Connect with us

Fútbol Internacional

Inglaterra salva un empate en un gris partido en Copenhague

Inglaterra se llevó este martes un punto del Parken de Copenhague en un flojo partido y sin muchas oportunidades en el que los daneses estuvieron más cerca del triunfo, pero que pudieron perder en la última jugada.

Llegaba atribulada la selección inglesa con las ausencias de Greenwood y Foden por un polémico episodio disciplinario, semanas después de otro similar protagonizado por Maguire. Y su actuación no ayudó a olvidar los problemas previos ni a despejar las dudas sobre su supuesta candidatura de cara a la próxima Eurocopa.

Inglaterra tuvo más la pelota, pero fue un dominio estéril en una primera parte insulsa. Alguna combinación interesante, pero ningún tiro a puerta entre los tres palos.

El único peligro vino en varias subidas por la banda izquierda danesa, que evidenciaron los problemas en defensa de Skov, un extremo revconvertido en lateral, pero esos acercamientos quedaron en nada frente a un rival bien colocado que no dejaba huecos.

Sin espacios, ni Sterling ni Sancho pudieron explotar su velocidad y la falta de juego en el medio de Inglaterra obligaba a Kane a bajar a tocar, aislado como quedaba sino entre los centrales.

Al contrario que contra Bélgica, donde optó por presionar arriba y por un juego más combinativo, Dinamarca decidió esta vez esperar y jugar más al contraataque, recorriendo a menudo a un estilo directo.

Fueron los daneses los que más cerca estuvieron del gol en un tiro lejano de Braithwaite y dos jugadas de Dolberg, en una se sacó un disparo que pasó cerca del larguero; en la otra, Pickford se lució con una gran mano tras un pase de Eriksen al delantero del Niza.

No mejoró Inglaterra tras la pausa, incapaz de crear nada ni de variar el rumbo del partido, mientras Dinamarca parecía más cómoda, aunque sin asustar tampoco.

Hasta el minuto 69 hubo que esperar para ver la primera ocasión inglesa, un cabezazo ligeramente alto de Kane a centro de Trippier. Sterling se animó poco después con un disparo lejano que Schmeichel desvió a córner.

Dinamarca tuvo de nuevo el triunfo en una volea dentro del área de Eriksen, a dejada de cabeza de Poulsen, pero el centrocampista del Inter, apurado por Gómez, mandó el balón alto.

Los daneses plegaron velas y apostaron por conservar el empate, el primer punto de Kasper Hjulmand como seleccionador tras su debut con derrota frente a Bélgica, que puso fin a una racha de más de tres años sin perder un partido oficial.

Todo se pudo ir al traste en el descuento, con una salida alocada de Schmeichel, pero el remate de Kane lo sacó bajo palos Jørgensen y evitó lo que habría sido un premio exagerado para el flojo despliegue de los ingleses. EFE. (JL).