Connect with us

Más de Honduras

Hugo D. Caballero: Mi papá me ha formado como guardameta y como persona

Aunque ya cuenta con 23 años de edad, graduado de Comercio Internacional en la Universidad Nacional, el tercer portero del Motagua, Hugo Donaldo Caballero Mejía, siente que todavía le falta una meta que cumplir, debutar en primera división.

“Soy profesional universitario, y podría decir que hasta voy por el camino de ser ganadero, pero no estoy satisfecho, tengo que debutar en primera división”.

Esa ilusión casi la alcanza en el 2019, cuando apareció en lista en dos partidos, contra Real Sociedad y Real de Minas, “y este torneo de Clausura que lo finalizaron, agarré lista ante Honduras Progreso, pero todavía no he podido jugar”.

Caballero está pasando la cuarentena en su natal Tela, donde vive con sus padres, Hugo Rolando Caballero, exportero azul y hoy preparador de porteros del equipo.

“Aquí paso trabajando con el ganado que tengo, que es poco, pero también con el de mi abuela, creo que cuando me retire me dedicaré a esto, porque me gustan los animales”.

MI PAPÁ ES EXIGENTE

De su relación con su progenitor en los entrenamientos, Donaldo señaló que es bien exigente, “me trata igual que a Marlon Licona y Jontahan Rougier, pero debe ser así”.

“Cuando venimos en el carro de Amarateca, hablamos de todo menos de la práctica, ahí pasa a convertirse en mi papá, aunque a veces me da consejos para llegar hasta donde yo quiera”.

Al preguntarle si le afecta la carga que lleva por ser hijo de un exportero del equipo y que además es su entrenador, Donaldo Caballero dijo que si, “muchos me dicen que estoy en Motagua por ser hijo de él, pero no me duele, porque mi padre hasta para eso me preparó, para las críticas”.

Donaldo recordó que comenzó su vida deportiva a los 16 años, jugando en Liga Mayor, donde su entrenador era el también exjugador del Motagua, Milton “Jocón” Reyes.

Después llegó a Motagua, pero salió del equipo para jugar con Valencia y en el 2019 retornó al “Nido de las Águilas”, donde fue ascendido al primer equipo.

“Gracias a Dios ya estoy en el primer equipo, trabajo duro para cumplir ese deseo, que es debutar en primera división lo demás vendrá por añadidura”. (DS).