Llegaron tarde, pero seguros para rendir en MLB - Diario Deportivo Más
Connect with us

Béisbol

Llegaron tarde, pero seguros para rendir en MLB

Mientras que algunos jugadores de Grandes Ligas hallan el éxito a temprana edad, otros demoran años en alcanzar su potencial.

Los siguientes jugadores se encuentran en la segunda categoría. Cada uno tuvo WAR por debajo de 10.0 (según Baseball-Reference) al concluir la temporada en la que cumplió 26 años, y ningún tuvo WAR por encima de 4.0 en una temporada antes de cumplir los 27. Todos eventualmente se convirtieron en estrellas.

Receptor: Jorge Posada
Posada ganó cuatro títulos de Serie Mundial con los Yankees de Nueva York y terminó su carrera con 275 jonrones, 1,065 remolcadas y un OPS+ de 121. Sin embargo, el puertorriqueño no se desató hasta el 2000, a sus 28 años, cuando recibió la primera de cuatro convocatorias consecutivas al Juego de Estrellas y se adjudicó el primero de cuatros Bates de Plata al hilo. Antes de eso, Posada era un bateador del montón que registró OPS+ de 100 en sus primeros 292 juegos en las Mayores.

Primera base: Edwin Encarnación

Encarnación fue un bateador sólido en sus primeras siete temporadas (OPS+ de 104). Pero en aquel entonces, no se asemejaba en nada al toletero que conectó 42 jonrones, remolcó 101 carreras y tuvo OPS+ de 153 a sus 29 años por los Azulejos. Dicha campaña fue la primera de ocho temporadas consecutivas del dominicano con 32 cuadrangulares o más. En el 2019, a sus 36 años, Encarnación empalmó 34 bambinazos y tuvo OPS+ de 132.

Segunda base: Jeff Kent
Kent, el líder de jonrones de todos los tiempos entre intermedistas con 351, tuvo dos temporadas con más de 20 cuadrangulares en sus primeras cinco temporadas en las Mayores. Pero no fue hasta que pasó a los Gigantes que fue convocado a múltiples Juegos de Estrellas y se convirtió en candidato perene para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Kent terminó su carrera con bWAR de 55.4, 45.1 del cual acumuló después de cumplir 29 años. De 1997 al 2005, Kent promedió 28 jonrones y 110 remolcadas al año. Fue reconocido como el JMV del Viejo Circuito en el 2000, campaña en la que sonó 33 vuelacercas y empujó 125 carreras.

Tercera base: Josh Donaldson
Donaldson era receptor cuando fue seleccionado por los Cachorros en el Draft amateur del 2007 y demoró en hallar una posición fija luego de ser canjeado a los Atléticos. Pero en el 2013, a sus 27 años, Donaldson se convirtió en el tercera base titular de Oakland y terminó en el cuarto lugar en la votación para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana. El cañonero fue enviado a los Azulejos en noviembre del 2015 y la siguiente temporada tuvo línea de .297/.371/.568 (OPS+ de 151) con 41 cuadrangulares y 123 impulsadas para adjudicarse el JMV del Joven Circuito.

Campocorto: Maury Wills

Wills era adolescente cuando firmó con los Dodgers previo a la temporada de 1951, pero no hizo su debut de Grandes Ligas hasta 1959, cuando tenía 26 años. En su cuarta temporada en las Mayores en 1962, fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional juego de sumar 208 imparables, 204 bases robadas y 130 carreras anotadas. Wills fue convocado a cinco Juegos de Estrellas de 1961 a 1966. Terminó su carrera con 2,134 hits y ocupa el vigésimo lugar en la lista de todos los tiempos con 586 estafadas.

Jardín izquierdo: Brian Giles
El guardabosque tuvo OPS de 1.000 o mejor en más de 600 visitas al plato en tres ocasiones, igualando en ese sentido a Salones de la Fama como Chipper Jones, Ken Griffey Jr., Frank Robinson y Hank Aaron. Giles llegó a las Mayores con los Indios y fue jugador de medio tiempo hasta el final de su temporada a los 27 años en 1998. Luego de ser cambiado a los Piratas por Ricardo Rincón, Giles tuvo OPS de 1.030 en sus primeras cuatro temporadas con los Bucaneros, tramo en el que promedió 37 jonrones y bWAR de 6.0. Aunque su poder disminuyó cuando pasó a los Padres, acumuló bWAR de 19.3 con San Diego del 2003 al 2008.

