Connect with us

La Bicolor

Sub-20 de Honduras entrenó bajo estricto control de bioseguridad

La selección Sub-20 de Honduras culminó de forma exitosa su segundo día de trabajo de cara al premundial clasificatorio al Mundial de Indonesia 2021.

Con la buena noticia que ningún futbolista o miembros del cuerpo técnico resultó positivo en las pruebas que fueron sometidos el jueves, los seleccionados trabajaron de forma simultánea en las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba.

En la capital los entrenamientos fueron en el Estadio Infantil Fenafuth, contiguo a las instalaciones de El Birichiche, y tras fuertes medidas de bioseguridad, los nueves jóvenes llamados por el técnico Reynaldo Tilguath, se ejercitaron el césped de grama artificial.

El pequeño grupo es integrado por José Del Cid, Pablo Cacho, Eduardo Arriola, Jairo Rivas, Samuel Elvir, Pedro González, Ariel Valladares, José Chávez y Pavel Roque.

Como parte del protocolo de bioseguridad, antes de saltar al terreno de juego, el personal de utilería fumigó y desinfectó balones, conos, luego a cada jugador se le roció de cloro la plantilla de sus zapatos deportivos y se les aplicó gel en sus manos.

Los trabajos se enfatizaron en la parte técnica, pues es uno de los puntos más débiles de los seleccionados según lo detalló el entrenador.

Los jugadores se mostraron tranquilos y animados por estar de vuelta en el campo, aunque algo extraños, por la distancia y algo de seriedad en los trabajos.

ASÍ ENTRENÓ LA  BICOLOR EN TEGUCIGALPA:

En San Pedro Sula, la labor del equipo nacional fue igual, el preparador físico Ariel Bustamante, enfocó su sesión en estiramientos y trabajos técnicos con balón en el terreno de juego del estadio Morazán.

En la ciudad de la Ceiba, la labor fue coordinada por los entrenadores Francisco Pavón y Luis Ordoñez, en el campo Atlántida. (HN).

SUB-20 ENTRENANDO EN SAN PEDRO SULA: