Connect with us

De Todo Un Poco

Fallece Jack Charlton, campeón del Mundial con Inglaterra

Jack Charlton, un intransigente defensa central que jugó al lado de su hermano Bobby en la selección de Inglaterra que conquistó el Mundial de 1966 y posteriormente se convirtió en un exitoso técnico con la selección de Irlanda, murió a los 85 años.

Conocido como “Big Jack” y celebrado por su imagen de “cerveza y cigarrillos”, Charlton fue el Jugador del Año en Inglaterra en 1967. Jugó toda su carrera con el Leeds entre 1952 y 1973 y empató la marca del club con 773 apariciones. Obtuvo todos los reconocimientos a nivel de liga, incluyendo un campeonato en 1969.

La familia de Charlton informó que falleció el viernes en su residencia de Northumberland.

“Así como fue amigo de tantos, también era un adorado esposo, padre, abuelo y bisabuelo”, declaró la familia en un comunicado. “No podemos expresar lo orgullosos que estamos de la extraordinaria vida que tuvo y el placer que le brindó a tantas personas en distintos países y en distintos ámbitos de la vida.

“Fue un hombre sumamente sincero, amable, divertido y auténtico que siempre tuvo tiempo para los demás. Su partida deja un enorme hueco en todas nuestras vidas, pero estamos agradecidos por toda una vida llena de recuerdos felices”.

Su mayor logro fue con la selección de Inglaterra que derrotó a Alemania 4-2 en tiempo extra en la final del Mundial de 1966 en Wembley.

Bobby, su hermano menor, jugaba en el medio campo. Jack celebró el triunfo asistiendo a una fiesta en casa de un desconocido en el norte de Londres y terminó durmiendo en el suelo. Era algo normal en una persona que mantuvo la sencillez a pesar de su fama, apegándose a los placeres más simples de la vida.

“Alguien me llevó a la mañana siguiente y mi madre estaba enfurecida de que no había estado en mi cama en toda la noche”, recordó Charlton. “Le dije, ‘¡Madre, acabamos de ganar el Mundial!’”

Charlton tuvo 35 apariciones con la selección inglesa entre 1965 y 1970, y también vio acción en la Euro de 1968 y el Mundial de 1970. Muy distinto como jugador a Bobby, quien en algún momento fue el máximo goleador histórico del combinado inglés y del Manchester United, Jack permaneció a la sombra de su hermano durante su carrera como jugador.

Desde temprana edad fue evidente que Bobby “iba a jugar con Inglaterra y sería un gran jugador”, recordó Jack en una entrevista con la BBC en 1997. “Era fuerte, le pegaba con ambas piernas, tenía buen balance, buenas habilidades. Lo tenía todo nuestro muchacho. Yo medía más de 1,80 metros (6 pies). De piernas largas. Una jirafa, como me terminaron llamando”.

De todos los campeones del Mundial con Inglaterra que hicieron la transición al banquillo, Jack Charlton fue, por mucho, el más exitoso. Tuvo un impresionante desempeño con el Middlesbrough, Sheffield Wednesday y Newcastle antes de ser contratado por Irlanda en 1986 como su primer técnico extranjero.

Con un estilo ofensivo y físico, Charlton le sacó lo mejor a los dedicados jugadores irlandeses, llevando al equipo a tres de los principales torneos, incluyendo el Mundial de 1990, donde alcanzaron los cuartos de final. AP (HN)

Comentarios

Recomendamos - De Todo Un Poco