Connect with us

De Todo Un Poco

Juve ante el reto de ser decacampeona, el Inter a aguar la fiesta

Fijada al trono desde 2012, la Juventus parte en búsqueda de un décimo ‘Scudetto’ consecutivo, pero el Inter de Milán y su entrenador Antonio Conte cuentan con aguar la fiesta a la ‘Vecchia Signora’.

Italia, país entre los más afectados de Europa por el nuevo coronavirus, arranca su campeonato con los estadios vacíos. Pero tanto los clubes, cuyas cuentas están exhaustas, como los jugadores, huérfanos del ambiente habitual, esperan volver a contar con ‘tifosi’ en las gradas a partir de octubre. Pero ninguna certeza al respecto.

Desde junio todo es diferente en los estadios, pero algo se mantuvo sin cambios en el fútbol italiano; un nuevo título de la Juventus en la Serie A, el 9º consecutivo.

Y eso que la Juve no ganó con la superioridad de otros años -juego aburrido, debilidad defensiva, dando opciones a los rivales- pero ni Inter ni Lazio supieron aprovecharlo.

Ese título, el único de la pasada temporada para la Juve, no bastó para salvar a Maurizio Sarri, al que el club abrió las puertas de salida un día después de la eliminación en octavos de Champions ante el Lyon.

La nueva apuesta es arriesgada: Andrea Pirlo, recién diplomado y sin experiencia en los banquillos, fue propulsado al banco con la misión de devolver el fútbol vistoso que no se concretó el curso pasado.

La renovación en el banco se acompaña de un rejuvenecimiento de la plantilla. Blaise Matuidi, Miralem Pjanic y Gonzalo Higuaín abandonaron Italia, dejando su sitio a jóvenes como el brasileño Arthur, el sueco Dejan Kulusevski y el estadounidense Weston McKennie.

– Traspasos en suspense –
Queda por resolverse la novela del mes de septiembre: un nuevo delantero centro, que podría ser el uruguayo del FC Barcelona Luis Suárez, siempre que el ‘charrúa’ logre el pasaporte italiano (ya que la Juve no puede fichar a otro jugador extracomunitario) o el bosnio de la Roma Edin Dzeko.

Pero ni uno ni otro estarán ‘a priori’ sobre el césped el domingo en la primera fecha ante la Sampdoria, precisamente el equipo contra el que la Juve validó el 36º sexto título liguero de su historia en julio.

Pirlo deberá hacer frente a un inicio cuesta arriba, con el viaje al estadio de la Roma y la recepción del ambicioso Nápoles, que se hizo con el delantero nigeriano Victor Osimhen por cerca de 80 millones de euros (94,90 millones de dólares).

Ante las estrellas de la Juventus, el Inter de Milán parece el único capaz de responder, con su dupla ofensiva Romelu Lukaku-Lautaro Martínez que dejó a los ‘Nerazzurri’ a un punto de la Juve y como subcampeones de la Europa League el curso pasado.

Antonio Conte, luego de haber dejado atrás sus desacuerdos con la dirección del club, seguirá con las riendas del equipo, pero el objetivo es claro: no un segundo año sin títulos.

El principal refuerzo llegó desde Alemania con el marroquí Achraf Hakimi (exjugador del Borussia Dortmund), encargado de dinamizar el pasillo derecho.

A la espera queda el chileno Arturo Vidal, antiguo protegido de Conte en la Juve, cuya llegada estaría cerca, pero a la espera de salidas en el Inter.

– Ibra, el tutor –
Los otros dos representantes italianos en Liga de Campeones, la Lazio y el Atalanta, apostaron por la continuidad.

En el Lazio, Ciro Immobile -renovado hasta 2025- sigue siendo la punta de lanza ofensiva con sus 36 goles la pasada temporada, con el refuerzo a su lado del kosovar Vedat Muriqi (ex jugador del Fenerbahce).

Por el cuadro de Bérgamo, la mayor interrogante reposa en el regreso, o no (y con qué plazos) del delantero esloveno Josip Ilicic, alejado de los terrenos de juego desde julio por problemas personales y psicológicos.

El choque de la primera fecha entre los dos primeros ‘outsiders’ fue aplazado al 30 de septiembre, ya que el Atalanta, al igual que el Inter, pudo disfrutar de una semana más de preparación debido a sus partidos europeos de agosto.

La Roma y el AC Milan aspiran por su parte a iniciar una nueva era.

Con un nuevo propietario (el empresario estadounidense Dan Friedkin) en los Giallorossi. Y con una nueva generación -encarnada en el prometedor fichaje Sandro Tonali (20 años)- y bajo el cobijo de Zlatan Ibrahimovic, quien ejercerá de tutor.

Más que el título, el objetivo del cuadro ‘rossonero’ pasa por regresar a la Liga de Campeones.

Aunque por encima de la competición planea la sombra del coronavirus: “Si el campeonato no se detiene este año, habrá que estar ya satisfechos. Todos sabemos que habrá que hacer sacrificios, todos habríamos necesitado una preparación normal, pero hoy no hay ya nada normal”, resumió el capitán de la Juve Giorgio Chiellini a comienzos de septiembre. AFP (HN)