Connect with us

De Todo Un Poco

Cuarentenas en Suiza retrasan audiencia de Teixeira

La audiencia de apelación del dirigente brasileño Ricardo Teixeira para revertir el veto de por vida que la FIFA le impuso por recibir sobornos se ha demorado en iniciar debido a que sus abogados tendrán que cumplir una cuarentena de 10 días en Suiza tras llegar procedentes de Brasil.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo dijo que no tenía una idea clara sobre cuándo la vista prevista para el lunes podría iniciar.

Los abogados de Teixeira quieren presentar en persona su caso, aunque no se espera la presencia del expresidente del comité organizador de la Copa Mundial de 2014. Se expone a ser arrestado en Suiza, casi cinco años después que fuera imputado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, detallando delitos de crimen organizado, fraude en comercio electrónico y lavado de dinero. Teixeira ha evadido ser extraditado a Estados Unidos.

Todo el que llegue a Suiza procedente de 50 países, incluyendo Brasil, tienen que cumplir una cuarentena.

La cifra de decesos por COVID-19 en Brazil excede las 114.000 personas, la segunda más alta en el mundo, sólo por detrás de Estados Unidos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

El comité de ética de la FIFA vetó a Teixeira de por vida en noviembre pasado y le impuso una multa de 1 millón de francos suizos (1,1 millones de dólares). La entidad madre del fútbol mundial recurrió a las pruebas recabadas por las autoridades estadounidenses sobre los millonarios sobornos que se repartieron por los contratos comerciales de torneos sudamericanos entre 2006-2012.

Sus abogados argumentaron ante la FIFA que “Teixeira niega vehemente todos los cargos, que no son más que suposiciones de fiscales de Estados Unidos, sin ningún tipo de prueba que respalde el auto de acusación”.

El caso de Teixeira es el primero que se tramite en el TAS (las iniciales en francés del tribunal) por un veto de por vida dictaminado por la FIFA a raíz de de la investigación estadounidense que aún sigue su marcha.

De 73 años de edad hoy en día, Teixeira renunció al comité ejecutivo de la FIFA en 2012 y de su puesto en la organización del Mundial de Brasil de 2014 para evitar sancionado por una trama de corrupción que se remonta a más de de una década. Ese caso involucrado al extinto Joao Havelange, quien presidió la FIFA entre 1974-98 y exsuegro de Teixeira. AP (HN)