Connect with us

Fútbol Internacional

El Mallorca desciende y el Granada sueña con Europa

La agonía del Mallorca llegó a su fin este jueves en Palma y matemáticamente ya es equipo de Segunda al perder 1-2 ante un Granada que mantiene muy vivo su sueño europeo.

El colombiano Juan Camilo “Cucho” Hernández marcó el gol de la esperanza local en la primera parte, y en el descuento de ese período y en la segunda parte, sentenciaron la suerte mallorquinista Víctor Díaz y Carlos Fernández.

El Mallorca desciende un año después de conquistar un puesto en Primera tras una temporada nefasta para sus intereses, y ni siquiera tuvo el consuelo de llegar a la última jornada con opciones de permanencia en el partido contra el Osasuna en Pamplona.

En el minuto 19 la situación era ideal para el Mallorca: ganaba con un golazo del “Cucho” Hernández y el Celta perdía 0-2 con el Levante; es decir se situaba a un solo punto de un rival al que, además, le tenía ganado la estadística particular.

Pero todo cambió en los seis minutos de descuento. Empató el capitán del conjunto nazarí Vïctor Díaz, con un auténtico cañonazo desde fuera del aérea, justo en los momentos en que el Celta remontaba y colocaba las tablas en el marcador.

Con ese resultado, unido al empate momentáneo del Alavés ante el Betis, el Mallorca se iba al descanso como equipo de Segunda División.

Los dos equipos tuvieron sus ocasiones en la primera parte.

Diego Martínez, entrenador del Granada,  pudo contar en Palma con los defensas Carlos Neva y José Antonio Martínez, el medio centro Yangel Herrera y los atacantes Antonio Puertas y Roberto Soldado, que no jugaron la pasada jornada ante el Real Madrid.

Su homólogo Vicente Moreno recuperó al lateral zurdo Lumor Agbenyenu y al central Martin Valjent para el choque, con lo cual el técnico valenciano alineó a su mejor once para pelear por la victoria.

Mallorca y Granada tuvieron sus ocasiones -el bermellón Alejandro Pozo estuvo a punto de marcar en propia puerta (min. 38)- y demostró que quería pelear por Europa en un partido que los locales controlaron bien hasta el fatídico tiempo de descuento para sus intereses.

En la reanudación, el Mallorca tuvo dos grandes ocasiones antes del  gol de Carlos Fernández (min. 68) que le metía de lleno en el pozo.

Budimir no acertó con todo a su favor (min. 48) -Rui Silva realizó una parada espectacular- y Salva Sevilla estrelló una falta directa en el larguero (min. 60).

Moreno quemó todas las naves en busca, al menos, del empate, y sustituyó a Lumor y Baba por Lago Junior y Trajkovski.

Pero el Granada demostró en el campo donde la pasada temporada celebró el ascenso, por qué acumulaba tres victorias y tres empates en su últimas seis salidas.

Además, el Mallorca se quedó con diez jugadores tras la expulsión de Alexsandar Sedlar 16 minutos después de haber sustituido a Raíllo.

Los bermellones lo intentaron todo en los minutos finales, pero en inferioridad numérica y ante un rival muy exigente, al que incluso el VAR anuló un tercer gol de Antonio Puertas (min. 97) por fuera de juego, todos sus esfuerzos fueron estériles. EFE. (JL).

Comentarios

Recomendamos - Fútbol Internacional