamente, no es una tarea sencilla, los torneos de ascensos son complicados, pero el único objetivo de este equipo se llama: ascenso”, concluyó. (GG)