Jardín central: Earl Averill

De todos los jugadores en el Salón de la Fama, Jackie Robinson es el único que tenía más edad al momento de debutar en Grandes Ligas que Averill. Averill disputó su primer juego como ligamayorista en 1929, un poco más de un mes después de cumplir los 27 años. En su temporada de novato, tuvo línea de .332/.398/.538 con 18 vuelacercas. Averill fue convocado a seis Juegos de Estrellas y de 1929 a 1938 promedió bWAR de 5.1. al año. En ese tramo, tuvo OPS+ de 137.

Jardín derecho: José Bautista
Luego de conectar 59 jonrones y sumar bWAR de 0.0 entre sus primeras seis temporadas, Bautista le hizo ajustes a su swing y de la nada se convirtió en uno de los cañoneros más temidos de las Mayores. En el 2010, como integrante de los Azulejos (su quinto equipo de Grandes Ligas), el dominicano lideró a todos los jugadores con 54 bambinazos y tuvo OPS+ de 164 a sus 29 años, a la vez que acumuló bWAR de 7.0. Bautista volvió a encabezar las Mayores en jonrones al año siguiente con 43. Bautista también alcanzó los 40 vuelacercas en el 2015, campana en la que ayudó a Toronto a ponerle fin a una sequía de 21 años sin playoffs. Del 2010 al 2015, Bautista promedió 38 jonrones y bWAR de 5.9 al año.

Bateador Designado: David Ortiz
Ortiz se destacó al bate con los Mellizos (OPS+ de 108), pero no fue hasta que llegó a Boston que se convirtió en una leyenda. Después de ser dado de baja por Minnesota en diciembre del 2002, el dominicano firmó con los Medias Rojas y a sus 27 años terminó en el quinto lugar en la votación para JMV del la Liga Americana. Al año, Ortiz ayudó a Boston a vencer a los rivales Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana tras verse abajo 3-0 y luego a ganar su primer título de Serie Mundial desde 1918. Ortiz ayudó a los Patirrojos a ganar otros dos campeonatos y fue el JMV de la Serie Mundial del 2013 a sus 37 años. En su última temporada de Grandes Ligas en el 2016, a sus 40 años, Ortiz conectó 38 jonrones y encabezó las Mayores con OPS de 1.021. En total, el oriundo de Santo Domingo sonó 483 cuadrangulares en 14 campañas con los Medias Rojas.

Utility: Ben Zobrist

Zobrist, quien se puede argumentar ha sido el mejor utility en la historia de las Mayores, vio poca acción en sus primeras tres temporadas antes de dejar bWAR de 8.6 por los Rays en el 2009. Desde que cumplió los 28 años hasta los 33, Zobrist promedió bWAR de 6.0 al año y vio acción más de 100 veces en tres posiciones (2B, SS, RF). En el 2016, a sus 35 años, Zobrist fue convocado a su tercero y último Juego de Estrellas y fue reconocido como el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial luego de ayudar a los Cachorros a ponerle fin a una sequía de 108 años sin un título.

Bateador emergente: Nelson Cruz
Firmado por los Mets como agente libre amateur en 1998, Cruz fue cambiado tres veces antes de debutar con los Rangers de Texas. El jardinero dominicano se convirtió en titular de Grandes Ligas en el 2009, temporada en la que conectó 33 bambinazos y tuvo OPS+ de 117 a sus 28 años. Luego de empalmar 135 bambianzos en la campaña regular y otros 14 en los playoffs por Texas del 2009 al 2013, Cruz firmó un contrato de un año con los Orioles y sonó 40 jonrones por primera vez en su carrera. Después pasó a los Marineros, por quienes conectó 37 jonrones o más al año del 2015 al 2018. Cruz viene de dar 41 cuadrangulares por los Mellizos en el 2019. El quisqueyano es uno de apenas nueve jugadores que han conectado 40 jonrones o más en cuatro temporadas después de cumplir los 30 años.

