Connect with us

Más de Honduras

Olimpia se quitó embrujo y ganó superclásico

Olimpia se llevó el superclásico 253 de la historia con un equipo bien ordenado, quizás no tan ofensivo, pero sí muy concentrado en lo que quería y ganó el partido más importante del año ante un Motagua que después del primer gol albo se vino abajo, perdiendo merecidamente 2-1 en la tarde del domingo en el estado Nacional de Tegucigalpa.

Los goles albos fueron anotados por Jerry Bengtson quien sumó su quinta anotación del Apertura 2020-221 y 106 en Liga Nacional, mientras el segundo fue de Diego Reyes, quien por fin volvió a anotar con el Olimpia. El descuento azul de su eterno goleador Román Rubilio Castillo quien apenas marcó su tercero del torneo.

LA ETAPA INICIAL

El superclásico tuvo desde el primer minuto un cambio de actitud de ambos protagonistas, de buscar el gane, aunque Olimpia fue más precavido, pero no se olvidó esta vez atacar sobre el pórtico rival, ya que fueron muy criticados por el duelo de la primera vuelta.

A pesar del mejor ordenamiento de Olimpia, fue el Motagua el que inquietó en los primeros minutos. Kevin López tuvo el gol a los 11, pero el meta olimpista Edrick Menjívar lo evitó, la bola quedó suelta a donde estaba el argentino Gonzalo Klusener quien se tendió de chilena, pero lamentablemente la bola pegó en el vertical y le quedó al paraguayo Roberto Moreira a quien le taparon el disparo.

Cuando mejor jugaba el Motagua, vino una recuperación de balón en el mediocampo de parte de Jorge Álvarez, quien envió un trazo largo donde estaba sólo Edwin Rodríguez, éste bajó la bola casi ingresando al área. Al verse solo ante la salida del portero Jonathan Rougier, se lo quita con un movimiento de piernas y cuando vio que le tapaban el ángulo para anotar, decidió enviar un globito al segundo palo donde incómodamente cabeceó Jerry Bengtson para anidar el balón al fondo de la red y producirse el primer gol el partido.

Esa anotación fue un balde de agua fría para el Motagua, bajó su ímpetu y Olimpia comenzó a manejar mejor el balón, a pesar de la pérdida de su capitán Ever Alvarado quien abandonó el campo por una nueva lesión muscular.

Eso no mermó el ímpetu de Olimpia que desde el primer gol supo manejar los hilos del partido, las llegadas del rival, sobre todo en el resto del primer tiempo fueron tibias, sus centros no tuvieron efecto ante la zaga alba bien plantada y antes las intervenciones felinas de Menjívar quien lució como una muralla alba.

Por lo anterior los azules no tuvieron más ocasiones, aunque lo intentaron el argentino Matías Galvaliz y López, pero no anduvieron en su día y poco a poco fueron apagando el impulso inicial.

LA COMPLEMENTARIA

En la complementaria se esperaba que con el ingreso de Rubilio Castillo y Walter Martínez, Motagua fuera otro equipo, con mayor movilidad y efectividad, pero la zaga bien ordenada del Olimpia le limitó los centros y llegadas a la portería de Menjívar, lo que provocó que tanto Castillo como el paraguayo Roberto Moreira no se convirtieran en peligro para la portería alba.

Motagua se termina de complicar con la irresponsable expulsión del argentino Galvaliz, quien en una jugada donde no tenía nada que ver le protestó airadamente al árbitro Said Martínez, éste no le perdonó y lo amonestó. Minutos después, el argentino le hizo una falta grave a Carlos Pineda y Martínez no dudó en enviarlo a las duchas complicando más a un Motagua que buscaba el empate pero que más bien se hundió con 10 jugadores.

El entrenador argentino, Diego Vázquez, desesperado por lo menos buscó empatar el partido con sus últimos cambios, sin imaginar que ambos serían los responsables del segundo gol de Olimpia, ya que tanto Sergio Peña y Emilio Izaguirre e fallaron al club en una jugada al minuto 87 donde el ex mundialista en lugar de jugar hacia adelante lo hizo para en medio donde estaba Peña, pero el mismo no le llegó a Peña, porque el recién ingresado del Olimpia, Diego Reyes lo interceptó y llegó solo para fusilar al argentino Rougier, era el 2-0, el lapidario que mataba el invicto de Motagua en todo el torneo de Apertura.

Apenas quedaban cinco minutos para buscar el descuento y con 10 hombres, pero aún así, la rebeldía y el amor al club les hizo buscar el gol y lo consiguieron de penal, en una jugada donde el árbitro Martínez sancionó una aparente mano en el área del delantero del Olimpia, José Manuel Pinto. Muy tranquilamente y magistralmente lo cobró Rubilio Castillo, engañando a Menjívar, pero ese gol no pudo evitar la primera derrota de Motagua en un superclásico en el 2020. (GG)

FICHA TÉCNICA:

OLIMPIA (1): Edrick Menjívar, Maylor Núñez, Elvin Casildo, Jonatán Paz, Ever Alvarado (Samuel Córdoba) (17), Edwin Rodríguez, Jorge Álvarez (Mayron Flores)(69), Carlos Pineda, Michael Chirinos (José Pinto) (69), Yustin Arboleda y Jerry Bengtson (Diego Reyes)(83).

GOLES: Jerry Bengtson (17) y Diego Reyes (87)

AMONESTADOS: Yustin Arboleda, Edwin Rodríguez y José Pinto.

EXPULSADOS: No hubo

MOTAGUA (1): Jonathan Rougier, Cristopher Meléndez (Marcelo Santos)(46), Juan Pablo Montes, Marcelo Pereira, Omar Elvir (Emilio Izaguirre)(78), Héctor Castellanos, Reniery Mayorquín (Walter Martínez) (46), Matías Galvaliz, Kevin López, Gonzalo Klusener (Rubilio Castillo) (46) y Roberto Moreira (Sergio Peña)(73).

GOLES: Rubilio Castillo (92)(p)

AMONESTADOS:  Rubilio Castillo, Héctor Castellanos; Matías Galvaliz y Cristopher Meléndez.

EXPULSADOS: Matías Galvaliz (70)

ÁRBITRO: Said Martínez

ESTADIO: Nacional, Tegucigalpa.