Connect with us

Más de Honduras

Tilguath no quiere naturalizados en la selección

Porque considera que los extranjeros no tienen por el mismo nivel que los nacionales, el técnico de la selección Sub-20, Reinaldo Tilguath, está en desacuerdo que quieran naturalizar jugadores extranjeros para incorporarlos a la selección.

Desde hace días se viene rumorando que las máximas autoridades pretenden naturalizar al portero argentino del Motagua, Jonathan Rougier y al delantero de Olimpia, Yustin Arboleda, para que puedan integrar el equipo nacional, dijo en Todo Deportes.

En ese sentido, Tilguath no está de acuerdo, “no digo que son malos jugadores, pero en el caso de Rougier, están Buba “López”, Harold Fonseca, Edrick Menjivar y Rafael Zúniga”.

Agregó que en el caso de Arboleda, figuran futbolistas como Jerry Bengtson, Renán Benguché y está Anthony Lozano, que juega en España, por eso no lo ve necesario.

Yo estaría de acuerdo, dijo, si el extranjero estuviera en un nivel superior al de los nuestros, “recuerdo aquel brasileño Julio César Santos que jugó con Marathón, después se fue para México y terminó jugando con Real Madrid”.

PREPARA UN GENERACIÓN DIFERENTE

Sobre la selección Sub-20, el seleccionador indicó que él está preparando una generación diferente, “no les permito usar aritos, ni que pinten el pelo, porque están representando un país”.

Señaló que habla con los jugadores, y les preguntan si quieren jugar a alto nivel, pues tienen que apuntarle a Europa, para que queden en México, porque ahí está la plata.

“Los estoy preparando no solo como jugador, sino para que sean mejor persona y sean profesionales, yo les digo que yo ponía excusa para no estudiar, pero ustedes no me vengan a decir lo mismo”.

Reveló que lo primero que hizo cuando hizo la convocatoria para la selección, es saber si estaban en el colegio o la universidad, y les permitimos que acomodaran sus horarios, porque el objetivo es que sean una generación diferente.

Inclusiva, “me reuní con la jefe de recursos humanos, para explicarle que los jugadores tenían un tiempo libre, y que si se podía darles un curso de inglés, porque el futbolista tiene muchas horas muertas, y prefiero que estén ocupados en aprender otro idioma”. (DS).