Connect with us

De Todo Un Poco

Roger Milla, el mejor africano del siglo XX dice que “respondía al racismo con goles”

Sus bailes en Italia 90 le hicieron icono de los Mundiales. Ahora, 30 años después de llevar a su país a los cuartos de final, el mejor futbolista africano del siglo XX rememora sus goles, su carrera y sus hazañas, en una amplia entrevista con el diario español El Mundo.

El 23 de junio de 1990, Roger Milla (Yaundé, Camerún, 1952) anotó dos goles en la prórroga de los octavos de final del Mundial de Italia 90 contra Colombia para convertir a su país en el primero del continente africano que llegaba a los cuartos de final de la Copa del Mundo. Y en la celebración de los tantos, en un momento que ya es historia del fútbol, Milla corrió hacia el córner y bailó con el poste mientras la grada enloquecía.

El delantero, que en Italia tenía ya 38 años, se quitó la espina de la mala suerte que su selección tuvo en España 1982, en la que fue su primera aparición en un Mundial. Camerún mostró un fútbol de nivel y no perdió ningún partido, pero no pudo pasar de la primera fase. Ocho años después aquello cambió. Milla anotó cuatro goles en el torneo italiano y sólo Inglaterra, en cuartos y en una emocionante prórroga (3-2), fue capaz de superarles. Volvió a disputar el Mundial en 1994 y pese al mal torneo de su país, Milla se convirtió con 42 años en el jugador más veterano en marcar un gol en una fase final de la Copa del Mundo. 30 años después de su baile ante Colombia, Roger Milla charla con EL MUNDO.

Todo el mundo recuerda sus actuaciones en la Copa del Mundo y sus bailes para celebrar los goles que anotó en Italia ’90. ¿Por qué decidió celebrarlos así?

Durante todos estos años me he dado cuenta que la gente no olvida esa celebración, les ha marcado. Curiosamente, fue completamente improvisada. No sé qué me hizo celebrar de esa manera. Fue como una forma de dar las gracias a todos los aficionados por todo lo que nos habían apoyado.

¿Cree que ese Mundial cambió la percepción que los aficionados y los jugadores tenían sobre el fútbol y los futbolistas africanos?

Sí, sin duda. Lo que hicimos en Italia permitió que los africanos fueran tomados en serio. Y no lo digo sólo yo, lo dicen los periodistas, los aficionados y los expertos de fútbol en todo el mundo.

¿Qué pensaban los futbolistas europeos sobre los africanos en 1990?

Que éramos meros extraños, por eso nuestra actuación sorprendió a todos. Por eso, entre otras cosas, hoy la gente todavía recuerda nuestros partidos en ese Mundial.

En la primera fase de Italia ’90, Camerún consiguió vencer a Argentina (1-0), actual campeona del mundo, capitaneada por Maradona. ¿Qué sintió al jugar contra él?

Maradona era un futbolista enorme, pero yo no le temía a nadie. Argentina era la campeona del mundo y nos preocupaban todos, no sólo él. Caniggia, por ejemplo, era peligroso. Preparamos mucho ese partido, no queríamos ser simples espectadores.

¿A qué se dedica ahora?

Soy embajador itinerante de la República y me ocupo de mi Fundación, Corazón de África. También soy miembro del CALIF (Colectivo de ex jugadores de los leones indomables del fútbol).

Se ha llegado a leer que le gustaría ser presidente de Camerún. ¿Es eso cierto?

No, no, en absoluto. No tengo ambición política, no sé de dónde vienen esos rumores.

¿Qué es lo que más extraña del mundo del fútbol?

La competición, la adrenalina, los aficionados y sobre todo las sensaciones que me generaba todo esto. Realmente me gustó muchísimo jugar al fútbol.

¿Cuál es el mejor recuerdo de su carrera?

Es muy difícil. No puedo recordar sólo uno. Los mejores son, sin duda, los de las Copas del Mundo. Hay muchos grandes jugadores que nunca han podido disputar un Mundial porque su selección no ha logrado clasificarse. Tener la oportunidad de hacerlo bien en un torneo así no está al alcance de todos.

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene sobre fútbol?

Mi infancia. Yo jugaba al fútbol para divertirme, para pasar el rato. No podía llegar a imaginar que me iba a convertir en futbolista profesional. Es que ni siquiera sabía lo que eso significaba.

¿Actualmente ve partidos de fútbol? ¿Qué jugadores y equipos le gustan?

Siempre estoy viendo fútbol, especialmente los partidos grandes. Me encanta el fútbol bonito. El Barcelona, el Manchester City e incluso el PSG juegan un fútbol hermoso. Es un placer verlos jugar.

¿Qué equipo cree que puede ganar la próxima Liga de Campeones y el próximo Mundial?

Todavía hay grandes equipos y estará muy igualado, tendremos grandes partidos. Y para el Mundial creo que tenemos que esperar un poco para ver quién se clasifica.

¿Le gustaría haber jugado en la liga española?

Si hubiera podido, me hubiera gustado jugar en el Barcelona, por su fútbol tan técnico. Pero creo que el Madrid también me hubiera querido. Y no sólo en España, el Bayern, el Milán… Hubiera sido posible si hubiera llegado a Europa con 17 o 18 años, como muchos otros jugadores.

Para usted, ¿quién es el mejor jugador de la historia?

El Rey Pelé. Sin discusión. Hay que darse cuenta de lo que hizo en la Copa del Mundo siendo tan joven, es simplemente increíble. En ese momento, el Mundial era lo más alto.

¿Qué opina sobre el movimiento social del Black Lives Matter?

Me suscribo por completo. Lo que le hicieron a George Floyd fue una catástrofe y apoyo lo que está pasando en Estados Unidos.

¿Usted sufrió racismo durante su carrera?

Sí, me enfrenté al racismo cuando jugué en Francia, pero no le prestaba demasiada atención. Cuando un jugador hacía comentarios racistas hacia mí, yo respondía en el campo marcando goles. Los racistas son unos ignorantes. (GG)(Tomado Diario El Mundo).