Connect with us

Más de Honduras

Maynor Figueroa: “Honduras debe dar el siguiente paso en la Copa Oro”

El capitán de la selección de Honduras y defensa del Houston Dynamo de la MLS, Maynor Figueroa, en entrevista a Concacaf.com, no escondió su deseo de jugar su sexta Copa de Oro con el equipo catracho.

Figueroa, recordó una por una sus participaciones en la competencia que agrupa a las mejores selecciones del área, habló de los equipos duros y buenos delanteros que enfrentó y dijo que ahora es tiempo que Honduras, haga mejor las cosa.

Aquí la entrevista del capitán de la bicolor:

El veterano defensor ha aparecido en cinco ediciones del torneo (2005, 2007, 2015, 2017, 2019) y está ansioso por competir por sexta vez en el 2021. El actual defensor del Houston Dynamo de la MLS disfruta de todas las oportunidades de jugar en una Copa Oro y está decidido a ayudar a Honduras a regresar a su primera final del torneo la que alcanzaron por única vez en 1991.

“Personalmente, me siento agradecido con Dios por haberme dado la oportunidad de participar en varias ediciones del torneo, lo cual es muy importante para nosotros. Es cierto que últimamente no hemos podido lograr grandes cosas, y eso es algo que primero nos debemos a nosotros mismos y a nuestros aficionados “, dijo Figueroa en una entrevista exclusiva con Concacaf.com

“Sabemos que en cualquier rincón del mundo donde vaya Honduras, nuestros aficionados estarán allí, y nosotros como jugadores se lo debemos a ellos”. Tenemos que dar el siguiente paso en la Copa Oro. Tenemos que prepararnos no solo en el aspecto futbolístico, sino también en el aspecto mental y psicológico. Habiendo pasado tanto tiempo sin dar ese paso que todos deseamos nos ejerce presión, y eso es algo que tenemos que saber manejar “, agregó Figueroa de 37 años.

Figueroa Róchez no podría haber pedido un mejor debut con la selección de Honduras en la Copa Oro. En la edición de 2005 a la edad de 22 años, el defensor nacido en Jutiapa en el departamento de Atlántida, ejecutó un tiro libre que terminó en gol para ayudar a los Catrachos a lograr un empate 1-1 el 6 de julio contra Trinidad y Tobago. Todos estos años después, Figueroa puede recordar el gol con gran claridad.

“Habíamos estado trabajando en esa jugada entrenando con Danilo Turcios y cuando la jugada se preparó, sin pensarlo, lo hicimos. Marcar mi primer gol con la selección nacional fue muy gratificante. Recordarlo en este momento después de tanto tiempo me hace revivirlo todo”, destacó Figueroa.

Dos años después, en la Copa Oro de 2007, Honduras llegó a los cuartos de final rebosante de confianza después de lograr una victoria por 2-1 sobre México en la fase de grupos, sin embargo, una derrota por 2-1 ante la advenediza selección de Guadalupe tuvo un final frustrante.

“En la Copa Oro con el entrenador [Reinaldo] Rueda, tuvimos la agridulce sensación de ser eliminados por poco. Fue triste porque en esa ocasión teníamos muy buenos jugadores que estaban en un muy buen momento futbolístico y no lograr nada fue muy frustrante. Creo que clasificar para la Copa del Mundo [2010] lo compensó, pero no podemos pensar que clasificar para una o dos Copas del Mundo puede ser un consuelo para nosotros por no haber logrado cosas importantes en una Copa Oro, por lo que estamos seguros de que podemos hacerlo pronto ”, apuntó Figueroa.

En sus participaciones en la Copa Oro, Figueroa se ha enfrentado a lo mejor que la región tiene para ofrecer, y considera los partidos contra Costa Rica como algunos de los más difíciles. A nivel de jugadores, hay dos que se destacan.

“Ha habido muchos jugadores que nos han dificultado las cosas. El panameño Blas Pérez es uno que quizás no se ve bien, pero es un goleador nato y cada vez que jugamos contra él, nos dificultaba la vida. Yo diría que de la selección de Estados Unidos Landon Donovan es el otro. Cuando estaba en su mejor momento, era muy fuerte”, recordó Figueroa que militó además en el Wigan de Inglaterra.

Entre sus lugares favoritos donde ha jugado la Copa Oro, su debut en el antiguo Orange Bowl de Miami ocupa un lugar especial en su corazón, al igual que el Red Bull Arena en Harrison, Nueva Jersey.

“Mi primera Copa Oro fue algo muy maravilloso, así que cuando [el Orange Bowl] existió, sentir el apoyo de los aficionados fue algo realmente maravilloso. Fue mi primera experiencia y fue genial. Además, cuando jugamos en Nueva York nos sentimos muy bien; cuando jugamos en el estadio de los Red Bulls siempre hay muchos aficionados que nos apoyan ”, dijo el jugador formado en el Victoria de La Ceiba.

En el tiempo de Figueroa en Concacaf, ha sido testigo del crecimiento del Caribe en toda la región, gracias en gran parte a la puesta en marcha de la Liga de Naciones Concacaf. El jugador de 37 años cree que el ascenso del fútbol en las islas es positivo para todos.

“Esas selecciones nacionales de las islas tienen jugadores muy interesantes, jugadores que ya están actuando en grandes ligas en Europa. Para algunos de nosotros podrían ser desconocidos, pero estas son selecciones que tienen un muy buen nivel individual. Puede ser más difícil para ellos a nivel de equipo, pero ciertamente saben cómo hacerlo difícil ”, destacó el también ex jugador del Hull City.

Figueroa no solo participó regularmente con la selección de Honduras en la Copa Oro, sino que tiene 12 partidos a su haber en la Liga de Campeones de Concacaf Scotiabank, incluidos cuatro en la edición de 2019 con su club actual, el Houston Dynamo.

“Poder enfrentar equipos de México, Costa Rica o Guatemala lo hace muy interesante. Nosotros [Houston Dynamo] tuvimos la oportunidad de jugar contra un equipo de Guatemala [Guastatoya] y contra Tigres, por el que fuimos eliminados, pero fue una buena experiencia”, destacó Figueroa.

A nivel personal, Figueroa cuenta los seis partidos jugados en una Copa Mundial de la FIFA {2010, 2014] y además destaca su aparición en los Juegos Olímpicos en 2012 y es optimista de que puede ser parte de la selección de Honduras que se clasifique para la Copa Mundial de la FIFA en Qatar 2022.

Sin embargo, Figueroa también comprende la importancia de dejar un legado como líder y ejemplo para una nueva generación de jugadores hondureños.

“Soy de la opinión de que en cualquier equipo es importante tener una mezcla de jugadores jóvenes y experimentados y no solo en mi caso, podría ser otro jugador experimentado. Tenemos una generación joven que, en el mejor de los casos, aún no ha tenido esa experiencia que ha ganado grandes cosas. Soy un jugador al que siempre le gusta ser el primero. Lo doy todo en cada entrenamiento, incluso si no estoy en mi mejor momento o si tengo dolor, y siempre tengo ese entusiasmo y deseo. Poder transmitir eso a los jugadores más jóvenes es importante”, concluyó Figueroa. (HN) (Tomada de Conccaf.com).

Comentarios

Recomendamos - Más de Honduras