Connect with us

Más de Honduras

Eddie Atala: Fenafuth dio un golpe de autoridad

El presidente de Motagua, Eddie Atala dio sus impresiones tras conocer las determinaciones de la Federación Hondureña de Fútbol de obligar a la Liga Nacional a reanudar el fútbol y dijo que es un golpe de autoridad.

“Fenafuth dio un golpe de autoridad, su proceder fue correcto, aunque tardó un poco, pero debe ir más allá porque la LINA ha demostrado que no tiene liderazgo para poder lograr un consenso entre los clubes y el que está perdiendo es el fútbol”.

“Entiendo que la situación financiera es complicada para todos, se viene un torneo atípico y si vamos a reanudar hay que cumplir todos los protocolos de bioseguridad para evitar una desgracia, aunque esto implique que los costos serán muy altos”.

Atala, considera que es momento de cambiar muchas cosas en torno a la Liga Nacional.

“La Federación debe cambiar todo el gobierno de la LINA, nuestro fútbol necesita una reingeniería completa, nos estamos manejando con el modelo que instalaron Pedro Atala Simón y Rafael Ferrari hace 40 años, estamos obsoletos”.

“La vida ahora es más dinámica, la parte financiera es más compleja  y se requiere de profesionales, ocupamos una persona capaz que maneje el fútbol a través de la Fenafuth como pasa en todo el mundo, la gente sin cobrar es algo que no funciona, ya pasó de moda”.

“Desde el momento que un grupo de equipos pueden manejar el sistema es que andamos mal, eso de las votaciones no puede seguirse manejando así, ha pasado históricamente y es momento de cambiar. Por eso cuando un equipo juega competencias internacionales y otro quiere sacar ventaja solo se consigue cuatro aliados y consigue que le adelanten un juego para aprovecharse”.

Agregó que la pandemia del coronavirus ha afectado a todas las industrias y que el fútbol no es esencial para sobrevivir es necesaria su reactivación porque muchas personas dependen de el.

“Muchos dicen que el fútbol no es esencial para vivir y tienen razón, sin embargo genera muchos empleos,  futbolistas, periodistas, gente que vende en los estadios, entre otros quedan sin trabajo si no hay torneos”.

“Es parte de la reactivación de la economía del país, si se abrieron otros rubros hay que abrir el fútbol, aunque repito esto requiere un reingeniería completa”.

Consultado sobre los seis equipos que se mantuvieron en rebeldía, dijo que su postura es entendible.

“Mantener un equipo es complicado, pero estoy seguro que los 10 clubes tienen voluntad de volver a jugar”. (JL).