Connect with us

Más de Honduras

Este Vida está para cosas grandes: Leonel Flores

No cabe duda de que la grata sorpresa del campeonato nacional, el Vida de La Ceiba juega buen fútbol, pero además gana y golea, lo que tiene muy motivado a su plantel de jugadores y a su leal afición que ya sueña con volver a ser el Vida de la década del ochenta, campeón nacional en 1981 y 1983.

“Planificamos para buscar en algún momento ser como el Vida de los ochentas, pero las cosas se están dando antes de lo pensado, no es fácil armar un equipo y cambiar esa mentalidad que radicalmente ha tenido el club en los últimos años, pero el jugador se ha concientizado que si queremos ser igual al Vida de aquellos años, debemos hacer lo mejor posible dentro y fuera de la cancha”, analizó el preparador físico, Leonel Flores.

El asistente de Ramón Maradiaga considera que incluso lo sucedido con la pandemia de la Covid 19 es algo que en lugar de bajarles el ánimo los unió como grupo: “pensé que el grupo iba reaccionar mal, quizás al inicio fue un golpe duro, pero ya en el campo fue al contrario, nos sumamos en pos de ganar por nuestros compañeros enfermos de la pandemia, incluido nuestro entrenador”, apuntó.

Y es que el Vida en los primeros juegos para algunos expertos lucía jugando bien pero sin profundidad y gol, sobre todo porque este equipo ya no tiene aquellos nueve matadores como Rubilio Castillo, Eddie Hernández Rommel Quioto o Douglas Martínez: “la verdad es que el equipo juega bien a su estilo, sin un nueve tradicional, donde todos hacen goles, vemos a Alexander Aguilar con cuatro goles, allí va Luis Palma con dos y pronto otros se sumarán, el equipo lo hace a su estilo y probando que nuestros jugadores son polifuncionales, algo que debe tener el jugador de la actualidad”, explicó.

De la próxima visita al Real Sociedad en Tocoa, el hombre encargado del mantenimiento físico del club lo catalogó de peligroso por la crisis en que viven, pero los rojos quieren esos tres puntos en su casillero: “ya estamos donde queríamos estar, arriba, ahora toca lo más difícil, mantenernos y no ver de menos a nadie, hemos llegado con humildad y con ella debemos mantenernos allí, entregándose en cada entreno y partido como si fuera una final, s lo hacemos recordaremos verdaderamente al Vida de los ochenta”, concluyó. (GG).