Connect with us

Béisbol

Azulejos no podrán jugar en Canadá

Los Azulejos no podrán disputar sus juegos de locales en Toronto durante esta temporada, debido a que el gobierno canadiense considera riesgoso que los peloteros viajen desde y hacia Estados Unidos, uno de los países más castigados por la pandemia de coronavirus.

El ministro de Inmigración Marco Mendicino anunció en una declaración el sábado que el gobierno federal había rechazado el pedido de los Azulejos para jugar en el Rogers Centre, confirmando lo que un funcionario familiarizado con la situación le había dicho a The Associated Press previamente. Ese funcionario habló a condición de preservar el anonimato.

El equipo había recibido la luz verde de la ciudad y del gobierno de la provincia de Ontario para jugar partidos de la temporada regular en su parque, y estaba esperando la aprobación de Otawa.

Los otros 29 clubes de las mayores prevén jugar en sus estadios habituales, sin espectadores, a partir del 23 de julio, cuando comenzará la campaña, abreviada a 60 juegos por la pandemia.

Mendicino dijo a la AP que los viajes frecuentes a Estados Unidos, donde aumentan los casos del padecimiento COVID-19, representan el mayor problema.

“Había serios riesgos si seguíamos adelante con la propuesta de las Grandes Ligas y de los Azulejos sobre la temporada regular, y por lo tanto concluimos que esto no era lo mejor para los intereses nacionales”, comentó Mendicino.

“Entiendo que algunas personas estarán decepcionadas, pero esta decisión no puede tomarse como si uno fuera un fanático. Debe tomarse pensando en la salud y la seguridad de los canadienses”.

Los Azulejos fueron notificados de la medida mediante una llamada telefónica. El estadio alternativo del equipo para sus partidos en casa está en sus instalaciones de entrenamiento en Dunedin, Florida, uno de los estados más afectados por el virus. Los jugadores habían dicho que preferían jugar en Toronto.

Otra opción sería el Sahlen Field, de Buffalo, Nueva York, donde juega la filial de la Triple A de Toronto. El inmueble se encuentra al otro lado del Río Niagara, que marca la frontera con Canadá.

Mark Shapiro, presidente de los Azulejos, dijo que la salud de los peloteros representa un motivo de preocupación en Florida. Indicó que el equipo ha pasado más tiempo examinando la opción de Buffalo en los días recientes, pero advirtió que el estadio presenta desafíos de infraestructura.

Falta espacio en el clubhouse, lo que dificultaría guardar la debida distancia entre los peloteros. Sin embargo, Shapiro dijo que algunos jugadores podrían tener sus casilleros en las suites.

Asimismo, el Sahlen Field requiere de actualizar la iluminación y las instalaciones de entrenamiento, explicó Shapiro.

“Dunedin es el único lugar que ahora está listo al 100 por ciento. Pero desde el punto de vista de la salud del jugador presenta algunos retos”, dijo Shapiro. “Buffalo es ciertamente un lugar al que hemos dedicado más tiempo en las últimas semanas. No hay nada decidido. Hay desafíos de infraestructura e instalaciones, que deberían cumplir con los estándares de las Grandes Ligas. Y tenemos otras alternativas reales que seguiremos analizando y que podrían ser mejores”.

El dirigente se negó a decir cuáles serían esos otros lugares que se contemplan. Se dijo decepcionado por la decisión del gobierno canadiense, pero indicó que la entendía.

Las Grandes Ligas necesitaban una exención respecto de la ley de emergencia, la cual ordena que cualquier persona que ingresa en Canadá para tareas no esenciales debe mantenerse en cuarentena por 14 días.

La frontera entre Canadá y Estados Unidos está cerrada a viajes no esenciales al menos hasta el 21 de agosto.

“A diferencia de los entrenamientos de pretemporada, los partidos de temporada regular requerirían reiterados viajes a través de la frontera con Estados Unidos por los jugadores y empleados de los Azulejos, además de los equipos rivales. Y especialmente preocupante es que los Azulejos de Toronto tendrían que jugar en localidades donde existe un riesgo elevado de transmisión del virus”, dijo Mendicino.

“Basados en los mejores consejos disponibles sobre salud pública, hemos concluido que los viajes a través de la frontera requeridos para los partidos en las Grandes Ligas no protegen adecuadamente la salud y seguridad de los canadienses. Como resultado, Canadá no va a emitir una Exención de Interés Nacional para la temporada regular de la MLB”.

“Hemos informado a los Azulejos de Toronto. Seguimos dispuestos a considerar planes futuros de reinicio para la postemporada si el riesgo de transmisión del virus disminuye. Les deseamos a los Azulejos la mejor suerte al inicio de la temporada regular”, añadió Mendicino.

Los casos de COVID-19 están aumentando en Estados Unidos mientras que Canadá ha aplanado la curva de la epidemia.

Los Azulejos van a arrancar la temporada el 24 de julio en Tampa Bay. Su primera serie en casa estaba fijada para cinco días más tarde contra Washington. AP (HN)

Comentarios

Recomendamos - Béisbol