Connect with us

Más de Honduras

Oscar Moncada un multifacético, árbitro, modelo, agricultor y más…

En plena pandemia del Covid-19 cada quien vive su propia historia, en algunos casos su tragedia, dependiendo del punto de vista o actitud con que se tome. En ese sentido el árbitro internacional talangueño, Oscar Donaldo Moncada, no se arruga ante la adversidad y trabaja con ahínco para darle el sustento diario a su familia.

Por razones del arbitraje Moncada, de 42 años y 200 partidos de Liga Nacional, dejó un trabajo que también le apasionaba como analista de balística del Ministerio Público, ya que los viajes a eventos internacionales le hacían pedir muchos permisos que finalmente se los estaban negando.

A pesar de ello, de no dirigir por el Covida-19, él comenzó con tareas de ayuda en su pueblo, pero luego esa ayuda comunitaria ya se convirtió en necesidades y hace cualquier tarea de limpieza o de fumigación para ganarse la vida, pero además contribuye con el ataque frontal a la pandemia del covid 19.

“Todo inició como una forma de ayudar a la comunidad, no nos imaginábamos que íbamos a estar bastante tiempo sin arbitrar, prácticamente he vivido del arbitraje los últimos cinco años, pero uno al final tiene que ver la forma de traer dinero a la casa y lo que era por ayudar ahora es para sobrevivir., No me avergüenzo de ello, siempre hemos sido personas luchadoras, nuestros padres nos han inculcado el trabajo y la honradez”, señaló el silbante.

Moncada ayuda en su comunidad con la fumigación.

Respecto a su anterior trabajo, recordó con nostalgia que siempre quiso ser analista de balística, lo hacía con profesionalismo y emoción, pero le llegó un momento decidir por un trabajo de 12 años o el arbitraje: “se me complicaron las cosas con los viajes a eventos internacionales, ya miraba que los permisos no me los daban con facilidad y no encontré el apoyo en Fenafuth para conseguirlos. Tomé la decisión en diciembre del 2014 a raíz de un viaje familiar que no pude hacer, lo hablé con mi esposa, pero mire cómo es la vida, dos años después ya no me salían viajes ni en el arbitraje, pero la vida es de tomar decisiones. Mi último viaje fue la final de Liga Concacaf entre Toronto de la MLS y las Chivas de México”, refirió.

Hasta en techo ha trabajado el silbante catracho.

De cara al futuro el juez del fútbol se ve dirigiendo mucho tiempo en nuestra Liga Nacional, donde ha tenido buenos y malos momentos, aunque él ve para adelante buscando mejorar cada día: “no niego que tengo muchas ganas de estar en la cancha, disfrutando de dirigir los partidos de Liga, pero sabemos que primero es la salud en este momento, ya vendrán los tiempos para disfrutar de nuestra faena arbitral”, argumentó.

Moncada trabajó en el Ministerio Público, en el departamento de balística.

MONCADA SOÑÓ CON SER FUTBOLISTA
Contrario a los que muchos piensan que siguió la carrera arbitral por lo que hacía su hermano mayor, Mario, quien tuvo un paso destacado en el arbitraje nacional, aclaró que no precisamente fue eso, sino más bien una forma de seguir ligado al fútbol: “en realidad quería ser jugador, jugué de defensa en mis inicios y luego de delantero al caer lesionado, era veloz y ágil, por eso me destaqué, lamentablemente una rotura del femoral de la pierna izquierda truncó mis sueños, pero quise seguir ligado a mi pasión y entré al arbitraje nacional”, explicó.

El fútbol es parte de la pasión de Oscar Moncada.

 

A pesar de que las comparaciones son odiosas muchos creen que heredó algunas cosas de su hermano, sobre todo porque no es muy tolerante a los insultos de los jugadores, no acepta malos gestos: “en realidad me fui formando con la virtudes de varios árbitros incluido mi hermano. Mario es cero tolerancia, pero yo copio algo de él, porque es necesario imponer respeto en la cancha como máxima autoridad, pero somos muy distintos, cada quien tiene su propio personalidad y forma de ser, pero admiro su trabajo en el arbitraje, un buen ejemplo para mi, pero hago mi propia historia”, agregó.

Es su juventud fue modelo.

MODELO DE TIENDAS VALENTINO
Un tema desconocido de Óscar Moncada es que sus años de juventud fue modelo de una tienda de ropa, lo que le hizo participar en el Míster Honduras y además salir a Aruba a un evento internacional: “en ese tiempo me gustaba modelar ropa y para ello me contrató Valentino, lo que ganaba era la ropa que modelaba, no había dinero en efectivo por ello, pero disfruté hasta un viaje a Aruba. Esto es parte de mi vida en la que me siento orgulloso y hoy lo hablo para que quede constancia de las actividades que han marcado mi vida”, concluyó. (GG)

Oscar Moncada es uno de los árbitros más experimentados del fútbol hondureño.

Comentarios

Recomendamos - Más de Honduras