Connect with us

Automovilismo

26 años de fatídica muerte de Ayrton Sena Da Silva

La Fórmula Uno no olvida a uno de sus mejores pilotos de la historia, el brasileño Ayrton Sena Da Silva, quien trágicamente hace 26 años perdió su vida en plena competencia en el circuito de Imola, donde propios y extraños lamentaron la partida del mejor piloto de la época.

Justamente el entonces tricampeón mundial de pilotos (1988, 1990 y 1991) tomaba la estafeta de mejor en una época donde reinaba su compatriota Nelson Piquet, el inglés Nigel Mansell, el francés Alan Prost, el alemán Michael Schumacher, entre otros.

Sus largas temporadas en escuderías de abolengo como Toleman, Lotus, McLaren y Williams Renault no fueron olvidadas e incluso sigue siendo considerado como una leyenda inolvidable de la Fórmula Uno.

Un aficionado se aceró a la tumba de Ayrton Senna en el cementerio de Morumbí, en Sao Paulo (Brasil).

SU TRÁGICA MUERTE:
Fue justamente en la curva Tamburello del Circuito Imola de San Marino que quedaría escrita la última competencia del campeón brasileño de Fórmula Uno, precisamente a 14:17 horas locales del uno de mayo de 1994. La competencia siguió y al final ganó el alemán Michael Schumacher, sin embargo por respeto no hubo celebración, fue un amargo triunfo ante un rival que entregó todo y perdió la vida en la pista.

Al concluir su vida agitada se han recopilado sus marcas y logros, destacándose como uno de los grandes de la historia con 161 Grandes Premios, ganando 41, con 80 podios, 65 pole position y tres campeonatos del mundo (1988, 1990 y 1991), entrando en una lista inmortal de F1 junto al alemán Michael Schumacher, el británico Lewis Hamilton, el argentino Juan Manuel Fangio o quien fuera su compañero y rival, el francés Alain Prost.

Otro atributo del recordado Senna Da Silva es su estilo de manejo atrevido, fue uno de los más veloces de todos los tiempos, especialista bajo lluvia (11 triunfos), destacó a más de 300 kilómetros por hora en estas condiciones, con vueltas perfectas en circuitos complicados como el de Mónaco que gano en seis ocasiones.

A pesar del paso del tiempo, el piloto nacido en Sao Paulo, Brasil hace 60 años, no ha sido olvidado y sus fans han ido al campo santo a rendirle homenaje a su tumba en señal de respeto, admiración y cariño por lo que hizo en vida sin importar que después de su partida han pasado otros grandes pilotos, pero ninguno tan admirado y querido como él. (GG).