Connect with us

Más de Honduras

Estadio “Humberto Micheletti” de El Progreso listo para reactivarse

Pareciera un milagro que el estadio Humberto Miceletti de El Progreso inundado y abatido por la tormenta Tropical Eta, esté casi listo para el fin de semana si se programa el partido de la Liga Nacional Profesional entre Honduras Progreso y Real Sociedad.
Todo lo anterior al ver las imágenes actuales y compararlas con las que se mostraron hace cinco días, donde la instalación ribereña parecía más una piscina que un estadio de fútbol, por lo que nadie se imaginó que se volvería a jugar tan rápidamente, sino más bien iba a ser una larga espera para ver nuevamente la acción en dicha instalación deportiva.
Como medio serio y responsable, Diario Más se abocó a la fuente y el responsable del estadio, el ex futbolista Juan Manuel “Nito” Anariva confió que el domingo el estadio estará en óptimas condiciones para albergar el partido entre Honduras y Real Sociedad.
“Es un milagro de Dios, es increíble como el agua se fue sin dejar mayor rastro. Nosotros como empleados de la municipalidad estuvimos al tanto de todo y nos sentimos contentos porque todo lo que parecía una larga pesadilla ahora todo se esfumó. Nos sentimos emocionados de que todo pasó en su tiempo pero sin grandes daños”, apuntó.
El ex futbolista nos relató lo difícil que ha sido este momento, ya que la máxima instalación progreseña fue un ejemplo del desastre de Eta en Honduras: “tomamos fotos aéreas y vimos el desastre no solo del estadio sino en toda la zona. Nos inundamos porque se derribó un bordo del Río Ulúa y el agua en lugar de doblar como lo hacía normalmente se vino directo al estadio y las zonas aledañas”, resaltó.
Anariva quien es oriundo de la ciudad progreseña, relató lo difícil que fue ver el estadio como una piscina: “llegamos al Micheletti y vimos como el agua salía del mismo, en menos de diez minutos nos daba a la altura de las llantas de los carros que estábamos en el parqueo. Fue increíble, pero lo importante es que ya pasó todo”, agregó.
El también empleado de la municipalidad señaló que a pesar del pesimismo que que existía para recuperar el estadio en corto tiempo, se vio el milagro de Dios porque hoy ya está apto hasta para los entrenamientos del Honduras: “en realidad estoy asustado, un empleado del estadio me llamó y me dijo que el agua se había ido poco a poco y que lo que quedaba era el sucio de la llena. Le pedí que me enviara fotos y quedé asustado, luego me vine a cerciorarme de las condiciones en que estaba el estadio y me di cuenta que lo que necesitábamos era limpiarlo, lo que ya se hizo en el campo, aunque el sucio lo tenemos afuera listo para llevarlo a botar con los muchachos de los bomberos y la alcaldía”, apuntó.
Para este día está previsto la limpieza de los tres camerinos de parte de los bomberos y empleados municipales, quienes esperan completar esa tarea hoy mismo: “los daños fueron menores en los camerinos, tal vez hieleras y ventiladores dañados en el local, gastos menores que se pueden reparar, pero en si el estadio quizás solo sufrió daños en los portones, pero ya fueron reparados y están listos para estar nuevamente en acción”, agregó.
Finalmente confió que los muchachos del Honduras Progreso están autorizados a entrenar este día, ya que el campo lo permite: “hay mucha humedad pero el sol radiante ha estado ayudando en estos días ya que la lluvia se marchó de la ciudad. Ya el técnico interino, David Fúnez vino a ver el estadio, también quedó asombrado, pero ya tiene el visto bueno para que venga con el equipo hacer sus trabajos con miras al partido de fin de semana””, concluyó. (GG)