Connect with us

Más de Honduras

Dolor y luto en La Ceiba por muerte de “Nango” Martínez

Hernán “Nango” Martínez no fue una persona más en La Ceiba, fue un verdadero ícono del Club Deportivo Victoria por más de 40 años desde que ascendió el Club por segunda vez a Liga Nacional en 1977 hasta su bajada en 2017 a la Liga de Ascenso.

La noticia inesperada sucedió anoche en el hospital Atlántida de La Ceiba, donde por la Covid 19, el recordado “Nango” Martínez entregó su alma al Creador, después de luchar como un guerrero hasta el final, pero su cuerpo no resistió más y dejó a su familia y amigos sumidos en la tristeza.

“Nango” fue una persona alegre, ocurrente, amigable, muy sociable, que se llevaba mil por mil con sobrinos (jugadores), muchos de ellos llora de dolor y través de su redes sociales han puesto sus mensajes lamentado la partida de un hombre humilde que fungió como kinesiólogo del club, era el que los masajeaba día día, partido a partido y que además los inyecta o de vitaminas cuando estaban enfermos.

Fue el doctor que siempre tuvieron en la sede, el que los aconsejaba en los momentos de angustia, aquel moreno sonriente y de buen gesto se ha ido para siempre, dejando mucha consternación en la familia de la jaiba brava:: “mi doctor te vamos extrañar . Sos y serás siempre una persona muy importante, con tus ocurrencias nos hacías reír”, dijo acongojado Carlos “Chato” Padilla, campeón con los “jaibos” en 1995.

Mario Gómez, también ex jugador del Victoria refirió: “se nos fue un ícono del Victoria, tremendo ser humano. Que Dios te reciba en sus brazos mi querido “Nango”.

Visiblemente afectado Ronald “Cuervo” Maradiaga escribió en su cuenta de Facebook: Hoy se nos adelantó m gran amigo, mi gran doctor, mi pana, gran ser humano, tantas hazañas vividas y contadas que llevaré siempre en el corazón”, agregó.

Hernán Martínez

El también hoy jugador de Real España, Devron García no pudo controlar su dolor en sus redes sociales: “tío Nango, difícil de creer que una persona tan llena de vida, fuerte ya no esté. Tantas vivencias en Victoria desde que subo a los 15 años me dijiste que yo era tu sobrino, tantos viajes, partidos, concentraciones, inyecciones mal puestas, chistes y carcajadas, que Dios te tenga en gloria, se nos fue un jaibo de corazón”, exclamó.

Dionisio Centeno también lamentó la partida de “Nango: “Mi doctor drácula, doctor muerte, tío Nango, cuantas anécdotas, has dejado un vacío, en nuestros corazones”, apuntó.

También reaccionó triste el ex portero Juan Pablo Centeno Pitío: “siempre vivirá en nuestros corazones mi viejo. Nuestra admiración y respeto, sobre todo amor para ti que fuiste parte de esta familia de Dios que el fútbol nos dio llamada Victoria”, dijo muy dolido.

También el ex jugador uruguayo del Victoria, campeón en 1995, Álvaro Izquierdo, expresó su dolor: “se nos acaba de ir otro gran amigo, el gran Nango luchó con todo, nos deja cientos de anécdotas, y sus eternas carcajadas. Gracias Esternón” por todo lo que nos ayudasteis y alegrastes la vida. Serás inolvidable doctor”.

No cabe duda que Nango es un eterno ícono “jaibo”, un amigo, una leyenda del Victoria se ha ido. Con él grandes anécdotas, los buenos momentos, los triunfos, ascensos y el título de 1995, pero también la amargura de los descensos y de ver al equipo en Segunda División . Algún día volverá a la profesional la jaiba brava, pero el gran ausente será “Nango” Martínez, quien se llevó todo su amor y cariño a la patria Celestial. (GG)