Connect with us

Béisbol

1996, año en que nació otra dinastía de Yankees

Foto: NYDailysNews

Para los Yankees de Nueva York, la década de los 80 y la primera parte de los 90 representaron una sequía. Pero gracias a su finca, una manera más mesurada de competir y la llegada de veteranos como Paul O’Neill, David Cone y hasta Wade Boggs, comenzaron a dar un giro. En 1995, regresaron a la postemporada, aunque es posible quehubiesen sido campeones en 1994, si se hubiera disputado una Serie Mundial ese año.

Pero fue en 1996 que todo cayó en su lugar. De hecho, aunque los Yankees tuvieron equipos buenos en 1994 y 1995, dichas ediciones han pasado al olvido. Antes de 1996, los Bombarderos contaban con el boricua Bernie Williams, el zurdo Andy Pettitte y, para 10 aperturas en 1995, el panameño Mariano Rivera. Pero no estaban ni Joe Torre ni Derek Jeter. Por lo tanto, la edición de 1996 fue la primera de aquellos Yankees que recordamos.

Los Yankees de 1996 no fueron la mejor versión de la dinastía del club. Comenzaron la temporada jugando bajo nieve. Ganaron apenas 92 juegos. Ninguno de sus bateadores llegó a 30 jonrones y ninguno de sus abridores tuvo promedio de carreras limpias mejor de 3.80. Pero apuesto a que muchos aficionados de los Yankees dirían que de los cinco títulos que ganó la franquicia de 1996 al 2009, la primera fue la que más disfrutaron.

Las adiciones de Torre y Jeter no fueron los únicos motivos por los cuales los Yankees se coronaron en 1996, ni los principales. Pero ellos marcaron la diferencia y el inicio de una nueva era. Torre venía de ser despedido por los Cardenales después de dos campañas con récord perdedor y seis sin llegar a los playoffs.

En realidad, los Yankees no debieron ser los favoritos de cara a la postemporada de 1996. Los Indios habían ganado siete juegos más en la campaña regular y tenían mucha más experiencia en playoffs. Los Bravos venían de ganar la Serie Mundial el año anterior. Hasta los Rangers contaban con un Jugador Más Valioso, el boricua Juan “Igor” González. Pero los Yankees tenían cierta vibra. Lucían como campeones antes de serlo.

Ese equipo contaba con los veteranos de siempre, entre ellos Dwight Gooden, Mariano Duncan, Cecil Fielder, Darryl Strawberry y Tim Raines. Pero fueron los jugadores jóvenes los que pusieron la chispa: Jeter, Pettite, el receptor puertorriqueño Jorge Posada, Rivera, y Williams. Luego de verse abajo 2-0 en la Serie Mundial y 6-0 en el Juego 4, batallaron para coronarse.

Los Yankees han sido, para bien o para mal, el equipo insignia de MLB durante los últimos 25 años. Desde 1996, han estado en el medio de todo.

Aquí, otros hechos que sobresalieron en la temporada de 1996:
1. Jeter fue reconocido como Novato del Año en 1996 solamente porque Rodríguez, quien tenía apenas 20 años, había disputado demasiados juegos en 1995, un total de 48, con 149 turnos al bate. Por lo tanto, ya no era considerado novato. Fue algo bueno para Jeter, ya que A-Rod tuvo mejores números en 1996: Promedio de .358, 36 jonrones y 54 dobles. Rodríguez incluso terminó en el segundo lugar en la votación para Jugador Más Valioso del Joven Circuito. La rivalidad A-Rod/Jeter tomaría muchas formas en las siguientes dos décadas, pero la semilla estuvo ahí desde el principio.

2. Otro nombre que dominaría el béisbol durante la siguiente década: Barry Bonds. En 1996, el cañonero llegó a 300 cuadrangulares de por vida, fijó una marca personal con 151 boletos (cifra que superaría más de tres veces en su carrera) y se convirtió en el segundo jugador en la historia con al menos 40 cuadrangulares y 40 bases robadas en una temporada. También ganó su sexto Guante de Oro.

3. El Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1996 fue Ken Caminiti, quien había sido convocado a un solo Juego de Estrellas antes de desatarse con los Padres a sus 33 años, en parte por motivos que conoceríamos más adelante. Caminiti empalmó 40 cuadrangulares con 130 remolcadas en 1996 y también se adjudicó un Guante de Oro por un equipo de San Diego que capturó el título del Oeste de la Liga Nacional y llegó a los playoffs por primera vez desde que alcanzó la Serie Mundial en 1984.

4. Quienes vencieron a los Padres en la Serie Divisional de la Liga Nacional de 1996 fueron los Cardenales, equipo que estaba disputando los playoffs por primera vez en nueve años. San Luis había reemplazado a Torre con Tony La Russa, quien llegó proveniente de Oakland. La Russa estaría en la cueva de los Cardenales durante 14 temporadas, en las cuales ganó dos Series Mundiales.

5. La campaña de 1996 comenzó con una tragedia: En el Día Inaugural en Cincinnati, el árbitro John McSherry sufrió un ataque al corazón en el terreno de juego y no pudo ser resucitado.

6. Debido a que el Coliseo de Oakland estaba siendo remodelado, los Atléticos empezaron su campaña en Las Vegas. También fue el último año del Fulton-County Stadium de Atlanta, donde Hank Aaron conectó su histórico jonrón 715 para romper el entonces récord de Babe Ruth de todos los tiempos.

7. Dos leyendas del béisbol dijeron adiós en 1996, prematuramente, debido a razones de salud. Kirby Puckett venía de una temporada estupenda en 1995. A sus 35 años, había sido convocado al Juego de Estrellas antes de que una recta del nicaragüense Dennis Martínez le fracturara la quijada, poniéndole fin a su campaña. Puckett bateaba .344 en los entrenamientos primaverales de 1996 antes de ser diagnosticado con glaucoma, condición por la cual perdió la vista en el ojo derecho. Terminó retirándose en junio de ese año. Ese mismo mes, también se retiró Tommy Lasorda, quien sufrió un ataque al corazón en junio. Cuatro años después, guiaría a la selección olímpica de los Estados Unidos a la medalla de oro.

8. La temporada de 1996 fue la última de las 13 campañas de Roger Clemens en Boston, y no fue muy memorable que digamos: “El Cohete” tuvo marca de 10-13 con promedio de carreras limpias de 3.63 y el peor índice de boletos de su carrera hasta ese momento. Los Medias Rojas dejaron fue Clemens firmara en el invierno con Toronto, donde ganaría dos Premios Cy Young. En una de sus últimas aperturas por Boston, Clemens ponchó a 20 bateadores en un triunfo ante los Tigres.

9. Cal Ripken Jr. había superado el récord de juegos consecutivos de Lou Gehrig el año anterior. La racha seguiría activa por otros dos años, pero corrió peligro en 1996. Mientras se preparaba para tomarse la foto del equipo de la Liga Americana para el Juego de Estrellas, el cerrador de los Medias Blancas, el domínico-boricua Roberto Hernández, resbaló y con el brazo izquierdo accidentalmente golpeó en el rostro a Ripken, fracturándole la nariz. Sin embargo, la racha de Ripken se mantuvo intacta. El torpedero hasta vio acción en aquel Clásico de Media Temporada.

10. Un aspecto del béisbol que tuvo sus inicios en 1996 y todavía perdura: Juegos transmitidos por FOX. La cadena firmó un contrato de cinco años con Major League Baseball. (GG) (Tomado MLB. Com)

Comentarios

Recomendamos - Béisbol