Abridor: Randy Johnson
Hubo un tiempo en el que parecía que el pésimo control de Johnson sería el lema de su carrera. En sus primeras cinco temporadas, el zurdo le dio base por bola a 14.5% de los bateadores a los que se enfrentó y tuvo EFE+ de 101 en 818 entradas. Pero en 1993, a sus 29 años, Johnson redujo su índice de boletos a 9.5% y ponchó a 308 bateadores en 255.1 innings de labor, a la vez que dejó foja de 19-8 y promedio de carreras limpias de 3.24. Dos años después, Johnson ganó el primero de sus cinco Premios Cy Young. Johnson se integró al club de las 300 victorias en el 2009 como integrante de los Gigantes y se encuentra en el segundo lugar en la historia de todos los tiempos con 4,875 ponches. Johnson fue exaltado al Salón de la Fama en el 2015.umplir 28 años en 1967, temporada en la que encabezó las Grandes Ligas con efectividad de 1.87 en 207.0 episodios. Niekro rebasó las 200 entradas trabajadas siete veces después de cumplir 40 años. El diestro fue exaltado al Salón de la Fama en 1997.

Abridor: Max Scherzer
Es difícil recordar una época en la que Scherzer no era uno de los mejores lanzadores de Grandes Ligas, pero no alcanzó ese nivel de inmediato. El diestro tuvo promedio de carreras limpias de 3.92 entre sus primeras cuatro temporadas. Pero luego de registrar efectividad de 4.72 en las primeras 22 salidas de su quinta campaña en las Mayores, Scherzer tuvo promedio de carreras limpias de 1.65 en las últimas 10 aperturas que hizo ese año. En el 2013, a sus 28 años, Scherzer se adjudicó el Premio Cy Young del la Liga Americana. El as firmó con los Nacionales después de la temporada del 2014 y ha ganado otros dos Premios Cy Young y un título de Serie Mundial con Washington. En cinco temporadas con el club, ha dejado efectividad de 2.74 y ha promediado 274 ponches al año.n ponches en siete temporadas consecutivas y fue reconocido como el Jugador Más Valioso del Viejo Circuito en 1924 luego de registrar foja de 28-6 con efectividad de 2.16 y 262 ponches en 308.1 innings de labor por los Dodgers de Brooklyn. El diestro acumuló bWAR de 60.1 y fue exaltado al Salón de la Fama en 1955.

Abridor: Chris Carpenter
Carpenter tuvo promedio de carreras limpias de 4.83 entre sus primeras seis temporadas en Toronto y fue dado baja tras ser operado del hombro derecho en septiembre del 2012. Posteriormente, firmó con los Cardenales y tenía 29 años cuando regresó a las Mayores en el 2004, campaña en la que dejó marca de 15-5 con efectividad de 3.46 en 182 innings. Carpenter se adjudicó el Premio Cy Young de la Liga Nacional en el 2005. Necesitó una cirugía Tommy John en julio del 2007 y perdió la mayor parte del 2008. Pero en el 2009, regresó y encabezó el Viejo Circuito con promedio de carreras limpias de 2.24. Luego de lanzar una blanqueada de dos hits en el último día de la temporada regular del 2011 para ayudar a los Cardenales a capturar en Comodín de la Liga Nacional, Carpenter prevaleció en un duelo con Roy Halladay de los Filis en el Juego 5 de la Serie Divisional y ganó los Juegos 1 y 7 de la Serie Mundial, a sus 36 años.

Wilhelm peleó con el ejército de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial, pero su debut tardío no se puede atribuir solamente a su servicio militar, ya que pasó seis temporadas en ligas menores después de la guerra. Wilhelm finalmente fue convocado a las Mayores en 1952 a sus 29 años y terminó encabezando la Liga Nacional con promedio de carreras limpias de 2.43 en 159.1 innings de labor como relevista. Wilhelm lanzó en Grandes Ligas durante 21 años y tuvo EFE+ de 147 en 1,070 presentaciones. En 1985, el diestro se convirtió en el primer relevista exaltado al Salón de la Fama.

Cerrador: Joe Nathan
Después de un comienzo desalentador en las Mayores, Nathan se convirtió en uno de los mejores relevistas en el bullpen de los Gigantes en el 2003, temporada en la que cumplió 28 años, al dejar promedio de carreras limpias de 2.96 en 79.0 innings. Tras ser cambiado a los Mellizos, Nathan se convirtió en el cerrador del club y terminó la campaña del 2004 con efectividad de 1.62, 89 ponches y 44 rescates en 72.1 innings. De por vida, el diestro tuvo 377 salvamentos en Grandes Ligas, de los cuales 376 se produjeron después de que cumplió los 29 años. (GG) (Tomado de MLB.Com)

Recomendamos - Béisbol