Connect with us

De Todo Un Poco

Maradona está mejor y se quiere ir del hospital

La leyenda del fútbol argentino Diego Maradona “está mucho mejor y con muchas ganas de irse” del hospital donde fue ingresado el lunes por un cuadro de anemia y deshidratación, dijo el martes su médico, Leopoldo Luque.

“Está mucho mejor que ayer, con muchas ganas de irse, quisiera que se quede un día más. Está anémico, un poco deshidratado, hay que corregirle esto y ver que siga mejorando”, afirmó a la prensa en la puerta de la clínica Ipensa de la ciudad de La Plata, 60 km al sur de Buenos Aires.

“Cuando uno ve esta situación estipula, aproximadamente tres días de internación. Esperemos que quiera quedarse hasta mañana (miércoles). Ese es mi objetivo, pero él tiene autonomía y se puede ir”, afirmó el médico.

Confinado desde marzo por la pandemia del coronavirus, como todos los argentinos de riesgo, el DT de Gimnasia La Plata apareció el viernes pasado en público muy desmejorado y con dificultades para caminar y hablar en su cumpleaños 60 al reanudarse el fútbol de primera división.

El campeón mundial en México-1986 acudió al estadio donde fue homenajeado por su 60 aniversario, pero tuvo que retirarse antes de la media hora de juego, sin poder quedarse a la goleada de su equipo sobre Patronato (3-0).

Hinchas de Gimnasia y Esgrima La Plata, el equipo que dirige desde el año pasado, se acercaron a la clínica a dejar mensajes de aliento y deseos de mejoría, junto a banderas identificando al ‘Lobo’.

“Lo que más necesita es el apoyo de la gente”, definió el médico.

Sobre Maradona, dijo que “pasó bien la noche, está bien de ánimo. Estuvimos bromeando, caminando”. “Acá estamos resolviendo la parte clínica que lo hacía estar muy débil, muy cansado”, sostuvo Luque.

“La idea es mejorarlo todo lo que se pueda, el tiempo que necesitamos es un poco más, él, al verse bien se quiere ir, como siempre”, contó Luque rodeado de decenas de periodistas.

Recuperado hace años de su adicción a las drogas duras, Maradona está medicado con tranquilizantes y ansiolíticos y consume alcohol. “Con un paciente medicado hay veces que las internaciones sirven para ajustar esa medicación. Eso está bueno”, agregó el profesional.

Aclaró que tras compensarlo, el tratamiento por la anemia “es a largo plazo y será ambulatorio”. Explicó que por el by-pass gástrico al que se sometió Maradona en 2005 para adelgazar 50 kilos, tiene dificultad para retener el hierro, lo que lo hace más propenso a las anemias. AFP (HN).