Connect with us

Otros Deportes

NFL y jugadores no coinciden si clasificar al virus como lesión de deporte

La disputa sobre si el coronavirus debe clasificarse como una “lesión no relacionada con el fútbol” sigue en curso entre la NFL y la asociación de jugadores.

De acuerdo a fuentes cercanas a la liga, la NFL respondió el martes por la noche a la contrapropuesta de la asociación sobre los protocolos de reapertura relacionados con el coronavirus, pero algunos problemas importantes siguen sin resolverse, como la inclusión o no del coronavirus como “lesión no relacionada con el fútbol”.

Agregan que la asociación ha hecho varias solicitudes a la liga, incluidas las pruebas diarias de coronavirus, la eliminación de todos los partidos de pretemporada, la compensación financiera y de otro tipo para los jugadores que optan por no jugar por razones relacionadas con el COVID, y una disposición que mantendría el límite salarial de 2021 se redujo debido a la pérdida de ingresos de 2020.

Una fuente indicó que un punto importante es que la propuesta de la liga hasta el momento es que clasificaría al coronavirus como una lesión no relacionada con el fútbol.

Los jugadores están presionando sobre eso, porque cuando un equipo coloca a un jugador en la lista de lesiones no relacionadas con el fútbol, no está obligado a pagarle.

De manera hipotética, si un jugador contrae el virus durante una práctica o un partido y se coloca en la lista de lesiones no relacionadas con el fútbol, su equipo tendría el derecho de no pagarle durante su ausencia. La asociación pretende evitar esa medida.

Se cierne sobre las discusiones el aumento en los casos de coronavirus en estados como Texas, Arizona y California, y la creciente posibilidad de que esos estados pronto implanten disposiciones de cierre que limitarían reuniones multitudinarias.

Si eso sucede, es posible que los equipos en esos estados no puedan realizar campamentos de entrenamiento.

Un acuerdo anterior de la NFL-NFLPA estipula que los equipos deben realizar campamentos de entrenamiento en las instalaciones de su propio equipo, y que si alguno no puede abrir sus instalaciones, ningún equipo podrá hacerlo tampoco, para evitar ventajas de quienes sí pueden hacerlo.

Por esa razón, a pesar de que la liga ha insistido en que planea comenzar los campos de entrenamiento y la temporada regular a tiempo, existe la posibilidad de que circunstancias externas puedan forzar un retraso en el inicio de uno o ambos. EFE. (JL).

Comentarios

Recomendamos - Otros Deportes