Connect with us

Fútbol Nacional

Cancillería de Honduras ya gestiona repatriación del “Macho” Figueroa

Los restos mortales del exgoleador hondureño Roberto “el Macho” Figueroa, mundialista en España-1982, podrían llegar al país la próxima semana, gracias a las gestiones que realiza la Cancillería de la República.

Figueroa, murió a los 61 años de un infarto el domingo en la ciudad de San Francisco, California, (EEUU), y tras cumplirse el primer paso que pide el gobierno norteamericano que un familiar lo reconozca, ya el consulado catracho gestiona su regresó al país.

Según explicó Rafael Sierra, embajador de Honduras en Washington, el proceso podría tardar varios días por los contratiempos que ha provocado la pandemia del COVID-19.

“Ya un primo de él lo reconoció, ya se contactaron con la funeraria, ahí lo están esperando para arreglar el cuerpo. No sabemos si los familiares querrán cremarlo, pero no necesita porque no murió de COVID-19, sino de forma natural”, dijo Sierra a Radio América.

“Desde Honduras la Cancillería de la República está agilizando las gestiones para repatriarlo. Las funerarias están llenas, no podemos dar fecha que día estará en Honduras, pero si podemos asegurarles a los familiares, compañeros de la selección de España 1982 y pueblo hondureño, que ya estamos avanzando en eso”, aseguró el funcionario.

Según se confirmó pate de las gestiones que hizo la Cancillería de la república, se deben a las solicitudes de los diputados Jaime Villegas y Gilberto Yearwood, quienes fueron compañeros del “Macho” Figueroa en la selección que jugó el Mundial de España 1982.

Alejandra Figueroa, hija del exmundialista, informó de las respuestas de cancillería y dice que están haciendo todos los arreglos para enterrar el cuerpo de su padre en la ciudad de La Ceiba.

“Pensamos que era una de esas falsas noticias, pero lastimosamente confirmamos, él no murió de COVID-19 nos detallaron tras el informe médico, fue un ataque cardíaco y esperamos que la próxima semana llegue su cuerpo para darle cristiana sepultara y el último adiós”. (HN)