Connect with us

Más de Honduras

Dos décadas sin don Pedro Atala

No cabe duda que la ausencia de un líder deportivo como don Pedro Atala Simón es difícil de llenar, máxime en tiempos de una crisis sin igual en el fútbol hondureño, donde nos falta un personaje unificador, líder, de respeto que ponga orden en donde la pasión del hondureño se hunde por falta de liderazgo en las entidades más importantes como Fenafuth y Liga Nacional.

De ambos organismos fue presidente y nunca fue una persona que dividió, más bien unió en un solo objetivo al país, prueba de ello es que la Liga Nacional mantuvo su sede San Pedro Sula, a pesar de que muchos reclamaban que debería ser la capital del país y cuando le tocó decidir en 1974 entre un título para su amado Motagua y la división del fútbol, declinó al campeonato como un caballero y se mantuvo la armonía en el fútbol nacional, a pesar de que la Ley amparaba a su equipo a jugar otro partido adicional, sin embargo Real España celebraba en las calles y evitó una tragedia entre aficionados de ambos clubes.

De esos caballeros que hoy recordamos en su 20 aniversario luctuoso ya no hay, cada quien quiere sacar ventaja para su equipo sin importar pisotear a los demás. Ahora vale más exhibir trofeos ganados que solidificar a un país en una diversión tan sana como el fútbol cuando la mentalidad debería ser unirnos y ganar trofeos pero de nuestras selecciones y no de clubes en particular.

Cuando aprendamos que primero es el país y la Selección, entonces avanzaremos como soñaba don Pedro Atala en su quijotada en el Motagua, la Liga Nacional y la FENAFUTH, ya que él lideró a la primera y mejor selección de todos los tiempos, la de España 1982.

Don Pedro Atala junto al técnico Chelato Uclés.

Hoy a 20 años de su partida extrañamos ese liderazgo y como un reconocimiento póstumo lo recordamos con cariño y nostalgia, máxime en la familia azul donde ha sido estandarte de un club próximo a cumplir 92 años de existencia.

QUIÉN FUE DON PEDRO:
Don Pedro fue un digno ejemplo de administración deportiva que Dios lo premió con ser el líder de aquella Selección Nacional de España 1982 que llegó por primera vez a una copa del mundo.

En su época no hubo bonanza en el fútbol hondureño, no habían patrocinios ni métodos modernos de financiación de clubes, ni de selecciones, sin embargo por Honduras desfilaron los más grandes clubes del mundo fogueando a nuestra gloriosa selección.

El orden y liderazgo fue tal que, con un grupo de sus amigos más cercanos, Marco Tulio Gutiérrez, Daniel Matamoros, Lisandro Flores Guillén, Raúl Leitzelar, Jacobo Goldstein, Miguel Canahuati y otros formaron la mejor administración federativa de todos los tiempos.

El directivo posando con su querido equipo.

En Motagua fue el alma administrativa de su equipo, siempre bien respaldado por sus grandes amigos Daniel Matamoros, Marco Tulio Gutiérrez, Salvador Lamas, Mario Rivera López, Juan de Dios Vides, Manolo Giraldez, Gilberto Díaz del Valle, Leonel Gianini, doña Argentina de Bulnes, Héctor Bulnes, Pio Voto, entre otros.

Poco a poco también fue inculcando a sus hijos Eduardo y Pedro ese legado que han seguido al pie de la letra al igual que sus sobrinos Camilo y Javier, igualmente con la familia Gutiérrez quienes han sido los soportes de un club orgullo nacional próximo a cumplir 92 años de vida. (GG)

Comentarios

Recomendamos - Más de Honduras