Connect with us

Otros Deportes

Tres estrellas del atletismo ruso piden ayuda a Vladimir Putin

Foto: @DIARIODEPORTES

Las estrellas del atletismo ruso Maria Lasitskene (altura), Sergey Shubenkov (110 vallas) y Anzhelika Sidorova (pértiga) preguntaron a Vladimir Putin por “la situación catastrófica” de su deporte, pidiéndole reaccionar para evitar que se pierdan los Juegos de Tokio.

“Queremos llamar su atención sobre la situación catastrófica de nuestro deporte. Estamos cerca del caos definitivo y de la destrucción del atletismo”, señalaron en una carta abierta, publicada en sus respectivas cuentas de redes sociales.

“Ya nos perdimos los Juegos de Rio 2016 y es muy posible que nos perdamos también los de Tokio”, añadieron, estimando que el problema “no concierne tanto a las carreras, que acabarán pronto o tarde, sino al atletismo ruso en su conjunto”.

En su carta los tres atletas subrayan que Putin había ordenado al Comité Olímpico Ruso en mayo de 2019 poner orden en el seno de la Federación Rusa de Atletismo (Rusaf).

“Ha pasado un año, el orden no se ha puesto y la situación solo ha empeorado”, señalaron. “Hay un gran número de estructuras deportivas en nuestro país, en las que trabajan verdaderos profesionales, y no vemos plan concreto para superar esta crisis prolongada”, añadieron.

La Rusaf tiene hasta el 1 de julio para pagar una multa de cinco millones de dólares impuesta por World Athletics en marzo. Si no lo hace en el plazo establecido, su cuota de diez atletas autorizados a competir bajo bandera neutra será suspendida.

A una semana de que se cumpla el plazo, los dirigentes de la federación repiten que no cuentan con el dinero necesario.

Citado por la web especializada Sports.ru, el vicepresidente de la Rusaf Edouard Bezouglov estimó la semana pasada que “ya fuera a través del gobierno o de ricos mecenas” estarían en disposición de pagar la multa.

Rusia, acusada de haber falsificado datos del laboratorio de Moscú, en el centro del sistema de dopaje entre 2011 y 2015, fue excluida por cuatro años de los principales eventos internacionales, especialmente los Juegos Olímpicos y el Mundial de fútbol.

La Rusaf está igualmente acusada de haber ayudado al subcampeón mundial de salto de altura de 2017, Danil Lysenko, a escapar a una sanción por faltas en sus obligaciones de estar localizable para controles antidopaje por sorpresa.

En noviembre de 2019, World Athletics decidió congelar el proceso de regreso de Rusia a las competiciones y el que permitía a atletas rusos considerados fuera de toda duda participar en competiciones internacionales. AFP (HN)