Connect with us

Más de Honduras

Autoanálisis me hizo cambiar para mejorar: Crisanto

Muchos futbolistas no cuidan los mínimos detalles y pagan las consecuencias, porque después de ser admirados por sus grandes facultades físicas y deportivas, después son objeto de burla o bullying por lo que aparentan en su vida y en la cancha. En ese sentido el ex jugador de Victoria, Wilmer Crisanto Casildo, después de cinco años de éxito deportivo con el Motagua, notó que sus bonos personales iban bajando por descuido personal.

“Desde mediados de último torneo comencé a trabajar aparte, lo platiqué con Diego y me autorizó hacerlo después de los entrenos, entendí que no estaba bien, que me había descuidado con la comida aunque siempre entrenó con la misma alegría todos los días porque no se lesionarme, pero esa alegría externa no era mi realidad, internamente tenía problemas personales que me agobiaban y no me dejaba descansar bien, comer mejor y por ende entrenar como quería, nunca se lo dije a Diego porque no me gusta poner excusas”,  agregó el cinco veces campeón nacional con Motagua.

La gran señal para reflexionar fue la no inclusión en la nómina que afrontó del último superclásico ante Olimpia: “allí vi la señal de Dios de que tenía que cambiar mi alimentación, me enteré que di ventajas, no culpo a Diego porque su método en temporada es ese, los mejores se mantienen en el puesto hasta el final y hasta los cambio que realiza, allí entendí que no iba a tener chance de jugar mucho y por eso asumí el reto de entrenarme a  conciencia todos los días, con dieta balanceada que me facilitó mi amigo Luis Garrido”, comentó.

Wilmer Crisanto, quien formó parte de todas las selecciones nacionales pero en la época de Victoria quiere retomar su carrera en todo sentido, incluso su idea de ser legionario está intacta: “los sueños están allí, máxime que a partir de este torneo volveré a ser el de antes, con rendimiento físico pleno que me permitirá hacer jugadas que recientemente no me salían, voy paso a paso, no niego sueño de selección o de salir al extranjero”, concluyó. (GG)