Connect with us

De Todo Un Poco

Fluminense rechaza jugar en el Maracaná a pocos metros de un hospital de campaña

Fluminense recibió la autorización de no jugar en el Maracaná un encuentro del Campeonato Carioca, tras negarse a hacerlo por considerar una “falta de respeto” disputar un partido a pocos metros de un hospital de campaña que trata casos de Covid-19.

La Federación de Fútbol del estado de Río de Janeiro (Ferj) autorizó que el partido entre Fluminense y Volta Redonda del próximo domingo se juegue en el estadio Olímpico Nilton Santos, a petición del club tricolor.

Pese a ser a puerta cerrada, Fluminense anunció que colocará simbólicamente entradas en venta, a 4 reales (0,7 dólares) para los socios y 9 reales (1,6 dólares) para los no socios y que destinará la recaudación a la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), referencia en el desarrollo de investigación en salud en Brasil.

En el Nilton Santos se jugarán dos partidos ese día: Botafogo-Cabofriense a las 11H00 locales (14H00 GMT) y Fluminense-Volta Redonda a las 19H00 (22H00 GMT).

El Carioca fue el primer torneo de Sudamérica en reanudarse después de meses de inactividad por la pandemia, con un partido el jueves de la semana pasada entre Flamengo y Bangu (3-0), precisamente en Maracaná.

Fluminense y Botafogo se habían posicionado contra la reanudación del Campeonato.

Ambos clubes, cuyo primer partido estaba previsto para el pasado lunes, habían solicitado no volver a jugar al menos hasta julio, pero el Supremo Tribunal de Justicia Deportiva (STJD) fijó sus encuentros para el domingo 28 de junio.

El Fluminense, que debía medirse al Volta Redonda en el Maracaná, pidió entonces cambiar de cancha al no considerar correcto jugar a pocos metros de un hospital de campaña para la atención de pacientes afectados por el nuevo coronavirus, instalado en el recinto del mítico estadio.

“Creo que no debería organizarse un partido en el Maracaná, al lado de un hospital de campaña. No debería haber partidos hoy. Es una falta de respeto”, afirmó en declaraciones al canal Sportv el presidente del club, Mário Bittencourt.

El centrocampista del Fluminense Hudson Rodrigues consideró el miércoles una “falta de humanidad” jugar en el Maracaná.

Brasil es el segundo país más afectado por el nuevo coronavirus, detrás de Estados Unidos, con 1,2 millones de casos y unos 55.000 muertos. Y Rio de Janeiro es el segundo estado más golpeado por la pandemia, con unos 9.500 óbitos. AFP (HN)